En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 14 de julio de 2015

Trump Trompudo. 7-VII-´15.- CARLOS MAURICIO HERRERA

Trump Trompudo. 7-VII-´15.- CARLOS MAURICIO  HERRERA


A D. Trump se le fue la olla y muchísimo, manifestando que nuestros hermanos mexicanos emigrados a esta Confederación de Estados: “Roban, trafican ó violan”. La madre que lo parió (!).



Hay que ver cómo andan las cosas de podridas allá arriba.

Al referirse peyorativamente al Grandísimo Pueblo Mejicano y a la Gran Civilización que fue y es Méjico, este señor insulta a toda la América Española y a tots nosaltres los mixticius hispano-americanos, pero al mismo tiempo demuestra que una cosa es ser multimillonario y otra es el saber estar, el tener alta educación. Pobre tío Trump. Que alguno de sus esclavos educados se sirva leerle Vidas Paralelas de Plutarco, sobre todo aquella parte que narra el encuentro de Alexander Maximus con el filósofo Diógenes. Pero no, de eso nada, a éste pirata solo le va el dinerillo. Pobre rico.

La gran diferencia entre la cultura Anglo-sajona y la Américo-hispánica, es que ab intio fuimos nosotros los latinoamericanos quienes heredemos el pensamiento helenístico, abierto a todo el mundo, idea que impuso Alejando Magno y tomo para sí Roma (S.P.Q.R.), que por extensión la instituyó España e de ahí la traspolación hacia las Américas. Nueva España recibió europeos, africanos, judíos, moros y asiáticos un par de siglos antes que el Norte. Así que ahorrémonos el término alejandrino de multiculturalidad a este Novis Mundis que es Estados Unidos. No sé el por qué pero la trompa de Trump me recuerda a la A. Hitler.

Pero…¿ qué puede entender de esto un Gringo Mandingo ?.

¿Qué puede saber que, en alta cultura, las Grandes Civilizaciones que se desarrollaron alrededor de México-Tenochtitlán y a los pies del Grandísimo Moctezuma, fueron comparadas en conocimiento y artes a la mismísima Grecia, a la mística China Medieval ?. No existía en Europa del S. XVI ningún orfebre, ni artista capaz de imaginar las joyas templarias talladas en oro encontradas por los Conquistadores en todas las Provincias de Nueva España. Ya que al gilipollas anglosajón este lo que le va es el oro. Y aclárese de una vez que no solo fue oro y sangre las Guerras por la Conquista, fue también la unión de dos civilizaciones y la reproducción jurídica e institucional del Primer Imperio Moderno Occidental conocido por la humanidad. No puede entenderse a Américas sin España, ni a España sin América. Reconozcamos también de una vez que nuestros ancestros iberos no fueron recibidos con frutas por nuestros padres americanos.


Suerte que en la 1ª Potencia Mundial –militarmente hablando- son una gran mayoría los yankees que como Sir Homero Simpson reconocen que es de mal paridos generalizar, ya crea vd. ser futuro Mr. President ó un Tertupidans Trompudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada