En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 9 de diciembre de 2013

La entrevista a Francisco Flores

La entrevista a Francisco Flores
Marvin Aguilar

Estamos listos para en caso de que todo lo relacionado con la donación taiwanesa a El Salvador se demuestre que el ex presidente Francisco Flores fue calumniado a pedirle a él y a los lectores las obligadas disculpas.

Soy docente de comunicadores y uno de los medios escritos que habitualmente estudiamos en clases es EDH. Considero que este periódico es uno de los decanos del periodismo nacional y por ello su estilo y línea editorial debe ser estudiado en las aulas universitarias.

Sus editorialistas entre otros son obligadas lecturas en la materia. Se trata simplemente que los alumnos comprueben con la realidad y la lógica los argumentos esgrimidos vehementemente por los diversos articulistas de EDH. Concluir la diferencia entre opinión pública (la de la población) y la opinión publicada (la de los escritos).

Entonces así como antes hemos criticado duramente el silencio de Francisco Flores en relación al caso de los 10 millones tenemos en esta ocasión de reconocerle su fugaz aparición para aclarar desde su punto de vista las declaraciones del presidente Mauricio Funes que, lo acepten o no está afectando a ARENA en las encuestas.

La nota de EDH en clase de opinión pública:
Nos debe llamar la atención que nadie firma una nota tan importante; esto sin menospreciar que es una exclusiva además igualmente no hay fotoperiodista responsable de las imágenes. Esto en periodismo es notable detalle ya que eso significa que ningún informador desea hacerse cargo de una entrevista que puede parecer ¿arreglada?

Inmediatamente después de tan noble confesión del anonimato que solo puede ser detectada por los colegas de otros medios o aventajados lectores la nota inicia así: “Francisco Flores no se queda callado”.

Esto lleva la intención clara de colocar al lector al terreno que defiende que todo es una calumnia contra el ex presidente. El medio sienta posición a favor de una de las partes antes que la objetividad requerida en este caso.

Bueno, una frase no debe de predisponernos ante la lectura de una entrevista tan ansiada ¿por la nación? Pero la antesala que desde el anonimato escriben desanima: “con contundencia emplaza…”; “declara con convicción que no hay pruebas y que todo es falso”.

Desde luego citar a un personaje como el fiscal general es menester para bajarle perfil al meollo del asunto; conjugar fuera de contexto sus palabras con expresiones que dejan como chismoso al presidente: “Le resto credibilidad… y advirtió que sus comentarios son inoportunos”.

Esto es convenientemente ubicar al funcionario del bando de la versión que  sostiene que todo es falso. Cuando lo vital hubiese sido citar que el fiscal negara dicho delito. Anti periodísticamente omite sin embargo que la FGR está investigando al ex presidente.

Sin ningún análisis crítico u objetivo da por verdad moral y legal e irrefutable que como no existe denuncia de Taiwán o EE.UU. El Salvador y menos el presidente Funes tienen porque sentirse ofendidos.

Esa lógica pretende sostener que como no es dinero salvadoreño que se haya perdido o desviado no es asunto nacional sino de quienes serían los ofendidos: dos gobiernos extranjeros. Olvidándose que fue en nombre del Estado salvadoreño o de ARENA que se gestionó ese donativo dejando ahora avergonzado ante el pueblo salvadoreño a Taiwán.

La entrevista:
Flores comienza haciendo estratégicamente una mezcla de cosas falsas con la acusación de Funes. Esto busca dejar la impresión que como unas citas son absurdas todo es mentira.

Hasta la tercera pregunta el ex presidente no aclara lo medular: ¿existió o no ese donativo de 10 millones entre otros que pudo haber hecho Taiwán? ¿Los destinos mencionados fueron reales para ese donativo?

Vuelve como estrategia a acusar a Funes de lo mismo que acusaron al ex presidente Napoleón Duarte (1984-1989) locura. Parece que no se han dado cuenta que Funes no es Duarte y, que distan 25 años de revolución tecnológica entre ambos periodos.
Finalmente recurre al argumento de la imposibilidad de demostrar que exista algún dinero en sus cuentas personales.  

Lo explicábamos en el artículo anterior: según la ruta (NYC-Costa Rica-Miami-Bahamas) que no es explicada por Flores en la entrevista estos dineros terminan en cuentas de sociedades pantalla o testaferros, igualmente los paraísos fiscales no colaboran con la justicia evitando así jamás, jamás, conocer los nombres de quienes son los titulares de las cuentas de las sociedades dueñas de las cuentas.

Perdió entonces una oportunidad maravillosa de desvirtuar las declaraciones de Mauricio Funes porque finaliza planteando con dificultades argumentativas de comprender su inocencia y fundamentar la supuesta paranoia de quien lo acusa. ¿Por qué se pudo armar estos documentos tanto el de Funes como el del fiscal sobre este donativo si todo es una calumnia?

Exigir que se presente pruebas es válido en un juzgado para que lo haga la FGR, pero a lo que él ha sido sometido en los medios y la opinión pública es a un sumario político y lo acepten o no le pasará factura a ARENA. Desentramar la trama contra él es lo mínimo que debió haber aclarado. Al no hacerlo volvió a demostrar arrogancia hacia el pueblo o en el peor de las lecturas culpabilidad.

EDH ha demostrado que la parcialidad no tiene límites. Pero aún peor a dejado claro que cuando está se junta con el odio no solo insulta a los lectores -dentro de los que me incluyo- sino que desde las aulas universitarias nos hace sentir pena ajena por sus periodistas, editores y empleados que sabiendo en su conciencia que tuercen, omiten o callan datos, preguntas o versiones nos dan lecciones de cómo es hacer periodismo del silencio.

Yo no solo voté por Francisco Flores, sino que además pedí el voto para él, debido a eso me siento con la autoridad moral para exigirle que aclare las acusaciones, que conteste, de la cara de forma contundente, que no se escude ante un medio complaciente que no se olvide que la patria no vale un hombre cobarde y que ya no se puede en nombre del sistema seguir pidiendo silencio y complicidad ya que eso en realidad con el juicio de la historia es ser todo lo contrario de lo que Roberto d`Abuisson padre defendió: vende patria.


Finalmente cabe preguntarse ante tanta incoherencia, anonimato y premura ¿dio Francisco Flores esa entrevista?   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada