En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 18 de febrero de 2015

Y CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES

Y CONOCEREIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARA LIBRES


Siendo files a nuestra convicción de abogar por la integración de la comunidad salvadoreña, recientemente compartimos la nota http://www.foro-senli.blogspot.com/2015/02/la-sala-negra-en-el-151-alkier-st.html  en la cual incluimos los siguientes párrafos.



Cita textual.
Señores, el empoderamiento de nuestra comunidad solo será posible mediante la integración de sus miembros en forma honesta y en función de las mayorías,  para trabajar en unidad por un objetivo común.

Ello será posible si nos dejamos de oportunismos y de andar inventando líderes por doquier, que como todos sabemos muchos tienen una larga cola que patear y que carecen de la integridad moral requerida para ponerse el chaleco del la comunidad y representarla dignamente.

Que si todavía siguen haciendo de las suyas es gracias a nuestra complicidad por quedarnos callados y no denunciarlos. Argumentando un burdo concepto nacionalista y nostálgico. “Es que porque son salvadoreños” o  como aquellos que muchos defendieron, abogando por unos delincuentes una  segunda oportunidad. 

A esta redacción nos han compartido algunas publicaciones que han circulado en las redes sociales, que a nuestro criterio, nos deja  en sabor amargo de la alevosía, premeditación, patada al pecho, mordida en la yugular y vendetta. Usándose como medio la dizque trasparencia, haciendo pública la separación de personas que formaron parte de su junta directiva. Con el fin de generar la percepción entre  los lectores de la misma, que detrás de este hecho,  que esta demás decir que es normal en toda organización, la de aceptar y/o renunciar a cargos administrativos.

Lo que no es usual, en el caso de las organizaciones hispanas en Long Island y principalmente de aquellas lideradas por salvadoreños es que den muestras de tal transparencia, si no es con la intención de manipular, coaccionar o simplemente matar su chucho a tiempo y/o llevar a cabo una vendetta personal proyectando una verdad aparente con el fin de mancillar la imagen y dignidad de los involucrados, como se pudiera concluir en este caso.


Porque nos referimos a una transparencia parcial. A la fecha la comunidad desconoció la elección de esta junta directiva, pero hoy si conoce su retiro.

Cabe preguntarnos, si siendo una organización sin fines de lucro, no hay razón alguna del por qué no comparten  con la comunidad la situación financiera de la entidad o en su defecto declarar que está debidamente autorizada por el IRS para captar donaciones o algo tan simple como publicar la memoria de labores. Hechos que incluso les ayudaría a restaurar la confianza en muchos miembros de la comunidad que se muestran apáticos de colaborar, dada las acciones de algunos directivos que utilizan estas organizaciones para su propio lucro y beneficios. Esto no lo hacen, pero si comparten la salida de quienes formaron parte de la junta directiva.

Matar su chucho a tiempo y/o llevar a cabo una vendetta personal.  No vemos a diario este tipo de publicaciones, la última que nos compartieron  es la que se hizo circular también en las redes sociales  por parte de las entidades  que organizan el festival del día del salvadoreño, donde hacían publico que se desligaban del  señor de las alcancías. No hay que tener tres dedos de frente para asumir que la persona utilizo y defraudo la confianza que depositaron en el. Hasta que punto, vaya usted a saber, solo ellos lo saben.

Lo cierto es que después de esta publicación el hombre está desaparecido del acontecer comunitario e igual la entidad que tuvo a bien compartir el comunicado, ya no compartió nada al respecto del desenlace o resultado final.

Como quien dice, si la nota anterior la tenemos en mente y sabemos sumar, uno más uno.  Se deja entrever que posiblemente el retiro de estas personas, se deba algún chanchullo en los que están involucrados.  
Ojo que no todo lo que brilla es oro, así como todo lo que se diga es verdad o se deje entrever. Por otro lado nadie es culpable hasta que no se pruebe lo contrario y sea vencido en un juicio justo, por que que nadie puede ser juez y condenar antes de haber escuchado ambas versiones. De aquí la invitación para los titulares del comité cívico salvadoreño NY, para que nos compartan su versión oficial de los hechos, conocedores que este espacio está a su disposición para publicar y compartir con la comunidad en general.  

Lo cierto es que ya va siendo hora de sanear a nuestra comunidad de dizque líderes que se esconden detrás organizaciones altruistas, socioculturales, afín de alcanzar el empoderamiento de la comunidad y no utilizarla para las satisfacciones de intereses personales. De aquí que sumemos y no restemos. Si hay una denuncia que hacer, hagámosla y no nos volvamos cómplices al quedarnos callados. Eso si teniendo el cuidado de decir la verdad y documentarla debidamente para no caer en la difamación y denigrar la imagen de personas,  más aun si esta es producto de una vendetta, porque se pierde la credibilidad y el respeto. 

De ser así, nuestra recomendación. Dejemos de insultar la inteligencia de la comunidad y mejor avancemos, dejemos a un lado las vendettas personales utilizando como parapeto las organizaciones para satisfacer nuestro ego. Y como bien lo decía mi estimado Luxy, dejemos de crear circos barriobajeros que en nada favorecer la imagen de la comunidad de cara a otras comunidades.

Acorde a esta otra nota que nos compartieron, se deja entrever que las personas que se mencionan, dejaron de fungir como titulares en la junta directiva en junio del 2014 y no a partir de enero 2015 como se menciona en la nota que en nombre de la institución se ha hecho circular.

Por otro lado, también nos compartieron a través de la red social FB una carta abierta que compartimos para referencia, en las cuales algunos de los involucrados dan a conocer sus razones del porque su retiro por cuenta propia, no por una decisión de quienes fungen como nuevos titulares de la organización.

Dando el beneficio de la duda, si esto es así. Bastaría con publicar por parte de la organización el acta de la junta directiva donde se tomo la decisión y explica las razones del retiro de estas personas.

Y si estas razones tienen que ver con una defraudación a la confianza depositada para dirigir y administrar una organización sin fines de lucro. 


También pudieran compartir las razones del porque aun no los han denunciado ante las autoridades respectivas, ya que ello representa un delito que pudiera ser tipificado como administración fraudulenta y solo se han limitado hacerlo público en las redes sociales.

CITA TEXTUAL
Cecilia Morris

CARTA ABIERTA A LA SRA. NUBIA M. LOPEZ 

NUESTRA VERDAD. Los aquí firmantes de la presente, nos dirigimos a su persona en su calidad de fundadora y co-propietaria de la organización sin fines de lucro Comité Cívico Salvadoreño de Nueva York, Inc. Haciendo uso de nuestro pleno derecho de réplica en respuesta a la actitud poco ética, desleal y falta de honorabilidad que han mostrado su persona y algunos miembros que integran la organización y que le son incondicionales. 

Quienes se han encargado de expandir rumores y/o acusaciones, además de hacer publicaciones en la red social FB, así como enviar mensajes de textos a familiares, en detrimento de nuestra imagen y honorabilidad. Para el caso, reclamar cuentas al tesorero de fondos que nunca recibió o tildar de prostituta a la secretaria de la junta directiva por su forma de vestir.

Todo ello acontece a partir de nuestro retiro de dicha organización y renuncia a los cargos que tuvo a bien otorgarnos en su junta directiva, así como la controversia que ha generado en torno a las bandas entregadas a niñas que participaron en Miss Chiquitita y desfilaron en NYC con otra organización.
Cargos que aceptamos de buena fe y creyendo en su persona, como la activista comunitaria que dice ser. Y que procuramos desarrollar acorde a nuestra capacidad, voluntad y de forma desinteresada.
Pero tomando en cuenta su campaña y acoso deplorables, llegamos a concluir que no valorizo nuestra labor, ya que ello en nada contribuyo a que considerara un poco de mesura en sus acciones y respeto a nuestra dignidad y familias.

Lo que nos lleva a concluir que solo nos utilizo, manipulo y exploto, nuestra buena voluntad de hacer algo por la comunidad para sus propios intereses.

Actitud que no nos extraña ver en su persona, ya que es común ver en muchas organizaciones, donde sus fundadores son incapaces de entender que son dos entes diferentes. Y que el fin social que les motivo a organizarla, paso a ser una forma de vida y una potencial fuente de ingreso y/o de supervivencia.

De ello damos fe, ya que lo pudimos constatar a través de su forma de ser, dirigir y administrar la organización, y que en más de alguna ocasión nos dejara entrever que la que mandaba era su persona, por ende se asume que es de su propiedad.

Lo cual es comprensible, ya que la soberbia y el egocentrismo que suele acompañar a la ira o el enojo. Hace a una persona autoritaria y prepotente.

Son varias las razones que nos motivaron a renunciar a nuestros cargos y ha desligarnos de su organización, entre ellas:

1. La falta de respeto para aquellos que una vez formaron parte de su equipo de trabajo y que contribuyeron para el beneficio de su organización. Así como su irrespeto para con nuestras familias, adicionalmente de ser manipulados, utilizados y explotar la buena voluntad de aquellos que de forma desinteresada le colaboran.

2. La falta de transparencia e integridad de su persona, así como de algunos miembros que la respaldan y que son parte del selecto grupo de los tres mosqueteros. Lo que nos llevo a concluir que la organización solo es una fachada para varios propósitos:

a) Satisfacer las necesidades económicas personales y fieles compañeros

b) Usar de parapeto la organización para proyectar la imagen de un partido político salvadoreño (FMLN), siendo una organización sin fines de lucro y por consiguiente apolítica.

c) La falta de organización y transparencia en el manejo de los fondos, así como del cumplimiento de obligaciones legales y tributarias que toda organización sin fines de lucro debe cumplir con las instituciones federales y estatales.


Cecilia Morris 
Amanda García
Ángela Canales
José Moris Guardado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada