En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 28 de mayo de 2015

La derecha a contabilitatii - Marvin Aguilar

La derecha a contabilitatii  
Marvin Aguilar

La presencia de Roberto d’Aubuisson, Jorge Velado y Alfredo Cristiani, incluso de prominentes y dirigentes empresariales en la beatificación de Oscar Romero es la mejor acción por parte de la derecha salvadoreña frente al peso indiscutible de la historia. Su asistencia fue una forma de rendir cuentas.

El miedo a veces cambia de bando. La beatificación de Romero lo demuestra. Es que para ser dirigente hay que ser inteligente, seguir al pueblo es lo que hacen los líderes y serlo solo se puede si se visiona o anticipa las aspiraciones de los ciudadanos.

Dirigir la derecha no es abrogarse la única y autentica interpretación de la ideología nacional, eso es fariseísmo político. Y eso es lo que el COENA y quién hizo sus veces en el pasado vienen haciendo desde la guerra fría.

Por qué se van decía un viejo Erich Honecker cuando los jóvenes abandonaban la DDR. Si los puntales de la izquierda han desparecido y han tenido que terminar en la social democracia mimetizándose con el sistema que tanto criticaron antes que hace más grande la brecha entre ricos y pobres, ¿cree la derecha que sus pilares tradicionales tampoco han dejado de ser, no digamos útiles sino que reales?

Desde niño supe que la foto de Romero no debía estar en casa y que el mejor comunista era el que estaba muerto. Esas ideas se quedaron vacías, la historia se encargó – el 23 de mayo de 2015- de colocarlas en su sitio.

II
La cosmovisión que promueven los valores de la derecha de que si tienes dinero puedes comprar todo, amistad, sexo o la universidad ¿deben de ser revisados a la luz del discurso del arzobispo mártir? 
Son esos principios morales los que han puesto precio a la dignidad de los salvadoreños y los que envalentonaron a las pandillas. La construcción social que la derecha con sus planteamientos económicos ha creado y desde luego las iglesias con su doctrina de la prosperidad y más que todo la buena nueva que la salvación es individual es lo que nos ha llevado no tengo duda a la muerte del hombre por el hombre.

Nunca mejor escrito: sálvese el que pueda. Eso es lo que genera el miedo y por eso la derecha siempre recurre a ese miedo para ganar las elecciones aunque jamás se resuelvan los problemas endémicos como pobres engendrando pobres que luego evolucionan a pobres matando pobres.

El mundo aunque lo parezca no es un supermercado: Piensa mal y acertaras, los demás son competidores no humanos; vive la vida como si fueses empresario de ti mismo; lo público es malo lo privado es bueno; el mercado es mejor que lo colectivo y, lo supremo: robar no está mal si produces riqueza. Como la represión que denunció Romero eso debe cesar.

III
Las independencias americanas nos llevan 10 años de adelanto a la independencia centroamericana. Y eso tiene su origen en el conservadurismo rancio, servil a la corona, temeroso del que la elite de Centroamérica siempre ha padecido.

Los jóvenes, población mayoritaria en la actualidad asocian ese pensamiento en ARENA y sus medios de comunicación así como en algunos dirigentes empresariales. El mandarinato, cacicazgo, sultanato que han creado en ARENA debe desaparecer.

Me refiero a que si somos un sistema político representativo, significa que unos representan a los muchos que nunca están cuando se toman decisiones importantes: como matar un arzobispo para detener al comunismo; dolarizar el país para volvernos el Hong Kong del área; decidir quiénes y que lealtades deben tener los candidatos y luego diputados.

Decir que esas maneras son democráticas o que ese sistema es democrático es un exceso verbal que con el tiempo los ciudadanos ponen en duda, de allí, que ante esa enorme desconfianza que genera esas formas es que la Sala de lo Constitucional mandó innecesariamente en esta ocasión a contar los votos.

Corolario:
El cambio de chip debe ser no solo asistir al apoteósico acto de beatificación por parte de los dirigentes areneros, pasa por entender entonces que debemos someternos al juicio histórico del papel que ha jugado la derecha en la muerte del beato y pedir perdón.

No vale el argumento de culpas inexistentes, de juicios mal juzgados o pre escritos sino de la obligación moral de una dirigencia de reconciliar una ideología – la derecha- con la democracia y atajar a la historia adelantándose evitando que sea ella quien nos alcance. 


La derecha criolla decimos basa sus uniones por un interés puramente económico y luego ideológico. El caso de Roberto Rubio al que se le pretende dar la dimensión de un perseguido político de un régimen totalitario en 2015 contrasta con el trato de demonio que dueños de medios de comunicación católicos dieron a Monseñor Romero en 1980.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada