En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 15 de mayo de 2013

DECLARARSE INDEPENDIENTE, NUEVA MODALIDAD DE QUIENES NO OBEDECEN A LA CUPULA DE ARENA. POR RODRIGO AGUILAR.


DECLARARSE INDEPENDIENTE, NUEVA MODALIDAD DE QUIENES NO OBEDECEN A LA CUPULA DE ARENA. POR RODRIGO AGUILAR.
Expresando su descontento, en una carta dirigida a la cúpula Arenera, el diputado propietario por el departamento de La Libertad Gustavo Escalante, se declaró, independiente de su partido, para la toma de decisiones en la Asamblea Legislativa.
Entre sus quejas,  destaca el hecho que cuando denunció un intento de soborno a su persona, el partido no supo darle protección en el momento en que la necesitaba, que fue él mismo quien tuvo que solicitar ayuda al Ministro de Justicia y Seguridad.
En su nota, expone además que se dio el trabajo de acercarse a las bases de su partido, quienes le manifestaron su descontento porque no existen los espacios de apertura y crecimiento político y que el listado de diputados tiene mucho tiempo de no ser modificado.
En esta ocasión, los dirigentes Areneros no reaccionaron acusando al diputado de haber recibido dinero, como ha ocurrido en las deserciones anteriores; por el contrario, la dirigencia de ese partido ha expresado que lo continúan considerado miembro de ese Instituto Político y que van a dialogar con él sobre lo ocurrido.
La decisión del legislador, trajo como consecuencia una división de opiniones; ya que mientras Donato Vaquerano sostiene que este es otro caso de transfuguismo y afirma que los mismos que le hicieron la carta a la diputada Claudia Ramírez se la hicieron al Diputado Escalante, la diputada Ana Vilma de Escobar, le dio la razón a su colega, en cuanto a la falta de apertura dentro del partido, en que no se promueve la meritocracia y que es necesario una nueva forma de hacer política.
Esto pone al descubierto, que el conflicto interno dentro de Arena es más grave de lo que la evidencia pública ha demostrado; que los problemas entre su dirigencia en vez de resolverse se están agudizando y que su situación es más complicada cada día.
Ahora, la dirigencia tricolor enfrenta un dilema, o se aguanta y acepta lo expresado por el diputado, que tendrá su propia agenda legislativa, sin renunciar a su partido o lo expulsan de sus filas por haber dejado en claro, que no seguirá los lineamientos de la cúpula.  
Pero, si lo mantienen dentro de sus filas se están corriendo el riesgo de que otros areneros puedan optar por declararse independientes y continuar dentro del partido sin obedecer a la dirigencia, reafirmándose de esa manera lo que todos y todas ya conocemos, que ese partido tiene un grave problema de dirección.
Y si lo expulsan, deberán sustentar jurídicamente esa decisión, porque de lo contrario pueden llegar a violentar, el derecho de Asociación del diputado y además su derecho constitucional de mantener su independencia, ya que el artículo ciento veinticinco de la Constitución establece lo siguiente: “Los diputados representan al pueblo entero y no están ligados por ningún mandato imperativo”, significando entonces que cada diputado o diputada en la Asamblea Legislativa nos representan a todos y a todas, y no a ninguna cúpula o partido político.
Quienes están llevando las riendas del partido Arena, no pueden continuar creyendo que el pueblo Salvadoreño toma atol con el dedo; deben entender que la mayoría de la población, estamos conscientes de que en ese instituto político, la ambición, la falta de liderazgo y la ausencia de una cadena de mando, están provocando una división  interna de grandes y graves consecuencias.
También deben ser muy cuidadosos, porque la realidad que pretenden ocultar, puede comenzar a calar en la mente de los votantes indecisos; pues en este contexto tiene cabida la siguiente pregunta: ¿Puede un partido tan profundamente dividido, que no puede gobernarse a si mismo aspirar  gobernar una nación con  problemas tan complejos como los nuestros?, la respuesta seguramente no favorecerá a los areneros.  
Finalmente, deben tomar conciencia que  esta división,  puede traer como consecuencia que el sector que define cualquier elección que son los votantes indecisos, comience a desconfiar de la capacidad de fórmula presidencial Arenera,  para tomar las riendas del ejecutivo, pues si no han tenido la capacidad de unir a los areneros, en torno a sus candidaturas, difícilmente podrán unir a nuestro país para sacarlo delante y enfrentar los graves problemas sociales y económicos que enfrentamos como nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada