En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 8 de octubre de 2013

NO PODEMOS SEGUIR ENGAÑANDO A NUESTRA COMUNIDAD II

NO PODEMOS SEGUIR ENGAÑANDO A NUESTRA COMUNIDAD II


Como bien dice el viejo adagio en la guerra y en la política todo se vale. Y para todo está la Master Card.  

Pero cuando se trata del tópico Diáspora Salvadoreña debemos de vislumbrarlo dentro del contexto colectivo y no abordarse por separado, dándole la importancia que nos merece, porque de ello depende nuestro futuro y el de las nuevas generaciones en tierras lejanas a las que nos vio nacer, inclusive favorecerla aun más de lo que hasta ahora se ha hecho a través de las remesas nostálgicas y proyectos de inversión social en las comunidades de origen.

Para ello debe de  existir un mínimo de conciencia social y anhelo de superación al interior de la sociedad que nos alberga si queremos asumir con responsabilidad nuestro rol de forjar un mejor futuro para las futuras generaciones fuera de la frontera que nos pario.

No hablamos de buenos Samaritanos, altruistas o filántropos. Sino de lo que nos demanda la coyuntura actual. Estar inmersos en nuestra realidad concreta y priorizar nuestras necesidades. La búsqueda de la superación y estabilidad socioeconómica para el beneficio de nuestras familias y la colectividad en nuestra realidad concreta, donde vivimos y sobrevivimos. La cual puede ser alcanzada en un menor plazo si existe la integración para trabajar unidos por un objetivo común.

Que si bien algunos individualmente ya la han alcanzado, ello no los exime de ser parte del proceso y búsqueda de nuestro empoderamiento como ente colectivo en reciprocidad del beneficio que de ella han recibido o por nostalgia, nacionalismo o como le queramos llamar.  Particularmente le llamaría “Autorrealización del ser humano”  buscar ser, un mejor ser humano día a día para crear un mejor mundo que nos  garantice nuestra supervivencia.

Ello nos demanda involucrarnos acorde a nuestro alcance en nuestra realidad concreta y ocupar los espacios que están a nuestra disposición, ya que de lo contrario estos serán ocupados por otros, que ni siquiera conocemos y tomaran decisiones por nosotros. A la fecha la evidencia es concreta que estos espacios están siendo ocupados por camaleones, lobos vestidos de oveja, mercaderes de la fe y/o comunidad, etc. 

Solo basta preguntarnos que tenemos como comunidad que nos vanaglorie y/o simbolice un logro alcanzado como ente colectivo o preguntarles a ellos donde está el fruto de su liderazgo.

De aquí la importancia de conocer todas sus caras de estos dizque lideres e involucrarnos para dejar de ser pasivos y revalorizar nuestra propia imagen de cara a otras comunidades con las cuales convivimos y hacer valer nuestros derechos y gozar de los beneficios a nuestra disposición, ya que por décadas hemos estado bajo la sombra, utilizados y explotados gracias a estos dizque seudo lideres. Que a través de sus hechos y acciones han contribuido a fomentar la apatía e indiferencia, al grado de volvernos cómplices por quedarnos callados y amparados en la escusa la salvadoreñoridad, sin tomar en cuenta que gracias a ellos, muchas de las oportunidades que están a nuestra disposición ya sea individual o colectiva no las hemos podido capitalizar para el bienestar de nuestras familias, comunidad y nación , por el desconocimiento a que nos han sometido y en donde también otros agentes han intervenido como ya se han señalado en otras notas que hemos compartido donde la nostalgia y el nacionalismo, ideologías y partidismos son el medio.

Asumamos también nuestra responsabilidad, ya que tampoco hemos hecho nada por superar estas barreras, cualquiera que sea la razón. Si realmente nos interesa buscar nuestro empoderamiento, ya va siendo la hora que lo hagamos. Ya que lo cierto es, que nuestra comunidad no necesita de personajes que se auto nombren lideres para alcanzarlo, más que conciencia social, integración, iniciativas y/o proyectos viables, convergencia de ideales y objetivos, priorizar el bienestar colectivo sobre el individual, liberarnos de los fetiches nostálgicos y nacionalistas, partidismos e ideologías dejándolos en casa o para su momento evitando que influya o condicione nuestra realidad concreta, voluntad de integración y hermandad, valorizarnos por lo que somos y capacidad que poseemos, etc.

Cuando se trata de política no hay nada que decir y más cuando se trata de salvaguardar la gallinita de los huevos de oro para comerse el chicharon. Queda al libre raciocinio del individuo, abordar todos los elementos para tener claro el contexto. Analizar, sacar sus propias conclusiones y tomar sus propias decisiones.

El papel aguanta con todo y qué decir de los comerciales en los medios impresos, virtuales y/o visuales, todo se puede comprar y/o acomodar en los medios, ya que ese es su negocio. La venta de espacios publicitarios para llegar a las masas.

La diferencia esta, que ante la carencia de recursos mercadológicos pregonan que son defensores de los intereses comunitarios y a la vez se prestan a omitir, manipular o tergiversar la realidad con el fin de perseguir su objetivo económico. De ello solo emana la falacia, carencia de profesionalismo y ética.

Como bien dice nuestra constitución nadie puede argumentar la ignorancia de las leyes, así mismo podemos afirmar que hoy en día nadie puede argumentar la ignorancia de información tomando en cuenta los recursos tecnológicos a nuestra disposición, solo falta voluntad de buscarla. Así que nadie se queje que le han mentido, embaucado, manipulado o defraudado.

Si bien la escusa es la supervivencia para esconder la mediocridad o incapacidad. Cuando el tópico es la comunidad no cabe el argumento de que el fin justifica los medios. Ya que no solo se trata de librar nuestro cacaste individualmente, sino tomar en cuenta que de nuestros hechos y acciones impactan en los intereses de la colectividad que podemos involucrar de forma activa y/o pasiva.

Para ello lo mínimo requerido del individuo es la entereza moral , convicción y conciencia socio comunitaria que sirva al menos de limitante para no caer en el agravio de mancillar la imagen y dignidad de la comunidad cuando por egoísmo, avaricia e intereses propios nos autonombramos líderes comunitarios o alzamos el estandarte de la comunidad como pretexto para satisfacer o salvaguardar nuestros propios intereses y negocios que en la mayoría de las veces se han forjado sobre bases de la mentira, el fraude y el engaño. Ya que son incapaces de satisfacer la demanda del mercado con ética y profesionalismo.

Tanta es la emoción cuando se trata de alimentar el ego y vanidad que su retorica los eleva al grado que ellos mismos se crean la mera mengambrella, esperando que con ello resto de la comunidad haga lo mismo aceptado todo como dogma de fe lo que de ellos emane.

Tendrán sus seguidores a quien darles el chupete y que al igual que ellos buscan su propio chicharrón , pero para el resto, es  deplorable verles como insultan nuestra inteligencia pretendiendo darle a la comunidad atol con el dedo, mancillen su imagen vendiéndola al mejor postor en calidad de bulto, ya que los salvadoreños no representamos un mercado atractivo de votos. Y aquellos que pueden son apáticos y eso gracias a los dizque líderes comunitarios a través de sus hechos y acciones.


Nos sumamos a la algarabía al conocer que un connacional ha alcanzado sus metas y objetivos, triunfe, realice sus sueños y progrese. Igualmente celebramos que medios nacionales hayan tenido la visión de internacionalizarse, vislumbrando un potencial mercado nostálgico en la comunidad que explotar. Solo esperamos que contribuyan a forjar lazos de hermanamiento entre los salvadoreños.  

Con la salvedad señores, que el hecho que nos manifestemos nostálgicos por nuestra nación ello no significa que seamos ignorantes de nuestra realidad y necesidades, la cual conocemos perfectamente más que cualquier recién llegado, por ende demandamos un mínimo de respeto , ética y profesionalismo cuando el tópico que se aborde es nuestra comunidad. Y no insulten nuestra inteligencia pretendiendo darnos atol con el dedo, ya que conocemos las diversas fachadas de los camaleones.  


Nuestra recomendación, infórmense mejor y mantengan un mínimo de respeto para nuestra comunidad y ética profesional, si el deseo es formar parte de su empoderamiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada