En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 11 de marzo de 2014

Aceptar los resultados del 9M

Aceptar los resultados del 9M
Marvin Aguilar

Ganar al igual que perder con 6,357 votos es relativo. El FMLN tiene ahora el gran desafío de no ser espejo de nadie y de nada. ARENA preguntarse ¿Quién apoya en el país su teoría de fraude electoral? Nadie.

¿Tuvo éxito hacer pensar desde ARENA que El Salvador sería como Venezuela? Sí, fue soñar lo mismo todas las noches y, esto terminó por quitarles la tranquilidad y originarles miedo a miles.

Pero si se puede pensar lo malo hacia adelante igualmente debiésemos poder soñar lo bueno y, a eso renunció el FMLN: explicar porque no seriamos arrastrados a una vorágine de violencia como la que veíamos por televisión sucedía en Caracas o Táchira.

Igualmente es de analizar la actuación del presidente Funes en esta segunda ronda. Bien se puede inferir que la ayuda que aportó su participación en la campaña hacia el 2 de febrero, no fue en la misma medida provechosa para el 9 de marzo, ya que una insistente replica de acusaciones hizo avistar poses dictatoriales. Esto y otra vez el silencio sobre Venezuela disminuyeron la brecha de 300,000 votos entre ambos contendientes.

Ganar por la mínima manda ponerse de acuerdo.

Lo cierto es que la izquierda latinoamericana es diversa. No es lo mismo la Venezuela militante chavista que el Brasil que ha sacado de la pobreza a 50 millones, Uruguay que legaliza el aborto, uniones gais y la mariguana con el Ecuador cristiano de Rafael Correa, la Nicaragua que se encamina a una dictadura capitalista que una Argentina que abandona la dinastía kircherista y, de la misma manera El Salvador no será igual al resto de aliados de la izquierda del continente debido, entre otras cosas a las particularísimas circunstancias de nuestro país con Estados Unidos y el temor al comunismo.

Perú y Chile poseen gobiernos de izquierda y no por eso dejan de ser ejemplo para El Salvador. Y si bien Venezuela fue el disparador o faro que desencadenó la ola de gobiernos de izquierda en el hemisferio y que a ella deben gratitud todas las izquierdas latinoamericanas y del Caribe ninguna está obligada ni por el chavismo o ALBA a seguir un guión establecido desde Miraflores.

Una vez se gana la idea es mantener el poder y si hay algo que las izquierdas han entendido del siglo XX es que para mantenerlo una vez ganado se vuelve necesario tropicalizar las ideas y discursos en cada nación pesar que las ideologías izquierdistas tienen el mismo origen: desigualdad política, social y económica en el continente.

Volviendo a la izquierda salvadoreña. Ahora el FMLN no habla de eliminar ricos sino de hacer más riqueza. Desde luego esto implica destruir el monopolio político-económico que desde la década de los 70`s instalaron las clases dominantes en El Salvador. Proponen ampliar ese desigual 0,47% de la población salvadoreña que concentra 20,000 millones de dólares. Esa es la verdadera guerra.        
El FMLN no ha recibido un cheque en blanco, ni tampoco ha triunfado la revolución. Por eso es importante que se entienda que no deben confundirse como lo hizo ARENA que creyó que ganando 20 años seguidos las elecciones significaba que habían ganado los 12 años de guerra civil.

Esto permeó que se consolidara la corrupción tan escandalosa que tiene en Paco Flores no el único, menos el ultimo pero sí, el más notorio caso.

Las adhesiones hechas al FMLN de diversos sectores han indudablemente abierto la puerta para que igual se cuelen una discreta camarilla de ladrones que creen que por haber apoyado públicamente a Salvador y Oscar pueden hacer –por ejemplo- que el Ministerio de Hacienda les ayude a evadir impuestos, viejas prácticas que igualmente se sobrevivirían ahora con el FMLN.

Corolario:
El FMLN le debe el triunfo a San Miguel y al oriente del país. Igualmente ARENA perdió la presidencia por los abultados 16 puntos arriba del FMLN en la metrópoli oriental.

Si bien Cabañas es el estandarte, La Libertad, el departamento en donde ARENA sacó la mayor ventaja-votos fue de 7 puntos. Pero el oriente de El Salvador ARENA prácticamente lo perdió. Incluso La Unión único departamento ganado por la derecha en la región fue tan solo de 0.9.

ARENA ni con la suma de Wil Salgado y militantes separados de ARENA por las desatinadas decisiones de Ernesto Muyshondt en el pasado cuando impuso a Edgar Escolán y Lucy León como diputados pudo remontar los resultados migueleños del 2 de febrero en el sentido de poder aportar quizá los pocos votos que hubiesen hecho la diferencia, sino que les tocó por la suma del pésimo trabajo político y el abandono ideológico ser responsables de la derrota nacional.

El FMLN ahora tiene que volcarse a desaparecer la sensación de abandono que se tiene con razón o no en la zona oriental. El miércoles 5 de marzo se lo mencionaba a Marcos Rodríguez, coordinador del programa de gobierno de Salvador Sánchez Ceren así como ahora oriente a salvado la victoria de la izquierda de igual manera la factura será onerosa si se olvidan de la economía, cultura, trabajo y seguridad pública, desarrollo entre otras cosas del oriente salvadoreño.

Los dos partidos tienen pues, tarea pendiente en la región ultralempina, en donde no somos Nahuat-pipiles sino Lenca-Poton y, eso, es ya una gran diferencia – le comenté a Sandra Barraza- de mentalidades.

Los políticos entonces que llegan desde San Salvador deben tener en cuenta si desean unos cambiar las cosas y otros si desean mantenerlas contar con el auxilio de la antropología.


Pero el COENA está enfrascado en un supuesto robo de las elecciones que comienza a desgastarlos para 2015 en lugar de atender lo urgente: su renuncia.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada