En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 16 de enero de 2014

LA HORA DE COMER M.-Por Moris Herrera

Al Loco Tevez.

LA HORA DE COMER M.
Por Moris Herrera. Bcn, 7-Ene-´14.-


Lo presentíamos. Se va acercando la hora, nos quedan unas semanas para que todo empiece a podrirse. Ellos lo saben, nos conocen mejor que la madre que nos parió. Los monstruos marinos nos lamen impacientes aunque nos tapemos el rabo con las manos fanáticas, mientras permanecemos tirados en una hamaca como chanchas paridas ó haciendo de filósofos sexuales frente a la computadora, columpiándonos somnolientos en la mecedora ó desgraciándonos la vida suplicando dinero a la tarjeta de crédito, ahí, acurrucados como monos mordiendonos las uñas del dedo gordo del pie ó con una pistola en la sien como presas indefensas de un parásito cipote, que nos aterroriza más por los tatuajes que por su cuerpo de lagartija. Poco a poco, los cocodrilos nos sumergen a las tinieblas, y sabemos que pronto apestaremos a muerto. Nuestras vidas no valen nada.

Aún viviendo en la Cristiandad altomediaval ya no me da miedo la Cultura del Diablo, total, políticos demonio, plebe nobiliaria y descerebrados matando han existido toda la Historia. Da miedo, eso sí, cuando nos enteramos que Dios y los caballeros andantes se han ido de fiesta porque todavía hay guerra por aquí, asumiendo así que ninguno de los locos patrios remedando a Jesucristo se atrevan a decir siquiera pío pío cuando ejércitos de niños de las MS18 y M13, dia tras dia, se especializan en el arte de torturar, violar y descuartizar niñas. Da terror el sello y marca El Salvador (El Maligno), cuando se ve pasear a los mareros como despiadados banqueros, robando, destruyendo y apropiándose de las casas y almas de los mansos e iletrados. Me cago en Sátanas, en las Dignas y con la venia que se marecen, en los honorables Señores Mareros. Es admirable el Medioevo. 

Hiede a pupú, vrbe et orbi, cuando en otro arrebato de penuría cultural Monseñor Mounstruo Alas instruye auto de fe y de un zarpazo envia a la hoguera al Instituto de Tutela Legal. En el Reino de la Locura, finalmente ha triunfado el Feudalismo y el Oscurantimos Clerical. ¡Bravo!. Pero al final eso es bueno, porque si el representante del Papa en este Estadito Teocrático cree innecesaria dicha obra de la Creación, nosotros los inditos podemos llegar a considerar que las Iglesias también son innecesarias para ganar el Reino de los Cielos. Pero....¿Qué podemos hacer?, cuando el firmamento, tierra, mar y Fiscalía saben que en estas tierras la mayoría somos leprosos menguados de conocimiento, buenos cristianos y al mismo tiempo pícaros que vendemos el alma a Mefistofeles por un hueso, camisas o gorras de un dólar. Es necesario vivir en el saber profano, y divino poner la otra mejía riendo mientras esperamos el enésimo latigazo, como salvajes supersticiosos o buenos burros patas arriba que somos. Una eme.

Que feo, se respira a jabalí podrido y nos chillan de hambre las tripas, por lo que sabemos que se acerca la etapa del retroceso, de la barbarie. Que fuerte (!). Llego la hora de tirarle chuqilla hirviendo al vecino, de apuñalar al amigo y destasar a su mujer e hijos, de maldecir al pariente, de que un subnormal desenfunde el trabuco y te amenace con enviarte al fuego eterno por pensar distinto. Tienen buena pinta las naúseas de Francisco Flores en nuestras caras. Bicho Marero. ¿Cuáles flores?, Aaah! siií....ya sé, las Flores del Mal de Charles Boudelliere (!). El poeta maldito que dijo que hoy el Hereje es Presidente y también delincuente, de esos que se hacían construir pozos de agua en concepto de misericordia, como decía uno in memoria, digo, refugiado en Mariona. Una miércoles la memoria. Da miedo la memoria de los pastores, evangelistas y catequistas, que se creen que uno es un animal sin criterio o ciego y que deben educarnos sin comprender la realidad que nos rodea, suerte que llego un argenitno a hacer asados a la Plaza de San Pedro. Pero puestos a....me da más miedo el espíritu peludo de Sai Baba. Se va poniendo caliente la Cosa Nostra, por lo que es sensato maximizar la paranoia colectiva y celebrar misas por nuestros abuelitos. Mejor durmamos con la caja tonta encendida (T.V.) para apagar nuestro cerebro malo de manera automática. ¡Que bien!, nos llego la carta que anuncia la lluvia de granadas o nos llama por teléfono una voz robotizada pidiéndonos el sufragio. Que susto, a veces tenemos pesadillas que los verdugos telefónicos de Credomatic nos perseguirán hasta la vida eterna, hemos de hacernos amiguitos de un turquito para pagar las deudas. 

Que agobio el odio. Dicha que meses atrás pudimos prepararnos admirando al General Munguía Payaso desfilar ante el Reinado Legislativo, disfrazado del General Gerardo Barrios. Jodido Krusty sin pintura. ¡Ave Magistur Militvm!, muchas gracias General, muchas gracias por el teatro. Los que ejercitamos la memoria nos partimos de la risa recordando aquellas gloriosas hazañas militares suyas, denunciar al barrigudo de Calderón Sol no tenía precio y tampoco dejarse entrevistar por aquel psicópata intelectual que luego resulto ser canalla. Da vergüenza pagar por ver circos tan malos y encima comer mierda, pero mejor comer mierda que no comer ni mierda y seguir adulando a la Tenchis Celiber. Me sabe mal, pero me recuerda a Lourdes de Flores la mentada Tencha, por párvula en las cuentas del Estado, que quede claro. Éeela (!).

Me gusta Walter Araujo -especialmente en estas épocas- por mediaval y por saber agradar a la nobleza, pero me agrada más cuando baila como chambelán. Si, lo sé, huele a catracho usurpador, digo, a Horacio Castellano Moya y da asco, mucho asco, muchísimo asco. Por cierto, me encanta el Gordo Max de los huevos para Presi, por tetudo y depravado. Pero me fascina más la escuela de Wil Salgado, porque es de choto o es chorizo, ¿quién sabe?,...pero prefiero de choto que diputado adicto al vino,...Merino dijo un eco. Sí, Señor, yo confieso, que aqui en el Reino de la Locura somos pocos pero todos estamos locos y por eso, de tanto ver televisión, leer periódicos amañados y escuchar a pastores o curas aprendimos el arte de lo cínico. Sinceramente, extraño ver en misa a Ciro Cruz Cepeda y salir corriendo haciendome cruces, pero la mierda se revolvía mejor aunque no abundaba tanto como ahora con tanto mamón culto. "Me gusta lo ilegal, me gusta lo inmoral y todo lo que engorda" como le enseñaban a cantar a un diputado gallego en la Universidad de Salamanca dijo un abogado concubino del Diablo. 


Vamos, no nos hagamos los ticos, perdón, los suizos, nos va llegando la hora de admirar a la Familia de Lucifer, quiero decir de ver a los Curas y Pastores bendecir a Barrabás y mostrarnos el camino hacia La Luz. Charlatanes prostituyendo la Iglesia con el Estado. Vulgares. Fanfarrones. Psicodélicos vendedores de hombres. A todo cerdo le llega su San Martin. Por cierto, que alegría que murieron los amados líderes, y ya no nos caemos tan mal antes. Recordemos con nostalgia aquellos días de alegóricos cantos gregorianos y los masivos asesinatos de antaño. ¡Dioguarde! que dice la Tenchis Flores, perdón, Celiber de cerebro malo. Votemos monaguillos, monjitas, pastorcitos, obedientes mujercitas con pañuelo, es hora de hartarnos nuestra respectiva ración de eme. A votar pueblitos de Dios, a elegir al siguiente matarife, lo siento, Judas Iscariote. A coronar al próximo Ecce. Sí, cuantas heces. ¡Cuantos errores!, que falta de respeto Lector, le debo una disculpa, no sé que le pasa a mi teclado, igual sepa usted que era normal en la época mediaval tener errores en las palabras que correspondían a errores en el pensamiento ó también poseer raciocinios correctos y discursos desordenados; Leer no era de todos, usted sabe. Disculpe, que prosigo.......Socorramos al pueblo sacandole las tripas y con ellas ahorquemos a ese que nos ofende votando por la secta contraria, con valor y el poder del Ángel de la Muerte mutilemos al enemigo por habernos mirado de mala manera y por ser incapaces de entender que nunca llueve a gusto de todos. Changos. Alistemos el Klennex, el Delsey, El Diario de Hoy, El Co Latino...Cochino, dijo otro Eco, Elfaro.net o Lapagina.sv en papel. ¡Ave María, tecnología!. Ahí están, señoritas, señoritos, las fotocopias del cheque de Paolo Luers para que vd. se limpie la orilla, las manos sangrientas o la boca y siga generando odio y -si se puede- un pedacito de aquella guerra inconclusa, tal como le enseñaron sus abuelitos en la extensión de la Guerra Fría o la Edad Media. Yo creía que el odio era nuestro, pero no, en un sueño ví a nuesros abuelitos hablándonos al oido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada