En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 8 de octubre de 2014

Juguemos Limpio: ética televisiva salvadoreña

Juguemos Limpio: ética televisiva salvadoreña
Marvin Aguilar

Rafael Zaldívar, presidente “Del Salvador” allá por 1876 decidió en nombre del progreso expropiar los ejidos que desde tiempo de la colonia España había dado en propiedad a los indígenas. Aquel trauma social jamás se superó y, terminó en la revuelta indígena-mulata de 1932.

En 1953, bajo la lógica de ir abandonando la democracia cafetalera que comenzó Zaldívar, comenzaba otra etapa del modelo productivo salvadoreño: la industria.

Don Boris Eserski, hijo de cafetaleros sonsonatecos decide sumarse a esa necesidad moderna y funda YSEB. En cuanto al formato comunicativo su modelo sería TELEVISA.

En 1956 teniendo ya la experiencia de Guatemala nace en El Salvador YSEB canal 6. Luego Eduardo Trabanino saldría al aire con YSU canal 2. El Estado satisfecho con Radio Nacional se mantuvo alejado de este fenómeno y nada tuvo que ver con ese grandioso avance social.

Para 1959 los socios de Eserski y Trabanino los habían expulsado de sus canales. Al primero por razones personales, de carácter y al segundo por propagar mensajes comunistas de Cuba.

Ambos para 1961 junto a Isidoro Nieto forman una sociedad en donde Trabanino sería el técnico y Eserski la comercialización y contenidos. Aquella alianza fue YSR y debía dar pauta para lanzar un canal. Eduardo Trabanino muere durante ese proceso y ya solo Boris Eserski en 1965 re-lanzó YSU canal 2.

Para 1968 Walter Beneke con su Reforma Educativa introdujo la Educación a Distancia saliendo al aire canal 8 y 10 de TV.

En 1975 se decreta la Ley de Servicios de Telecomunicaciones, reconociendo la explotación del espectro radioeléctrico de frecuencias como oficiales y públicas. Nótese que lo comercial o de beneficios económicos no estaba contemplado nunca en la ley.

El mercado ignoró la ley y comenzó a definir poco a poco las líneas futuras tanto de poder económico como control social que podían ser los canales de TV. Bastaba con poder salir del país y haberse enterado del debate Nixon-Kennedy para predecirlo.
Así don Boris Eserski en los años setentas firma un convenio de administración con YSU canal 4 y a finales de esos mismos años recupera YSEB canal 6. Esto que es la génesis de TCS se fue armando con empleados cercanos a un tronco común: Boris Eserski.

En 1984 nacerá canal 12 propiedad de Jorge Zedán. Este nuevo medio le apuesta a la producción nacional cosa que TCS no hacía o hace hasta la fecha por ahorrar costos y, si la realiza es telebasura; además TV 12 puso la entrevista matutina y noticieros con presentadores y ya no solo la voz en off como hasta entonces.

La novedad trajo consigo un boicot feroz que consistió en bloqueo publicitario y acusaciones de pedecista o medio comunista. Ya había funcionado para sacar a Trabanino del medio ahora TCS lo adujo contra Jorge Zedán 25 años después. TV 12 sigue al aire gracias a la inversión mexicana.

Guillermo de León se sale de canal 2 y funda TELEPRENSA que igualmente sufrió entre ínfulas y mala administración interna un boicot de anunciantes. Ahora es canal 33, que subsiste por ser subsidiado por la UTEC, de lo contrario habría desaparecido.

En 1993 la familia Safíe Hasbún con INDESI recibe las frecuencias 21, 19, 17 y 69. Extraño es que no aparezca canal 15 que es en realidad la frecuencia que oferta MEGAVISION. ¿SIGET tendrá la explicación?

Llega la privatización de ANTEL. Era 1997 y la teoría del rebalse nos haría millonarios a todos y había para ello que vender todo al sector privado. Desaparece el concepto de medio público y se introduce la subasta de frecuencias. 11 canales era todo el abanico de posibilidades a escoger; el resto de frecuencias quedaron para transmitir TV de cable. Canal 8 estaba fuera del aire.

La ley de 1997 da un plazo de 20 años para la explotación de las frecuencias subastadas, que pueden ser fragmentadas y transferibles. En 2017 la ley cumple sus primeros 20 años, ¿podrá un gobierno de izquierda derogar el regalo de ARENA, la renovación automática y subastar las frecuencias que ahora ocupan los canales que piden un juego limpio? Es decir ¿permitir una subasta que incorpore nuevos empresarios como canal 37/11 medios comunitarios, sin que esto signifique un ataque a lo que ellos llaman libertad de expresión?

ARENA durante sus mandatos jamás le ha interesado organizar un nuevo orden de frecuencias. Siendo el maridaje medios-empresa privada- gobierno una tara inveterada mantiene convenientemente un sistema que privilegia el criollo capitalismo cristiano consumista sobre el malvado comunismo come niños lava cerebros.

La digitalización no monopólica por ejemplo permitiría a canales comunitarios o de los departamentos salir al aire y dejar a opción del público otras maneras de interpretar poder, que no solo sea el “poder” conservador, moralista, excluyente de AMPS, agencias de publicidad o ASDER el único mensaje ideológico que puedan ejercer los salvadoreños.

Corolario:

Warren Buffett dijo hace algunos meses: efectivamente hay una lucha clases ahora, y la vamos ganando los ricos. ¿Ha cambiado desde 1956 la forma de asegurar el pastel de medios en El Salvador hasta la fecha? No, si bien la reasignación del 37 al 11 debió haber sido transparente e ir acompañado de una reforma de ley que incluyera a los medios comunitarios y la televisión departamental el empresario Ángel González no hizo nada más que jugar bajo las reglas con las que han jugado los otros dueños de medios a lo largo de la historia radial y televisiva nacional.

Así se hizo con canal 8 cuando en 1998 Orlando de Sola decidió someterlo a subasta. Armando Calderón Sol lo destituyó entregando al final de su mandato la frecuencia a AGAPE, una millonaria empresa que dirige el padre Flavian Mucci y que tiene entre sus grandes benefactores a Boris Eserski.

El Faro reveló la semana pasada como antes de la salida del ex presidente Saca en 2009 –no solo condecoró a don Boris Eserski- sino que SIGET le otorgó a pesar que desde 2006 se dijo que el pastel de frecuencias estaba agotado a un abogado ya fallecido y vinculado a la familia Aguilar Calderón- Eserski las frecuencias 39, 41, 43, 45, 47, 49 y 51.

Pesar de negar tener alguna relación comercial con el abogado fallecido dueño de siete frecuencias, el arzobispo de San Salvador recibió de Juan Carlos Eserski una frecuencia en regalo para difundir la palabra de Dios. Canal TVCA 39.  


Ahora que está de moda tildar de corrupto a quien use la excusa de hacer como en el pasado, les compro la palabra, dejemos de hacer como antes, como siempre han hecho, juguemos limpio, pero de verdad.

Revisemos las concesiones de las frecuencias televisivas en 2017, digitalicemos y eliminemos la concentración de las frecuencias en familias o testaferros como acaba de hacer México. Seamos transparentes, hagamos eso que ustedes dicen muy dignos por la TV: juguemos limpio y dígannos que el patriarca televisivo salvadoreño Boris Eserski no es el tronco común donde convergen los canales 2, 4, 6, VTV, 31, 39, 41, 43, 45, 47, 49 y 51. Y quizá, por qué no, un convenio de administración con canal 8 que termine dejándolo como propietario como ya hizo en los setentas con canal 4.

¿Jugamos limpio o todo es paja? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada