En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 22 de octubre de 2014

LA INDIFERENCIA Y LA APATIA DEL SALVADOREÑO EN LONG ISLAND

LA INDIFERENCIA Y LA APATIA DEL SALVADOREÑO EN LONG ISLAND

Como diría mi abuela sigámonos dándonos  paja solos.

Nos vanagloriamos los salvadoreños que somos la mera mengambrella, la mamá de Tarzán, los cachimbones  y otros más que nos podemos inventar para esconder la falta de integración y unidad para hacer frente a algunos temas que ameritan ser abordados como ente colectivo. 

Son solo algunos de los apelativos que usamos  para  vanagloriar nuestro ego nacionalista.

Aparentemente estamos en todo, pero lo cierto es que no estamos en nada, cuando se trata de colectividad ya que cada quien libre su cacaste o se rasque con sus propias uñas, el problema no me afecta en lo individual, ni a mi familia, además no me genera beneficio económico alguno, la foto no vale la pena, no beneficia la imagen de mi partido, Etc. Son algunos de los pretextos.   

El típico pensamiento egoísta, mezquino y demagogo, que contribuye a la apatía e indiferencia de involucrarnos en nuestra realidad concreta como esta nos lo demande.

Como pensar así, en su empoderamiento, si para el salvadoreño siempre será la prioridad en entretenimiento a través de los fiestones y bailongos que promueven los oportunistas y parásitos dizque para beneficio de la comunidad. Lo social y cultural solo son más que parapetos para el llamado de la gente y/o generar expectativas a los políticos locales a quien la venden por unos dólares más. 
Habría que preguntarnos donde podemos ver al interior de nuestra comunidad los beneficios que arrojan los fiestones y bailongos, lo más seguro es que todos arrojen perdidas como siempre pero ante la falta de transparencia que se puede especular. Que las perdidas son absorvidas a titulo persona y/o por los partidos nacionales que se patrocinan, que no huelen ni hieden en nuestra realidad concreta. Con tal altruismo y filantropía pronto alcanzaremos nuestro empoderamiento.

Lo más decepcionante de la misma  película en el devenir del tiempo  donde los parásitos y oportunistas…perdón protagonistas  siempre están prestos a tomarse la foto y gritar a los cuatro vientos soy un líder comunitario y las organizaciones tampoco se quedan atrás todas dicen  trabajar para y con la comunidad aunque su zona de confort sean los fiestones y bailongos.



Recientemente y en un lapso corto de tiempo Huntington Station ha sido el escenario de la muerte de dos hispanos-latinos, por si no lo sabian de origen salvadoreño. Daniel Carbajal y la más reciente Maggy Rosales, víctimas de la delincuencia en la calle. Dada la presencia de pandillas se presume que los hechores son miembros de ellas. Lo cual no es confirmado gracias a la indiferencia y falta de acción de las autoridades y policía local.

La comunidad local se tomo las calles para demandar más justicia por las víctimas, seguridad y más acción policiaca para salvaguardar la integridad física de sus miembros.


La pregunta por hacernos.  

Donde están los dizques lideres los que dicen representar a la comunidad y se rasgan las vestiduras.  

Donde esta Sr. Cónsul. Que no al caso no es una de sus obligaciones que juro cumplir ante la bandera y la constitución. La salvaguardar los derechos de los salvadoreños en el extranjero. Sáquele provecho a todas esas relaciones con políticos locales anti-inmigrantes a través de la política de puertas abiertas que solo ha servido para lavarles la cara al frente de nuestra comunidad. No estiman que así como es de fácil publicar el flayer  del próximo fiestón o bailongo, fácilmente se pudieran publicar algún pronunciamiento que apoye a la comunidad local  y/o activistas locales para que sean escuchados por los políticos locales, donde muchos son los salvadoreños que la integran o a la familias salvadoreñas que han perdido a dos de sus hijos.  Ya sabemos que esta recomendación es como pedirle peras al olmo o  sacarle un fétido aire a un muerto, esperando que se levante de su cómoda silla y apoyen a la comunidad y/o familia de los dolientes. De seguro ni conocían de estos acontecimientos donde salvadoreños han sido las víctimas.

Donde está la famosa organización creada para apoyar a la comunidad en el exterior Conmigrantes. Son salvadoreños las víctimas o es que solo se involucrar en las directrices y objetivos ya predeterminados por el GOES para el fomento del populismo.  

Donde están las organizaciones comunitarias, que si son buenas para organizar fiestones y bailongos, así como marchas abogando por los derechos de los migrantes y de paso 
promocionar a los partidos políticos de nuestra realidad nostálgica.

Y donde están los líderes de las iglesias sea esta católica o  cristianas. Que son buenas para pasarnos el guacalito, vendiéndole un pedazo de cielo e indulgencias, que suelen exhibir sus relaciones con los políticos locales. Pero que a la hora de los quiuvos brillan por su ausencia para ser solidarios con ella. Lógico a menos de les afectaran sus propios intereses y se tratase de un miembro de su congregación, allí si pegan el salto, inclusive involucran a los impíos descarriados.

Donde está el resto de la comunidad que solo gusta de vanagloriase con la trillada frase sos un orgullo salvadoreño.

Y por ultimo donde están las sucursales de los partidos políticos nacionales,  que sabemos que no huelen ni hieden en nuestra realidad concreta, pero que gracias  al opio del populismo y a los burros con ojeras,  románticos, fanáticos y oportunistas de sus promotores, quienes nos los venden como el pan de cada día, alimentando nuestro ego nacionalista y enrizando aun más el fanatismo ideológico y partidista, cualquiera que esta sea, o de la mano que sea. Ambos son la misma bazofia.

Cuando vamos a despertar de nuestra propia falacia y comenzaremos a forjar nuestro empoderamiento acorde al número que representamos y aporte que hacemos al desarrollo de esta sociedad que por ahora nos alberga, para el beneficio de las presentes y nuevas generaciones. Dando prioridad a nuestra realidad concreta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada