En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 25 de febrero de 2013

Las mujeres en ARENA: un proyecto deshabitado


Las mujeres en ARENA: un proyecto deshabitado  
Marvin Aguilar

Si pensábamos que ARENA necesitaba una reforma política ahora recién entendemos que igual debería de suceder una revolución sexual.

Mi padre me decía siempre que para entender a la América Latina había que mirar a España; auxiliémonos entonces de la visión sobre la mujer que tiene el Partido Popular, partido de derecha y, en el gobierno español con el cual ARENA mantiene un convenio de cooperación de formación política de cuadros ideológicos.

La infanta Cristina y su esposo el Duque de Palma libre bajo fianza están envueltos en un escándalo de 8 delitos que ha puesto a la familia real al filo de la guillotina. Recordemos que si existe una rancia y conservadora institución en el mundo esa es la corona.

Con el deporte el Duque se enriqueció usando dineros públicos, este enriquecimiento permitió a la familia Urdangarin- Borbón llevar una vida de lujos y palacios.

La Infanta ha declarado y la prensa conservadora respalda que ella no sabía nada sobre el origen de los ingresos de su marido. ¿Una mujer que no se entera de donde su esposo la mantiene? Es desde luego una defensa machista.

Y, la ministra de salud Ana Mato ha sido exonerada al prescribir la causa, por recibir dinero de una red de corruptos y que su ahora ex marido usó incluso para pagar las fiestas de cumpleaños de sus hijos. 

¿Su alegato de defensa? Que ella no se enteraba de donde su esposo obtenía hasta medio millón de euros, un jaguar y un tren de vida imposible de sostener con los normales ingresos que obtenía como funcionario público.

El común denominador entre estos casos es el de la mujer ingenua, tontita, utilizada, a la que no se puede culpar por lo que hace un hombre ya que ella solo está dedicada a las labores del hogar y desde luego a las labores benéficas y religiosas.

Esta es la visión que aun se mantiene de la mujer dentro de las líneas conservadoras, es regla no escrita que se demanda y espera socialmente dentro de la política salvadoreña de las lideresas que están de diputadas por ser políticamente correctos.

Si no lo reconocemos, no existe.
Roberto d`Abuisson sostenía que el sector dentro de ARENA al que él se afilió era el femenino. No es para menos, fueron mujeres las que prácticamente la fundaron. ¿Es justo el trato que se le ha dado a Ana Vilma de Escobar?

Ana Vilma de Escobar es el remake- negro de Prudencia Ayala que debe ser visto en perspectiva retrofuturista; quienes la han marginado ya tres veces por el pecado de aspirar serán recordados no por sus nombres, sino por inmovilistas en el caso más amable, pero igual todo sea un caso típico de machismo nacional que no aun logra entender que la igualdad salarial, cuotas de participación, y posibilidad de dirigir la nación son derechos de las mujeres.

La misoginia –quienes la padecen- es que de niños les decían que los hombres no debían llorar, así aprendieron que las emociones se expresaban con golpes.

La inseguridad de los hombres frente a las mujeres radica en que se sienten incapaces de satisfacerlas sexualmente y por eso las anulan.

El miedo del macho hacia la mujer es que, aterrados frente a la inteligencia femenina huyen o la acusan de promiscua o lesbiana.
ARENA no ha golpeado a de Escobar pero, la lógica machista a operado a la hora de no encajarla en el perfil necesario para estar en el COENA, el cual al parecer se reduce a tener testículos y pene.

Establecer cuotas de candidaturas femeninas por ley a los partidos políticos es un tema tabú en ARENA, de Escobar introdujo valientemente al interior del partido esta deuda histórica hacia las mujeres, esta demanda la acercó al FMLN generando incertidumbres vaticanas de mujeres dando misa dentro de una organización que por momentos piensa que de Escobar es otra de las malas herencias de Tony Saca.     

Por eso la lógica de argumentar perfiles y no decir machismo es una manera disimulada de desviar la atención de lo sustancial: una mujer que aspira por ende se desvía de la línea partidaria conservadora lo que no conviene al grupo hegemónico; por lo formal: no pueden haber dos personas que estén vinculados a un mismo grupo económico.       

Si el problema político para ARENA era que tanto Jorge Velado como Ana Vilma de Escobar podrían ser vinculados al grupo Poma, la lógica política mandaba que quien debiese irse era Velado y no de Escobar que entre otras mínimas cosas es la diputada más votada de ARENA y, si de ser liberales se trataba como se pregona desde ARENA ¿Quién mejor que ella para cambiar el discurso asumiendo la presidencia del COENA?

El mensaje que envió ARENA al voto flotante, fuera de nuestras fronteras, los informados que definirán la segunda ronda es que: Ana Vilma de Escobar no puede estar en al junta directiva de la Asamblea Legislativa; imposible ser candidata a la presidencia; menos estar en el COENA.

Estas tres veces no es admitir que no se puede gobernar internamente un partido, administrar las diferentes visiones, en fin no se está capacitado para gobernar una nación que aunque pequeña es muy pasional cuando de ideas, ideologías, intenciones, sobreentendidos y malentendidos se trata.

La necesidad de nuevas voces radica en que nuestros líderes son verdaderos zombis vivientes políticos. Las mujeres, que entiendo tienen derecho a aspirar no debiesen ser relegadas a un mero adorno obediente como pretende la derecha conservadora, de allí que concluyamos que no, lastimosamente la crisis es más profunda, no solo es de reformas políticas sino además sea necesaria en Macondo una revolución sexual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada