En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 12 de agosto de 2015

LOS VITUPERIOS QUE EMEGEN DEL CIRCULO DE EROSTRATO III - LA MUTACION 2015 DEL CLAN FLORES

LOS VITUPERIOS QUE EMEGEN DEL CIRCULO DE EROSTRATO III - LA MUTACION 2015 DEL CLAN FLORES

Un día de lluvia tenue, idóneo para pensar en la inmortalidad del cangrejo y continuar con la evaluación de una semana de fiestas, bailongos, teatros y tragicomedias en honor al orgullo salvadoreño.

Luego de ver el collage de fotos que nos han compartido a esta redacción, con las cuales se nos proyecta el éxito alcanzado por “The Hispanic Media”  en su primera gala organizada “Orgullo Salvadoreño” o más bien dicho por el Clan de los Flores.

Así mismo, motivados por el mensaje que se nos compartiera a los asistentes del conversatorio con la Vice Ministra para los salvadoreños en el exterior el día sábado 8, donde se tuvo a bien señalar que para procurar un cambio, la verdad de los hechos debe de estar presente en todo medio, si realmente buscamos forjar un cambio en nuestro país. 
Lo que nos llevo a concluir, que este cambio no solo atañe al acontecer de  nuestra nación, sino también al interior de nuestra comunidad en el exterior, si realmente se desea forjarse.

En este sentido y dada nuestra idiosincrasia donde la figura institucional del Consulado y el Sr. Cónsul como titular al frente, juegan un papel importante ya que por costumbre, se entiende que todo lo que emana del ente institucional,  debería de ser aceptado como dogma de fe ya que todo aval que emane de la institución es sinónimo de legitimidad y/o credibilidad.

Nuestra recomendación en el caso que querer comenzar a forjar este cambio. Hay que tener una especial atención con aquellos salvadoreños lobos vestidos de oveja que se acercan a nuestra casa con saco y corbata. No vaya hacer que aprovechándose de la política de puertas abiertas que nos heredaron los anteriores cónsules a la comunidad. Le den la mano y se tomen el codo hasta donde amarro la mula chepe. O bien le endulcen el oído que con sus acciones y bailongos tal cual  Mana caído del cielo, los ponen a su disposición para alimentar el ego y el nacionalismo salvadoreño con derecho a foto.

De aquí que esperaríamos que se asuma un rol más activo acorde al juramento que todo titular que está al frente de nuestra casa en el exterior, hace ante la bandera y constitución. El defender y hacer valer los derechos de los ciudadanos salvadoreños en el exterior, incluso hasta de los mismos salvadoreños parásitos oportunistas, además de incluir en la agenda: Actuar como mediador, gestor y promotor de la integración para juntos trabajar por un objetivo común. Tal como lo señalara la Sra. Vice Ministra y dar legitimidad a los hechos y acciones que  favorezcan a la comunidad como ente colectivo, más que favorecer a un pequeño grupo que se auto nombran líderes comunitarios que por años han limitado su desarrollo y empoderamiento al interior de esta sociedad que nos alberga. Además de defraudar y mancillar su imagen a través de  sus vituperios.

Basado en el acontecer de estas semanas y cumulo de acciones que se pueden señalar y documentar como antecedentes dentro del contexto del oportunismo, fraude o delinquir de estas humildes criaturas del universo y eructos de la naturaleza.

Tómese a bien considerar otra recomendación. La de evaluar la factibilidad de asumir desde ya, la responsabilidad y el derecho exclusivo de designar a los salvadoreños que si se merecen por merito propio y comprobable, congratular como Orgullos Salvadoreños, si la necesidad es imperante.

Ya que en nuestra opinión estos deberían de ser elegidos a través de un record comprobable de su activismo comunitario para beneficio colectivo y no me refiero a los casos que utilizan lo social o comunitario como parapeto para realizar su propio negocio. Que sean poseedores de una entereza moral, ética, honorabilidad,  principios y valores, etc. A fin de determinar que realmente vale la pena proyectarlo como ejemplo a seguir de cara a las nuevas generaciones de salvadoreños en el exterior.  Por supuesto a través de un comité integrado por ciudadanos salvadoreños de honorabilidad comprobada y apolíticos. Ello para no confundir con el emprendurismo individual. Ya que esto es un menester que atañe a las organizaciones comunitarias legalmente establecidas y/o cámaras de comercio y/o industria, que quieran asumir este rol de congratular y hacer su propia pachanga o bailongo.

Hay que tomar en cuenta que hablar de orgullo salvadoreño es hablar de nuestra dignidad, y no cualquier chinche o telepate debe de levantar este estandarte, mucho menos que sean impuesto por conveniencia y/o interés, ya que a través de él, nos vemos reflejados de cara a otras comunidades. “El respeto se gana con hechos y con dignidad”

Porque es importante separar la chicha de la limonada de cara a la comunidad. Si bien es cierto es justo y necesario reconocer el altruismo, la caridad, la filantropía, honoris causa, el activismo comunitario o como se le quiera llamar de un salvadoreño. Tiene que hacerse con responsabilidad no a conveniencia solo por enaltecer el ego salvadoreño o de dedo con un fin meramente comercial o para lavarle la cara a un bellaco de sus vituperios.

Ya que es  implícito en el titulo que se otorga al ser honorado, que este debe de ser un digno representante de la comunidad a través de sus hechos y acciones, para que todos compartamos ese mismo orgullo de ser salvadoreño.

Lo explico con jocotes y semillas de paterna.


Me pregunto si habrá algún salvadoreño que le corra la salvadoreñoridad por sus venas en Long Island y no chilate. Que se sienta orgulloso al saber que un ex convicto haya izado la bandera en un acto donde estando presente un Cónsul como máxima figura en representación de nuestra comunidad en el exterior le cedió este honor al ex convicto y para mas joder en dos ocasiones. Fotos existen de este agravio y ya han sido compartidas en diversas ocasiones con nuestros lectores.


O que este ex convicto se auto denomine líder comunitario y tal cual charlatan, fanfarronea que representa a 2.5 millones de salvadoreños en el exterior, menos uno, ya que de una me excluyo de ser representado por un bellaco como lo que representa Rafael Flores. Solo porque sueña a ser uno de los diputados de la guarida de Ali-Baba y los 84 hijos de la madre patria y mal llamados padres de la patria.

Si pretender menospreciar el éxito alcanzado por el Clan Flores a través de la organización de su Gala, que se puede concluir a través del collage de fotos que han tenido a bien compartir por diversas fuentes en la red social y que nos han hecho llegar a esta redacción. Aclarando a nuestros detractores que tampoco se quiere generar controversia alguna. Todo lo contrario se les reconoce el esfuerzo por maquillar el modus operandi del Clan como resultado de su mutación y/o reingeniería aplicada.

Y qué bueno, ya que esto es indicativo que no han echado en saco roto alguna de nuestras recomendaciones, al menos se puede considerar como logro alcanzado el hecho que presenten estos bailongos como negocio estrictamente, y que dejen de estar usando la fachada de servicio social a la comunidad como parapeto para cautivar el mercado salvadoreño.

Pero como bien reza el adagio “Gallina Salvadoreña que come huevos, aunque le quemen en pico” o, como decía mi abuela “Ni que se vayan caminando de NY a Esquípulas, en zancos o de rodias les creemos el Bendito” Considerando tremenda cola que patear que es más larga que la muralla china.

Lo que nos lleva a preguntarnos. Cual hubiese sido la actitud, acción a tomar o el pensar de los congratulados como orgullos Salvadoreños de haber llegado a conocer los antecedentes delictivos de quienes están detrás del show.
Y nos referimos aquellos que no les conocen de fondo,  ya que en relacion a los cheros, socios y demás que ya los conocen y se han beneficiado para sí de las dadivas del Clan. Es obvio que lo mismo les de Chana que Juana ya que su objetivo es la foto y los potenciales negocios a futuro que les llegaran por prestarse hacer bulto y contribuir a generar la percepción de su liderazgo.
Aclarando, que es válido decir que son líderes cuando nos referimos a su propio grupo de bellacos, y que para nada representa reconocerles un liderazgo comunitario, por lo menos de nuestra parte.

¿Se habrán realmente sentido orgullosamente orgullosos de ser honorados por ex convictos?

Lo explico con peras y manzanas.

Que hubiera pasado si a estos congratulados se les hubiera informado que el comité que los eligió sin tomar en cuenta un record comunitario que les de los meritos necesarios para elevarlos a lo máximo y ponerlos en un pedestal. Estuvo  integrado por el Viejo Lin, El Sierra, El Directo y el chino tres colas.

El ejemplo es válido ya que en ambos casos están involucrados delincuentes .La diferencia es que unos operan en El Salvador y otros en Long Island. Que unos viven y pagan sus fechorías en Sacatraz y otros andan libres jodiendo a más salvadoreños y gozan de dormir en su residencia particular.

Somos del pensar que la comunidad salvadoreña no necesita de orgullos salvadoreños para vanagloriarnos de nuestras raíces y alimentar nuestro ego. Ya que como pueblo nos respaldan otras actitudes de mucho más valor como lo es la humildad y la honorabilidad, a parte de nuestra laboriosidad que nos caracteriza a la mayoría. Lógico las excepciones no faltan y en este caso la conformar los mediocres parásitos que viven de engañar a nuestra gente, ante la incapacidad de ser alguien por su propia cuenta o desarrollar un trabajo o negocio dignamente. Pero como cada cabeza es un mundo. 

El pensar que compartimos con nuestros lectores para reflexión es que el silencio nos hace cómplices y que nuestro progreso en el exterior, depende de la integración y trabajo en unidad para alcanzar un objetivo común. Y este tipo de personajes solo representan una verruga a la cual hay que erradicar o extirpar antes que se conviertan en un cáncer.  

En fin, una Gala hábilmente organizada que dizque para enaltecer el orgullo salvadoreño, que de considerarse así, solo pudiera ser rescatable por la presencia de personajes que estratégicamente fueron invitadas para generar una percepción diferente de lo mi mismo al incluir en el programa a quien ganara el concurso de Belleza Latina y de Osman Canales activista pro emigrantes cuyos trabajos hablan por sí solos y que no necesitan de record alguno para justificarlo.
Por lo demás, se pudiera concluir que dicho evento le sirvió al Clan de los Flores como para agradecer a su network.





Como quien dice darles las gracias, ya que sin ellos no fuese posible gozar de una fuente de ingreso, justificar un trabajo con el ejecutivo del condado de Nassau, satisfacen su necesidad de ser alguien, permitirles autorealizarse vanagloriando su ego  y vanidad. Y también para ampliar dicho network de cara a nuevos proyectos que vislumbren por que el tarrayazo fue bueno.



Los partidos políticos de El Salvador estuvieron representados con simpatizantes del octavo sector de Arena y del FMLN, los aliados religiosos también dijeron presente, así como contendores y/o aspirantes a cargos públicos locales y oficiales electos de los condados de Suffolk y Nassau y lo mejor de todo, las citaciones fueron provistas por la oficina de fiestas y bailongos de Eddy Mangano, que más pueden pedir para los negocios.






Desde nuestro punto de vista. Si la intención era enaltecer el Orgullo Salvadoreño, que mejor oportunidad la de presentar a la comunidad a este selecto grupo que eligieron, ente la comunidad en el festival del día del salvadoreño americano, para que el pueblo les conozcan y sientan realmente orgullosos al conocer de sus hechos que desinteresadamente han aportado para la grandeza de nuestra comunidad. O más simple y modesto, porque no usar las instalaciones del consulado para dicha presentación. 

Ambas alternativas son validas de cara a un evento cuyo objetivo es comunitario que es lo idóneo y razón por la cual no debe de ser administrado de forma privada la designación de aquellos honorados como orgullos salvadoreños, ya que estamos hablando de la imagen y dignidad de la comunidad. La cual no debemos permitir que sea mancillada, mucho menos prostituida por unos dólares más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada