En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 20 de enero de 2015

Usando a Dios

Usando a Dios  
Marvin Aguilar

Si en realidad se desea proteger la familia prohibamos el divorcio. Si existe algo perverso en el ser político es su tendencia a la ucronía. La derecha salvadoreña según encuestas derrotada en algunas ciudades, muchas de importancia ha comenzado a contarnos historias que transcurren en un mundo paralelo y, que comienza desde un punto pasado que solo ellos saben, de allí que entonces solo ellos puedan salvarnos.

La diputada Alejandrina Castro hace un intríngulis para ocultar su homofobia sobre sus ideas en torno al matrimonio igualitario, dice: la petición no es contra nadie, no es ese nuestro espíritu. Antes ha sentenciado: estas agendas (gais) no están de acuerdo a nuestros valores y a nuestro orden jurídico. La reforma, que no es contra nadie, lo único que busca es: proteger a la familia, ya que así lo manda la Constitución.

Analicemos las palabras de la diputada. Dejemos de lado que está piropeando la chequera de Dios para financiamiento de su reelección y que, a sabiendas que su miedo da miedo pretende con este discurso conseguir fondos y apoyos de los nacional-católicos que nunca dudan en encender candelitas y –lo más importante- abrir sus bolsillos a la causa de «proteger» a la familia salvadoreña.

Observemos que nada dice sobre los diversos informes del PNUD sobre las causas que desintegran a la familia: la migración debido a la deuda social histórica que las elites religiosa, económica y política han dejado pendiente con las clases pobres; la fantasía de país de renta media que  produjo la burbuja crediticia y posterior endeudamiento con las tarjetas de crédito, la ausencia de créditos para la productividad y exclusivamente para el consumo que por años a otorgado el sistema financiero afín a ARENA; la corrupción de nuestros políticos, sus compañeros de partido que siempre queda impune.

No diputada Castro, no es como usted piensa lo que ha y continúa desintegrando a la familia, es la desigualdad y marginación que reformas como la suya ahora dirigida contra un 5% (Gender, Helen Cronin) o 10% (informe Kinsey) de la población que se han hecho por siglos lo que ha empujado a la familia salvadoreña a separarse.

Sus palabras e ideas vuelven a los padres contra los hijos gais, son de odio. Afirma una ideología anti gay que no tiene base científica, antropológica e histórica y que si bien sus convicciones se mantuvieron por décadas, en la actualidad al solo ser respaldadas por subjetivas creencias religiosas han quedado desfasadas como verdad universal.

Incluso Fidel Castro llamado por ustedes dinosaurio, dictador y anti Derechos Humanos ha pedido perdón por la persecución a los LGBTI que el PCC hizo en Cuba http://www.elmundo.es/america/2010/08/31/cuba/1283263904.html.
Pero no solo se trata de Castro, sino que el Papa Francisco I ha magistralmente explicado que muchos catolicos -usted-  se empecinan más en la vida sexual y se niegan a ver personas de los que antes habría que preguntarse ¿Dios desea que millones de seres humanos gais en el mundo vayan al infierno? http://mexico.cnn.com/mundo/2014/10/13/el-vaticano-plantea-un-cambio-de-actitud-hacia-los-homosexuales

Finalmente Jesús diputada, llama la atención que jamás condenó la homosexualidad conociendo a perfección la Roma que toleraba las relaciones entre hombres.

De tres las veces que Jesús hablo de sexo diputada, impresionan sus palabras en Mateo 19:12: Porque hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre y hay eunucos que fueron hechos así por los hombres y hay eunucos que se han hecho así por sí mismos por causa del reino de los cielos. Quién puede hacer lugar para ello, que lo haga.

Desde el punto de vista del teólogo (liberal o conservador) que lo lea estas palabras de Jesús pueden tener muchas interpretaciones. En 1 Samuel 18,1 y siguientes el caso de Jonathan y David podría reflejar una relación gay más que una verdadera amistad entre dos hombres como sostiene la doctrina de la iglesia.

Por esas variables interpretativas, el caos y efecto mariposa diputada la historia nos enseña a las actuales generaciones a no propagar ideas en las que creen un grupo de fanáticos religiosos ya que con el tiempo terminan siendo el arma homicida con la que se asesinaron a miles de personas en nombre del bien y, eso me temo podría estar –como antes con el comunismo- pasando con sus valores.

Corolario:
La Suprema Corte de EE.UU. en junio 2015 decidirá si las uniones gais son constitucionales y todo parece indicar que fallará a favor de la comunidad gay.

En nuestro caso sí ya el Código de Familia salvadoreño establece que el matrimonio es entre un hombre y una mujer invalidando las uniones legales del mismo sexo ¿qué sentido tiene elevar un dogma religioso a la categoría de norma constitucional cuando la jurisprudencia internacional esta dictaminando la igualdad para todos en lo concerniente a decidir cómo hacer vida en pareja? Solo la desesperada búsqueda de notoriedad, fondos para su campaña y voto cristiano explicaría su aparición ahora en escena.  

Iguales luchas antes sucedieron con los esclavos, luego con los negros, después con las mujeres, los hijos fuera del matrimonio, divorcio. Después del nazismo con los judíos, occidente se prepara para otro paso hacia adelante en la lucha por los derechos y la convivencia humana: la igualdad del matrimonio.


A El Salvador llegará, no ahora, como todo, pero llegará. Y así como ARENA que antes anatemizaba al que mencionaba al arzobispo asesinado en marzo de 1980 y, habla hoy 2015 de construir monumentos a San Romero, veremos en el futuro a la derecha salvadoreña pidiendo el voto a los LGBTI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada