En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 15 de septiembre de 2014

Carta abierta a Rafael Flores del Rev. Allan Byron Ramírez

Carta abierta a Rafael Flores del Rev. Allan Byron Ramírez

Durante mi ministerio en Long Island desde 1982, he visto mucho dolor sufrido por nuestra comunidad inmigrante.  También he visto el odio y la discriminación racial en contra de nuestra gente.  Yo estuve personalmente involucrado en los fraudes en contra de los Jornaleros, los ataques viciosos en contra de Israel Pérez y Magdaleno Escamilla en Farmingville, y  el asesinato de Marcelo Lucero en Patchogue.  Estos fueron unos ataques brutales, no solo en contra de ellos pero también en contra de toda nuestra comunidad inmigrante, y causaron mucho dolor a nuestra gente.

Mi querido Rafael Flores, hoy te quiero hablar de otro ataque tan doloroso como los que ya he mencionado.  Pero este ataque está siendo cometido por un miembro de nuestra comunidad; por Rafael Flores.  Ya hemos visto tus fotos con líderes anti-inmigrantes como Allen West, y Lee Zeldin.  Estos individuos han hablado muy claro sobre su oposición a la reforma migratoria y Obamacare, dos leyes que directamente afectan las vidas diarias de nuestra comunidad.  Estos individuos rechazan ayuda hasta para los niños que han llegado a Estados Unidos desde Centro América como refugiados estos últimos meses.

Yo reconozco que estos próximos dos meses forman parte de la temporada política, y ya he visto tus fotos en la cuales  estás frente a la bandera de Estados Unidos, y mensajes en los que no dejas de invocar el nombre de Dios, como si solo estos símbolos te dieran credibilidad.  En realidad, al ver todos estos  actos de tu parte, me hace pensar lo que alguien dijo hace mucho tiempo: que el último refugio de un sinvergüenza es la religión y el patriotismo.

Rafael, te suplico en nombre de la comunidad inmigrante y de tu gente, desde el punto moral, ético, y religioso, que te apartes de estos políticos quienes prometen traer maldición a tu comunidad, a nuestra comunidad.  Personalmente, me daría vergüenza fotografiarme con estos políticos anti-inmigrantes, y más vergüenza declarar que los apoyo como lo estás haciendo.  Tal vez seas ignorante de sus posiciones políticas en contra de nuestra comunidad, pero lo dudo, y ruego que nuestra comunidad también lo dude.  Yo creo que es más creíble que estés recibiendo pagos monetarios por apoyar a políticos que desean conseguir a cualquier Latino y usarlo como un maniquí de vitrina.  Si es verdad que recibes pagos monetarios de estos políticos como Zeldin y Blakeman, en realidad eres como Judas Iscariote, quien estuvo dispuesto a traicionar a Cristo por unas monedas de plata, y tu Rafael, estas traicionando a tu comunidad.  Por eso te imploro, que te apartes del enemigo de tu misma gente, y te lo pido porque sé que nuestra comunidad es buena y te perdonará, pero para recibir perdón, tienes que estar dispuesto a confesar tus pecados.

Tus acciones en apoyar al enemigo de tu gente es un insulto al sacrificio de tus padres, y de todo inmigrante que se ha sacrificado para llegar a este país con el deseo de mejorar sus vidas y las de sus hijos.  Rafael, no traiciones este sacrificio sagrado de todos nuestro padres.  En la historia de Estados Unidos, el traidor más famoso es Benedict Arnold; en la Biblia el traidor más famoso fue Judas Iscariote. ¿ Quieres que nuestra comunidad inmigrante recuerde a Rafael Flores como el más famoso traidor del sueño de nuestros padres?

Estados Unidos nos ha dado muchas oportunidades, y yo se que ni en mis mejores sueños pensé que hubiera llegado a la etapa a la que avancé en mi vida profesional.  Pero Estados Unidos también tiene unos capítulos horrorosos en su historial; la esclavitud siendo uno de esos peores capítulos.  En el viejo Sur de Estados Unidos durante la época de la esclavitud había  negros/Afro-Americanos a los cuales les llamaban Tío Tomás (Uncle Tom), porque ellos estaban dispuestos a mantener vigilados a los otros esclavos que trabajaban en las fincas por 14 a 16 horas al día recogiendo algodón, mientras que al Tío Tomas le estaba permitido trabajar en la hacienda sirviéndole al dueño de los esclavos, y pasaba una mejor vida que sus mismos hermanos Negros/Afro-Americanos.  Rafael, me duele decirte, que tus acciones apoyando a políticos anti-inmigrantes  te han convertido en un Tío Tomas moderno.  ¿Ese quieres que sea el testimonio de quien eres?

Si, Rafael Flores, te ruego, te imploro, que tu y yo, tenemos el deber de respetar a los miembros más pobres, más débiles, a los más vulnerables de nuestras comunidades, y darles nuestras voces para que ellos tengan el respeto y la dignidad que todo ser humano se merece.  Especialmente el Señor, nos llama a tener una responsabilidad más alta y honorable hacia ellos, porque tenemos que recordarnos que fuimos extranjeros en la tierra de Egipto, y sabemos cómo se siente ser extranjero, y al extranjero nos dice el Señor, tenemos que tratarlo con dignidad, como si fuera uno de los nuestros.

Ojalá, que regreses al Señor que requiere honor, libertad, y dignidad para todo ser humano, y en este caso, creo que tú necesitas tener esa dignidad para reconocer el error de tus acciones.
Por:
Reverendo Allan Bayron Ramírez
 Pastor de la Brookville Reformed Church desde 1982 al 2012, cuando se jubiló, y ahora pasa mucho tiempo en el DF, Ciudad de México.  El Rev. Ramírez fue uno de los primeros líderes que levantó su voz para darle derechos y dignidad a la comunidad inmigrante en Long Island.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada