En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

viernes, 8 de febrero de 2013

ELECCIONES 2014. POR RODRIGO AGUILAR.


ELECCIONES 2014.  POR RODRIGO AGUILAR.

El 2 de febrero de 2014, es la fecha señalada por el Tribunal Supremo Electoral para que los salvadoreños y salvadoreñas acudamos a las urnas a emitir el sufragio; y de esa manera determinar quien será la persona que asumirá el cargo de Presidente de la República y  gobernará hasta el año 2019.

Todo parece indicar que más de tres partidos van a participar en las próximas elecciones, el FMLN; que es el único instituto político que a la fecha tiene completa su fórmula, la cual está compuesta por dos líderes históricos provenientes del interior de sus filas como son el profesor Sánchez Cerén y el Alcalde Oscar Ortiz; por su parte ARENA ha designado al Alcalde Norman Quijano quien hasta el momento no tiene definido  quien será la persona que le va a acompaña como fórmula.

También el Partido Progresista Salvadoreño, integrado por militares en retiro, oficializó su decisión de participar en la contiendo llevando como Candidato al Coronel René Rodríguez, otro candidato que con seguridad va a participar es el ex presidente Elías Antonio Saca apoyado por GANA y el movimiento UNIDAD.

Con fundamento, en los datos de las últimas encuestas, puede intuirse que la contienda electoral, va a tener lugar únicamente entre tres fuerzas políticas, FMLN, ARENA y GANA; porque son los partidos que muestran porcentajes significativos a su favor en la intención de voto de los electores consultados.

Lo que llama la atención, es que el ex presidente Saca sin haber oficializado su participación, ni haber realizado ningún tipo de campaña, cuenta con un porcentaje muy considerable de aceptación; permitiendo predecir una competencia cerrada y  la posibilidad de una segunda vuelta.  
Los dirigentes políticos de todas las corrientes ideológicas, deben reconocer, que para el próximo evento electoral, el adversario más fuerte que deberán enfrentar es el abstencionismo; que fue el protagonista principal en las últimas  elecciones de alcaldes y diputados; ya que el cuarenta y ocho por ciento  de las personas hábiles para votar no acudieron a las urnas a emitir el sufragio.

Las cúpulas partidarias, están obligadas a prestar atención al hecho de que dos millones ciento noventa y cinco mil quinientos cuarenta y nueve votantes optaron por no participar en los comicios.

Para dar una explicación a este fenómeno, no es necesario ser un experto en temas políticos; un simple análisis basta para entender que más de dos millones de personas desconfían de la clase política en general y expresan su descontento por medio de la abstinencia electoral.

Sin lugar a duda, esta situación obedece a varios factores, como por ejemplo, que muchos simpatizantes o militantes de todos los partidos políticos se sienten utilizados,  porque han comprendido que solo son tomados en cuenta durante las campañas electorales y después que estas han pasado y los candidatos o candidatas ocupan sus puestos, se olvidan de quienes los llevaron con su voto y esfuerzo a ocupar sus sillas.

Además, los votantes están cansados de la violencia política y electoral, de campañas sucias, de la pinta y pega, de la saturación de  propaganda anticipada, de que las mismas promesas de campaña que nunca se cumplen y sobre todo de que son las mismas personas que se mantienen ocupando los cargos dentro de la administración pública y en la dirección de todos los institutos políticos.

Quienes están al mando de las estrategias de comunicación, de la organización de la campaña de cada uno de los candidatos están obligados a tomar en consideración, que ninguna fuerza política tiene asegurado el triunfo y quien va a obtener la victoria será el candidato que demuestre al sector indeciso de la población que tiene la capacidad de cambiar la manera tradicional de hacer política, pero sobre todo con el carisma de poder influir en las mujeres, los jóvenes y los salvadoreños residentes en el exterior sectores que en esta elección van a jugar un papel determinante para definir, quién ganará las próximas elecciones sectores que ahora ya no pueden ser manipulados como ha ocurrido en el pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada