En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 11 de febrero de 2013

La rana peluda y la derecha salvadoreña


La rana peluda y la derecha salvadoreña
Marvin Aguilar

Este anfibio posee una particularidad extraña: es capaz de arrancarse sus propios huesos para crear un arma que la defenderá de cosas que su instinto determina la atacaran.

Si cualquier imagen del mundo es cuestionable, lo mejor a la usanza nacional es juzgar el presente partiendo de que todo comenzó hoy y, que las conductas actuales buenas o malas no son relacionadas con las tradiciones y costumbres que formaron las creencias que hemos venido sosteniendo hasta ahora como únicas y propias de nuestra identidad.

El stablishment que ha impuesto este conjunto de valores utiliza contra sus enemigos los propios monstruos que han creado; ahora resulta que los sobresueldos ¿es una práctica que se ha inventado la izquierda? Si de algo es culpable el presidente de CEL y otros que tengan esas prebendas de continuarlas.

Esta forma deviene que los altos ejecutivos de la empresa privada mejor calificados no se sienten atraídos a trabajar dentro de la rama pública por los bajos salarios que devengarían como empleados estatales, de allí que se considere una serie de prebendas adicionales para compensar las diferencias notables de laborar en un lado como en otro. Es una tradición dentro de la política mundial ya que es la única manera que el gobierno cace talentos. ARENA lo denuncia porque sabía de esta antigua práctica.         

Seguimos en lo mismo: ALBA. Ahora resulta –según Paolo Luers- que evade impuestos. Es muy conveniente sostener, si se es muy “bicho” que no se recuerda nada del pasado próximo o, viejo para argumentar que ya se le olvido lo ocurrido.

En materia política nuestra patria fue construida a la fuerza. Por ello se comprende la tradición a todo nivel violenta para resolver conflictos.  

Desconocedores de esto nos sorprende la cantidad de homicidios actuales, cuando un promedio histórico arrojaría datos quizá iguales durante los casi 200 años de república. Lo realmente novedoso es el cambio de discurso frente a 54,000 salvadoreños pandilleros. 

Recomiendo para ello Júpiter de Francisco Gavidia.

En materia social se olvida la clasista formación de los núcleos habitacionales; el mestizaje intencionado entre negros e indígenas para mano de obra; las formas de pago en encomiendas y haciendas. Cómo, por progreso patrio se expropió a “campesinos haraganes” sus tierras; bajo qué circunstancias nacieron el primer sindicato y posterior Código de Trabajo.

La economía salvadoreña está mal porque se basa en lo falso.

En materia económica se continúa enseñando a los jóvenes economistas la lógica anti ecológica de ganancia y maximización de los beneficios a toda costa:

S&P que degradó la calificación salvadoreña a BB- es ahora demandada por EE.UU. por su supuesta responsabilidad en la crisis financiera de 2008 ya que falseó datos y manipuló calificaciones de riesgo sus acciones cayeron 14%. La otra, Moody que igualmente bajó nuestra deuda-bono a Ba3 descendieron 10%. Todo se paga cuando se miente.     

Nuestros economistas conservadores desde la prensa mitológica nada dicen, menos definen; dejando bajo responsabilidad etérea-surrealista la educación financiera: alternativas económicas a las vigentes; banca ética; consumo responsable; el comercio justo; cooperativismo; economía solidaria. Pero no escatiman acusaciones para denunciar “ataques” al sistema financiero que defienden como único.  

La ciudadanía muy engañada de lo que sucede en realidad desconoce que hay sistemas alternativos a la tradicional inflación más alta que salarios.

Por eso el símil de la Rana peluda es acertado para definir la paranoia de un sector en la derecha que asume posiciones difíciles de entender fuera del todo.

Todo está relacionado, nuestro pasado con el presente y este con el futuro y viceversa. Los errores de la cúpula ANEP y satélites afecta a ARENA y, no podrán desvincularse de esos hundimientos de extremidades que muchas veces llevados como el instinto de la Rana peluda se despedazan así mismos para defenderse de algo que o la atacará, o ¿sí?

Lógica y duda

Los viejos ricos contra los antiguos pobres. En San Miguel hace tiempo que los nuevos ricos se “tomaron” la ciudad. De ser declarada por Fernando VII la muy noble y leal hemos pasado a convertirnos en la muy campesina y polvosa ciudad en ello encuentro la explicación del salgadismo.

Puede comprenderse entonces el temor del stablishment nacional a ser desplazados por los nuevos ricos que siempre son incultos, mal educados, anti innovación, van a lo suyo, desinteresados en el desarrollo, ostentosos, rudos y fundamentalistas.

Esto es así debido a que la clase media procura olvidar de donde viene y desee mejor parecerse en donde aspira estar: la clase alta. Y de allí deviene el conflicto sicológico ya que terminan siendo “indios” con pisto. Difícil les es entender que el buen gusto nada tiene que ver con el dinero.

Pero el caso ANEP-ALBA no es por comer frijoles pudiendo comprar caviar. Se trata de que sea necesario para la democracia salvadoreña que exista un capital de izquierda, uno que  haga moverse al conservadurismo arcaico que viene guiando nuestra nación desde su fundación.

Si revisamos en la época colonial para indios pagarles era solo alimentación e instrucción cristiana. Luego vendrían en la república los salarios bajos; en aras del progreso expropiaron los ejidos a los indígenas; los conservadores los tuvieron engañados con la promesa de devolverles las tierras; Farabundo Martí igualmente lo hizo en 1932, fracasó.  

Los sectores urbanos años después inspirados en los ferrocarrileros y panaderos sumaron a la insípida clase media de aquellas épocas y derrocaron a Hernández Martínez. Años de gobiernos militares afianzaron la economía cafetalera y una naciente industria, todo estaba bajo control, hasta que las grietas dentro de la derecha permitieron el golpe de Estado de 1977.

Vino la guerra civil que terminó en 1992. La ANEP y corifeos se olvidan de hacer análisis, interpretar y construir la realidad actual con estos datos, sin ellos no se puede entender el avance del FMLN de ALBA y de que ha llegado el momento como en todas las democracias modernas –EE.UU. o Europa- que exista el capital de derecha y de izquierda. Nada más y nada menos, se llama dar paso al presente que hará en el futuro la historia.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada