En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 24 de agosto de 2015

A millón y medio por año representó Salgado a los migueleños-Marvin Aguilar

A millón y medio por año representó Salgado a los migueleños
Marvin Aguilar

En la rendición de cuentas que con motivo de sus cien primeros días de gestión edilicia hiciese Miguel Pereira nos enteramos que nada fue de choto.

La pasada administración además de estar plagada de oscuridades que nos hacen suponer relaciones con el crimen organizado y favores a amigos que repercutían en beneficios económicos ahora además nos enteramos que el municipio poseía una deuda de 23 millones de dólares. La buena noticia es que ya solo debemos 21 millones.

Esa es la cifra de la cuenta final que nos costarán los delirios de grandeza de un encantador de serpientes y vendedor de tapices. Esos millones fueron para pagar las monumentales obritas que mantuvieron a un personaje del absurdo en el poder por 15 años.

A millón y medio por año nos representó Wil Salgado a los migueleños. Nada de eso para la cultura y las artes. Nada para una política de deportes municipal que aportará una cantera para el Águila o el Dragón. Menos algún dólar para invertir en desarrollo humano que nos sacara del listado de municipios más peligrosos del país.

El ex alcalde desde luego si puede presumir de mejoras. Pero las de él. De ser un vendedor de billetes de lotería que vivía en la curruncha ahora vive en la Ciudad Jardín.

Poseedor de una desconocida cantidad de inmuebles puede después de 15 años de haber sido funcionario público dedicarse a los bienes raíces, su nuevo negocio personal.

Su recorrido por el PDC, PCN y GANA le permitió tener asesoría de primera desde la Corte de Cuentas, a tal punto que el esposo de la delegada de CCR en San Miguel era gerente de la Alcaldía Municipal salgadista y eso al parecer limpió el estiércol de su diarrea crónica de quince años. 

Su paso por ARENA le dejó un canal de televisión y luego una fundación TVO donde puede al igual que los grandes evadir impuestos desde los vacios del código tributario.

Wil Salgado quien decía ser la derecha descalza ha dejado a la comuna debiendo hasta la camisa. Él, que hablaba del terrorismo del FMLN ha cometido terrorismo financiero dejando una Alcaldía con Kwashiorkor. Hablaba de ser uno más de los pobres y salió del puesto siendo un vulgar nuevo rico.

Corolario:
Miguel Pereira debe evitar ese camino. La elección 2015 la ganó con el apoyo de la derecha que vimos en él una real opción de poder, gestión y cambio. Será hasta la elección de 2018 que ganará por sus propios meritos y caudal político y eso está comenzando a construirlo desde luego con un por momentos cansado equilibrio.

Por eso hacer comparaciones con Nayib Bukele o aspirar a una vice presidencia son rémoras que pueden atrasar lo importante.

La ciudad necesita obras de infraestructura como el By-pass o mejoras al estadio Barraza. Pero concentrar el discurso de reelección en el MOP o INDES es propio de una gestión de derecha.

Lo realmente necesario además de eso es volver San Miguel una ciudad sin violencia, con opciones al consumismo que solo dan las artes y por qué no, generadora de auto empleo ya sea por medio de creación de MYPES o por el desarrollo de una eco-agricultura para el consumo local que le generará impuestos.

No pedimos nada que se pueda resolver en tres años pero sí que pueda ser obvio que se transita hacia esa meta.

Igualmente la denuncia sobre las sospechas de corrupción por parte de la administración anterior no debe estar condicionada al pacto FMLN-GANA que existe en la Asamblea Legislativa. Eso pasara factura por una parte de los votantes en el futuro.

Wil Salgado será candidato en 2018. Y si entonces los migueleños no sienten que la ciudad es más segura y que el alcalde nada o muy poco ha hecho por eso y si no existe ningún caso de corrupción detallado de la cantidad de sospechas que rodearon la administración salgadista entonces parecerá que a lo mejor Salgado fue buen alcalde y que incluso yo, me equivoque juzgándolo.

Bien se puede empezar por detallar qué empresas y personas se beneficiaron con esos 23 millones. Es decir a quiénes pagó, contrató y encargó bienes, servicios y proyectos con ese dinero e incluso cuantas veces lo hizo y si fue siguiendo la ley LACAP o no.
Hacer pequeñas obras posee las características de tres veces bueno. Por un lado se hace presencia municipal y beneficia a todos los barrios, colonias, comunidades, cantones, caseríos del municipio. 

Que es bueno.

Luego se pueden hacer las adjudicaciones sin licitación debido a su bajo coste, lo que es bueno para empresarios y funcionarios corruptos que sobre costean las obras para sacar la mordida para todos.

Y finalmente es bueno porque permite una cadena de inauguraciones donde su pueden llenar revistas enteras con fotos y videos institucionales que pueden presentar al funcionario como un gran reformador.


De eso debe huir Miguel Pereira. Y es solo posible sentando un precedente juzgando la corrupción del pasado. Sin miedo y ataduras políticas, pensando en las futuras generaciones no en las próximas elecciones ya que esas se ganaran haciendo lo correcto y no como resultado de arreglos bajo la mesa.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada