En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 28 de enero de 2013

El Pais odia a Hugo Chávez


El Pais odia a Hugo Chávez   
Marvin Aguilar

¿La derecha forzosamente recurrirá a odio visceral, mentir, comprar en $40,000 una foto que confunde deseo con realidad con el objetivo de destruir el chavismo? Sí. Paren el carro, me bajo.
No vale quejarse luego quienes así piensen. Dan derecho a la izquierda utilizar cualesquiera acciones en su defensa si antes han sido legitimadas por la derecha.   

El grupo Prisa de España –que una de sus empresas publicó una foto de Chávez convaleciente en su portada-  tiene  intereses económicos en educación, información y entretenimiento.
En prensa: el periódico El País, AS, Cinco Días. En radio: Unión Radio que surge de fusionar Antena 3 y cadena SER. En televisión: canal + y digital +.

Lagardère una industria armamentística es de igual la dueña de Le Monde en Francia en donde participa el grupo Prisa. Estas son sus participaciones en Europa.

Pero tiene inversiones en sur América al parecer fue la proveedora de libros de textos para las escuelas de Venezuela y desde la llegada de Chávez al poder dejó de serlo.

Igualmente tiene participación en grupo Clarín de Argentina que posee el monopolio de las comunicaciones en aquel pais y que libra ahora una batalla legal contra el gobierno por mantener dicho consorcio. Igualmente en Colombia.

La foto de portada es la última no de un error sino de la opción habitual anti periodística que El Pais ha venido utilizando para derrocar a Hugo Chávez.  

La lógica es clara: si cae Chávez se derrumba toda la izquierda en Latino América.  Así la tarea sucia que antes hacia la ultra derecha estadounidense ocupada ahora en el medio oriente la han asumido los neo-cons iberoamericanos.

Adelante la fabula del burro.
La justificación de toda la guerrita sucia es proteger los intereses comerciales de un pais: España. En El Salvador la caja de resonancia de esta campaña de liberación latinoamericana es El Diario de Hoy.

Aquí hemos conocido gracias a Paolo Luers el proceso eleccionario venezolano en donde presagió la sorpresa del triunfo de Henrique Capriles e igualmente el seguimiento de la salud de Hugo Chávez, este último suceso desde fuentes españolas: ABC o La Razón. El primero ya dio por muerto al presidente venezolano el 2 de enero pasado.

Estas informaciones que aquí se les otorga relevancia se obtienen del abuso de fuentes dudosas, diplomáticas y anónimas que a discreción de los editores o propietarios se usan según convenga para formar e inducir opinión.

Los sueños que producen monstruos.
Leíamos la vez pasada sobre “los tentáculos del pulpo venezolano” en nuestro pais a través de las distintas inversiones ALBA.  

¿Se hacen las mismas elucubraciones sobre las inversiones colombianas? Han comprado: TACA, Banco Agrícola, Davivienda, sorbeteras y esta en formación una asociación que se encargará de proteger los intereses bancarios colombianos en El Salvador.

¿Y si la Enel la comprara ALBA a los italianos continuaría siendo válido que se diera en propiedad a extranjeros los recursos naturales salvadoreños?

Personalmente creo que todas las inversiones o cooperaciones que deseen venir sean bienvenidas, pero no debemos olvidar poner atención al lenguaje convenenciero con que se informa sobre las que no gustan a unos y le son bien a otros.

¿Seriamos irresponsables o estaríamos alejados de la verdad si decimos que el narcotráfico colombiano usa las empresas privadas para lavar su dinero proveniente de actividades delictivas? No.

Pero de allí a que insinuemos que a eso vienen estas empresas a El Salvador hay un trecho ético; igualmente anti profesional es utilizar términos que rozan la difamación, sin pruebas sobre las inversiones de Venezuela.

Ejemplo reciente y verídico: el HSBC ha lavado dinero del narco tráfico mexicano y de Irán y debido a eso fue multado en EE.UU.
Imaginemos que alguna empresa relacionada con ALBA hubiese estado vinculada con algo similar fuera de las fronteras.
Los titulares hubiesen sido inmediatos, por días y, con profundas investigaciones y análisis de expertos salvadoreños con el único objetivo de alertarnos del peligro que corremos. Nada se dijo del HSBC.  

Smith, Keynes o Friedman no dicen que las reglas del capitalismo son solamente para la derecha; China comunista bajo la ideología de dos sistemas una nación es ya el principal socio comercial del mundo al negociar con 124 países, contra 76 de Estados Unidos quien había mantenido este liderazgo por 100 años.

La izquierda está usando el capitalismo mismo como instrumento de su victoria; bueno sería unas entregas de Paolo Luers sobre las culpas de la derecha venezolana que hacen que el pueblo no vote por ella y como ese proceso se está repitiendo en El Salvador.

La sabiduría popular salvadoreña dice que: a deseos de muerte para alguien, más se alarga su existencia. La derecha venezolana torpe como la nuestra, trató de organizar contra Chávez –cuando fallaron COPEI y AD- empresarios, iglesia, estudiantes, militares; cuando esto también no fructificó quedaron solo los medios de comunicación que terminaron organizando un golpe fallido de Estado.

Ser adversario del chavismo no demanda ser ruin. El terreno se gana debatiendo estas preguntas que desde el anarquismo se formulan: ¿Cuál es la ideología de Chávez: marxista, maoísta, socialdemócrata, peronista, bolivariana, cristiana? ¿Qué modelo de socialismo propone el socialismo del Siglo XXI? ¿Qué tipo de movimiento es el chavismo: policlasista, obrerista, cívico-militar?
¿Qué tan anti neoliberal son las políticas económicas del chavismo si entrega vía constitución de empresas mixtas con las trasnacionales petroleras la producción y extracción de nuestro principal recurso económico? ¿Son las misiones sociales del gobierno bolivariano políticas públicas fundadas en la garantía de derechos o son acciones asistenciales necesarias basadas en la lógica del clientelismo populista?
¿Qué diferencia hay entre flexibilizar las relaciones laborales mediante las microempresas del neoliberalismo o hacerlo mediante la constitución de cooperativas bolivarianas? ¿El culto a la personalidad del líder es compatible con la participación protagónica del pueblo y sus organizaciones? ¿La revolución y la condición de revolucionario sólo son posibles dentro del chavismo? ¿La criminalización de la protesta popular y la disidencia política es compatible con la democracia participativa y protagónica?
La fabula: un finquero poseía un burro. Este lo usaba para todas las labores de la finca, sin horario fijo. Una vez le avisaron al dueño que venían los comunistas. Apurado el propietario soltó a todos los animales y tomó sus pertenencias para marcharse. El burro caminaba lento, muy despacio. Su amo le grita: ¡burro tonto anda rápido! ¡No ves que los comunistas están por llegar!
 –contesta el burro- ¿y cuál será la diferencia, de burro igual me seguirán usando mañana como antes?
Pero, ¿qué tal si el burro dejara mañana de serlo con los nuevos que lleguen?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada