En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 20 de abril de 2015

La caja china y el presidente Sánchez Cerén-Marvin Aguilar

La caja china y el presidente Sánchez Cerén
Marvin Aguilar

En la película: La Dictadura Perfecta Luis Estrada nos devela como se articulan crimen organizado, políticos y medios de comunicación para construir horrores. Inventos, inducción o manipulación con altas dosis de pasión que desplazan a los verdaderos crímenes de la percepción ciudadana. Quedan así impunes e intactos delincuentes de Estado. Esta acción se le denomina en el filme: la caja china.

Marx dejo un error de fábrica ideológico el cual algunas izquierdas no superan. Nunca habló de la cultura de masas, filosóficamente no se la imaginó. Telesur en sur América es resultado de repensar la izquierda; RT de Rusia de combatir la hegemonía y unilateralismo y, en el caso iraní con Hispantv la localización como moneda de cambio frente a la globalización y, las tres forman un bloque importante de medios a nivel mundial.

El Salvador viene de 10 años de presidentes mediáticos y si se plantea un nuevo estilo presidencial menos expuesto a los medios, la oficina de comunicaciones de la presidencia debe asumir esa ausencia. Quizá el cambio hacia Eugenio Chicas sea una manera discreta de reconocer lo mal que han sido manejadas las comunicaciones desde CAPRES.

Como lo demuestra cada domingo el arzobispo culturalmente poseemos un sistema político personalista, las palabras del presidente deben estar en todo y a cada momento, más aún durante las crisis, sean inventadas, reales o aumentadas.

Las comunicaciones de CAPRES, deja entreverse tal como el presidente de la república planteó la caja china salvadoreña no saben cómo manejar una crisis ya que si bien el presidente Sánchez Cerén tiene razón en lo dicho, cuando está mal dicho, es obligada la matización desde la dirección de comunicaciones explayándose en el contenido de las frases expresadas por el mandatario.  

La ausencia de la reducción del tono en lo dicho por el presidente lo expuso como un enemigo de la libertad de prensa y de ser posible del derecho a expresarse, pose donde lo quería ubicar desde hace tiempo la derecha.

No se necesita hacer una encuesta para darse cuenta que la población cree que el país está hundido en un caos delincuencial como nunca en la historia universal y, esto es resultado del manejo que los medios hacen del tema ocultando que igual sucede en México, Honduras y Guatemala donde gobierna la derecha.

El miedo siempre ha perdido todas las batallas pero ahora con los mass media es más rápido dejarlo en evidencia y derrotarlo y eso es lo que a la izquierda salvadoreña le cuesta entender.

No es pretexto seguir con el argumento de los setentas, donde se lloriqueaba del control total de los medios de comunicación en manos de la derecha. Actualmente existen un significativo número de canales de TV, radios, periódicos, redes sociales alineados hacia la izquierda que pueden ejercer contrapeso e influencia para que la opinión pública no reciba solo una parte de la información.

Pero, exceptuando los digitales ¿por qué las audiencias de los medios no alineados al pensamiento conservador no se igualan con LPG, EDH o TCS? Es sencillo: quienes planean y deciden los contenidos o no saben de cultura de masas (error marxista tradicional) o, no saben que los afectos de la demanda individual posibilita la demanda común.

Lo que se ve o lee es lo que lleva a la gente a identificarse con las ideas y luego actuar políticamente; no es broma decir que es mejor pos marxista la derecha.

Armando la caja china:
Hubo una semana de abril donde coincidieron cuatro eventos de los cuales tres debían disminuirse hasta pasar desapercibidos y uno debía copar las planas de periódicos, entrevistas de televisión y posicionarlo como el tema que más debe interesar a los salvadoreños.

Ante un inusitado aumento de muertes la conferencia de prensa de un director del IML “que odia salir en los medios” se imponía. De forma severa, cordial, dramática y afable nos informó que habíamos llegado a índices históricos de muertes violentas en El Salvador.

El titular estaba hecho. Todos los medios a ocho columnas informaron de la matazón nacional. No se profundizó que todo está concentrado en 9 municipios con alto índice de muertes por habitantes. No importa –según PNC-  que un porcentaje bajo del 100% de los crímenes o delitos sean cometidos por pandillas. Incluso que de las 50,000 capturas anuales que la policía realiza el 90% sale en libertad por falta de pruebas.

La aparición en escena de una madre con 14 menores y que tiene algunos hijos presos solicitando un dramático asilo en la embajada estadounidense y luego en organismos internacionales daba la innegable prueba del caos que la nación sufre.

Desde luego un no re electo diputado de ARENA que recibirá por adelantado su bono al que ya no tendría derecho se apersonó al lugar, no a darle alojamiento en su casa, sino a llevarle una tienda de campaña para que siga durmiendo en la calle; luego la infaltable rumorología: un toque de queda anónimo que la Alcaldía Municipal otorga validez y, no recoge la basura. Muertos, desplazados y suciedad fuimos un walking dead.

Corolario:

En efecto estimado lector, sucedieron cuatro eventos esa semana, pero si usted solo recuerda la ola delincuencial y le queda la sensación de que todo es culpa de un gobierno que ahora pretende atacar la libertad de expresión y, no puede identificar los otros tres sucesos igualmente importantes para nuestra sociedad, pues entonces la caja china organizada por unos medios a los que sumaron entusiastamente todos, funcionó a la perfección. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada