En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

sábado, 8 de agosto de 2015

MAL ACABA, QUIEN MAL EMPIEZA

MAL  ACABA, QUIEN MAL  EMPIEZA

Así reza el viejo adagio. Uno de los refranes preferidos de mi abuela quien fuera una sabia a sus noventa y nueve años.

Como es de esperarse,  dado el inicio de la temporada de fiestas y bailongos que se arman para enaltecer el orgullo salvadoreño, también trae consigo el surgir de oportunistas tal cual sompopos de mayo buscan a quien incrustar sus mandíbulas e ideárselas para sacarles las chirilicas y más aun si este no pagara impuesto alguno al Tío Sam. El mercado esta ready. Los incautos salvadoreños…perdón quise decir románticos y nostálgicos.

Una de las cosas que admiro de la sociedad norte americana es el respeto a los derechos del ciudadano  y/o consumidor en materia mercado.  Si usted paga por un bien o servicio tiene derecho a recibirlo tal cual fue pactado o en perfectas condiciones si es un bien. Si lo recibe de forma diferente. Tiene derecho a reclamar,  denunciar e incluso hasta demandar en las instancias respectivas. El fin es que el cliente quede satisfecho por lo que paga.

Negocios que intencionalmente manejan su publicidad con el fin de engañar u omiten información al cliente, son los que actualmente forman parte de archivos en proceso de investigación  por fraude.

En el caso de los parásitos sinvergüenzas salvadoreños que se hacen los bigotes aprovechándose de la ignorancia, la buena voluntad, la salvadoreñoridad y la humildad de su propia gente, la cual mejor prefieren quedarse callados o no hacer nada para denunciar a otro salvadoreño.

Es la principal razón del porque la siguen jodiendo  y explotando.  Estos dizques salvadoreños usualmente se valen de sus raíces, amistad o por que comparten una misma ideología o partido político, así como la nostalgia por las pupusas y el futbol.

Muchos aficionados pagaron $ 35.00 para ver un partido de futbol en el cual uno de los contendores era el Club Deportivo Aguila. Por cierto esta valor es el más alto cobrado a la fecha por una entrada a un partido internacional organizado en Nassau.

Se dieron conferencias de prensa, se pegaron flyer por doquier, pero nunca se dijo o se publico que el plantel del equipo no sería la plantilla de titulares que juegan en la primera división en El Salvador y que el aficionado salvadoreño pago por ver. Ya que estos estarían jugando su compromiso de liga este mismo día al enfrentar al CD Sonsonate.   






Juzgue usted estimado lector, si la comunidad  fue o no fue defraudada otra vez. De nuestra parte solo compartimos un punto de vista más al que puede sumar al propio o al de otros.



A los involucrados en esta chanchullo, solo un consejo. Actuar de buena fe y honestidad, da mejores resultados. Ya que para todos da Dios, y no hay necesidad de defraudar a la gente. 




Al parecer el estadio estuvo a reventar  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada