En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

viernes, 8 de noviembre de 2013

VIVA, BRAVO Y HURRA…YA TENEMOS CONSUL EN LONG ISLAND

VIVA, BRAVO Y HURRA…YA TENEMOS CONSUL EN LONG ISLAND

Vaya al fin.

Gracias a los amigos en FB. La comunidad salvadoreña en general puede decir ahora, que conoce el secreto mayor guardado. La silla vacía de cónsul en Long Island ya tiene a alguien quien se siente en ella.
No creen señores que lo idóneo es que se le diera a conocer de manera oficial a través de un medio local.

Si el problema es de recursos económico para pagar un cuarto de página en LTH, la solución está a la vuelta de la esquina con solo haber pasado una vez el guacalito a los usuarios de nuestra casa, bien  se hubiera pagado la publicación, si no es que el Boss les publica la noticia de free. En su defecto la otra opción era organizar un bailongo para este fin. No hay que desperdiciar la experiencia acumulada en cuatro años. Así que no hay escusa.  
Dado que el nombramiento se da en el zenit de la administración y como es de suponer que luego de las próximas elecciones vendrán cambios. En estos pocos días que les quedan, que son pocos, sino hagan cuentas. Noviembre ya se fue, diciembre lo dedicaran a las fiestas y bailongos de fin de año para estrechar lazos de hermandad y en enero preñaran la gata esperando que llegue febrero con las elecciones. Quizá pudieran utilizar un par de días para elaborar un plan de trabajo que pudieran dejar como legado, que desarrollar con la comunidad en aras de buscar su empoderamiento o en su defecto revaluar la ya famosa política de puertas abiertas que solo ha servido de lavadero de caras a políticos anti emigrantes, a seudo líderes salvadoreños disfrazados de ovejas mansas y altruistas que han defraudado a su propia comunidad y contribuir a la desvalorización de los artistas salvadoreños desplazándolos en un segundo plano al permitir que sean artistas ajenos a nuestra nación quienes estén al frente de eventos culturales y artísticos en nuestra casa.

Humildes recomendaciones por si las quieren tomar en cuenta.

Ni modo, no queda de otra y para que no comenten y/o tilden de malos salvadoreños. Aprovechamos la ocasión para extender nuestras felicitaciones por el nombramiento del nuevo cónsul.  

Disculpen en ni modo. Pero considerando que GOES nos han venido dando paja a través del vice ministro de relaciones exteriores, que la diáspora salvadoreña en la mera mengambrella y que el objetivo es su integración y hermanamiento para el desarrollo de la nación.

Si ello es así como dicen, lo mínimo que pudieron haber hecho es  consultar a la comunidad respecto quien de ambos vicecónsules pudiera representar de mejor manera a la nación y a la comunidad de Long Island.

Una utopía dirán algunos, es como pedir Peras al Olmo dirán otros. No nos demos paja  ya que al parecer una buena sopa de apretadores y un par de chelas son más influyentes que la opinión de la comunidad que tiene que lidiar con estos personajes que nos mandan…Verdad Sr. Vice. 


No queremos dejar pasar la ocasión para recomendarle al cipote…Ups… perdón Sr. Cónsul General.

Tenga más mesura cuando le dé por disfrutar y vivir la vida loca, ya que debe tomar en cuenta que representa a toda una nación y por ende la imagen de la comunidad en el exterior. Que utilice las instalaciones de nuestra casa y/o oficinas apropiadamente, no en otros menesteres ajenos a las labores consulares.  

No es por nada, pero mejor vale prevenir que lamentar o como decía Aniceto…es que uno de cipote es tonto y cuando una piensa la otra no.

Tenga presente que es una figura pública y un empleado de gobierno al servicio de la comunidad y su nación. Así que no se engolosine con los beneficios y/o privilegios que pudieran acompañar el cargo.

Para ser honesto quisiéramos ser portadores de buenas nuevas que proyecten a nuestra comunidad en aras de su empoderamiento al interior de esta sociedad que por ahora nos alberga.

Para muestra un botón, solo basta seguir las redes sociales, medios locales y nacionales para conocer de la algarabilla de la comunidad que hoy celebra con bongos y platillos el hecho que el nombre de una salvadoreña ocupe los anales de la historia de Long Island dentro de la política local.


Muchos celebran a viva voz y alimentan su ego nacionalista con los logros alcanzados por Mónica Martínez. Bueno si hoy hasta fotos se toman con ella los titulares del consulado cuando tiempo atrás y en plena campaña daban su apoyo a su contendor Rick Montano. 

Así somos los salvadoreños, nos gusta saludar con sobrero ajeno y no apoyamos. Pero con decía Roque Dalton en su poema de amor…son mis hermanos.

Así que a portarse bien que nada les cuesta y haber cuando presentan al otro vice cónsul.

     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada