En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 17 de junio de 2014

QUE VITUPERIO SR. MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES

QUE VITUPERIO SR. MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES



Habiendo tanto muela donde escoger y manzanas podridas también, sacude el palo en la rama equivocada. Con el respeto que nos merece, disculpe que no celebre su brillante decisión.



Es común  observar que con la instalación de una nueva administración de gobierno suelen darse cambios. Mucho y con el pretexto que son puestos claves donde la confianza es la que prevalece no la capacidad o experiencia. Son utilizados para pagar favores políticos, cuotas de poder, familiares, amigos, compas y en el peor de los casos se aprovecha la oportunidad para cobrarse alguna vendetta partidista o salga un resentido mediocre que no deja pasar la ocasión para denigrar su labor poniéndole el dedo si tiene cuello con el de arriba.

Cualquiera que sea la razón, lamentamos la brillante decisión del Nuevo Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez  por desechar a un elemento que además de disponer de 18 años de experiencia en diferentes rangos como diplomático de carrera, ha mostrado liderazgo y visión en los últimos años al frente de la Misión Permanente de El Salvador ante las Naciones Unidas, que para ser franco quizá muchos salvadoreños en el exterior , ni se sabía que existía, mucho menos conocer cuál es su labor, ya que solo era utilizada para alimentar el ego personal de los titulares preñando la gata y gozar de vacaciones permanentes.

Vayan nuestras felicitaciones por la labor realizada por el Sr. Embajador Carlos Enrique García González en este tiempo que estuvo al frente de la Misión Permanente de El Salvador ante las Naciones Unidas, y contribuir a salir del anonimato de nuestra nación dentro de la Organización de las Naciones Unidas representándonos dignamente  al ocupar distintos cargos  y en particular por dejar un legado para beneficio del pueblo salvadoreño como lo representa en Centro Escolar Distrito Italia en Tonacatepeque



Esperamos que la selección del nuevo Ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, para designar a su sustituto,  tenga el atino y entereza de elegir  a alguien igual o mejor para que nos represente ante las Naciones Unidas ya que la diáspora se lo merece, y no tengamos en el corto plazo agradecerle un retroceso mas, ya que al parecer es la constante que se aplica para la designación de cargos en el exterior no es extraño observar  que el compadrazgo prevalece sobre la capacidad, experiencia y eficiencia.

Reza el adagio Sr. Ministro Hugo Martínez. “Todos en la cama o todos en el suelo”.

Cualquiera que fuese la razón del retiro de sus funciones a un experimentado diplomático de carrera el cual dispone en su haber todo un record que prueba con hechos su efectiva labor y digna representación de nuestra nación, además de trabajar mano a mano con la diáspora salvadoreña en el exterior.  Sírvase tomar nota y evaluar el rendimiento de algunos titulares consulares  por doquier que aún se mantienen calentando la silla y que no aportan nada para el beneficio de la nación y/o comunidad. Luego de eso la denigran y comprometen.

Deseándole el mejor de los éxitos en el emprendimiento de nuevos proyectos Sr. Embajador, un placer de haber trabajado con su persona por la cultura y las artes salvadoreñas. Agradeciendo su visión y apoyo a un bohemio, soñador y loco en su rol de activista cultural al  impulsar el proyecto “El Salvador es de Todos”  El cual estamos seguros seguiremos trabajando  para el beneficio de nuestra nación, desde donde nos encontremos, con o sin  apoyo de nuestra propia gente, que de por si no es nada nuevo.

Mi estimado Sr. Embajador, no hay mal que por bien no venga,  y recuerde que nadie es profeta en sus tierra.
Si nuestra nación menosprecia la capacidad de su gente, otras naciones saldrán al paso para abrir sus puertas u otras oportunidades, las que un día no muy lejano darán el respaldo para decir con la frente en alto 
QUE ERROR MAS GRANDE EL QUE COMETIO ESTE GOBIERNO A TRAVES DE SU MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES.


Hasta pronto Sr. Embajador  Carlos Enrique García González. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada