En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

sábado, 1 de noviembre de 2014

Todos eran correligionarios

Todos eran correligionarios
Marvin Aguilar

El equipo Maíz ha lanzado un álbum sobre la corrupción de ARENA. Es un repaso por 27 de 152 casos de corrupción que hemos sufrido los salvadoreños por políticos que sostienen que en ARENA están las personas que dan trabajo, que no necesitan de robar porque ya tienen riquezas.

El tiempo y la hemeroteca nos demuestran que todas esas ventajas que ofrecía ARENA fueron mentiras. Desde luego el FMLN no está exento de terminar como la derecha luego de muchos en el gobierno. Si la izquierda no diseña mecanismos que atajen a los corruptos que pueden estar pensando ya aprovecharse de las relaciones políticas para enriquecerse la bandeada contra ellos será implacable.

Llama la atención los intríngulis para conseguir votos que hace René Portillo Cuadra con los montos financieros que se gastan sus colegas políticos. Su relación maliciosa de equiparar camas, medicinas de hospitales, inmobiliario para escuelas, vías de comunicación, desarrollo local con los dineros que se gasta el FMLN en la Asamblea Legislativa o el Ejecutivo son hipócritas. Además, nada dice la despilfarradora CSJ.

Decimos es falaz ya que solo en 27 casos de corrupción señalados a través de estos años suman $3, 935 millones de dólares. ¿Imagina Portillo Cuadra cuantas escuelas, universidades públicas, analfabetismo, guarderías, hospitales, unidades de salud, medicinas, ambulancias, agua potable, seguridad pública, agricultura y ganadería, viviendas, ayuda al deporte y artes y programas sociales para los más pobres se podrían haber implementado con todo ese dinero por investigar e investigado en la actualidad del cual nadie en su partido da testimonio de su paradero?

¿Qué debe expiar ARENA?

La derecha debe explicar si desea recuperar la confianza de los salvadoreños los siguientes casos cuando menos sospechosos de robo al Estado y en otros pedir perdón por haber albergado ladrones que desde sus argollas impedían y aún algunos impiden que buenas personas, imposibles de controlar por el establishment lleguen a ocupar sus puestos:

Saneamiento y privatización de los bancos estatales: $705 millones. Fraudes en la CEL, $2,816 millones. Entierro de medicinas vencidas; robo en el ISSS; robo en construcción y equipamiento de hospitales públicos; hospital de maternidad: $50.9 millones. Malversación en ingenios azucareros; robo de abono japonés; robo en el ISTA: $15 millones. Robo en el FIS; caso INFOCENTROS; caso ANDA-Perla: $112.1 millones.

Robos en Correos; CNR periodo de Félix Garrid Safíe; plazas fantasmas en el CNR periodo Gerardo Suvillaga: $2.2 millones. Robo en el MOP; caso Diego de Olguín $106.1 millones.

Además existen algunos casos particulares nunca investigados, prescritos y algunos en proceso en los cuales se puede concluir un patrón de operar en cuanto a beneficiarse del Estado ya sea siendo funcionario, ayudando a sus amigos y empresas, prevaleciéndose de sus contactos en el partido para enriquecerse o enriquecer a terceros, incluso con plazas con altos salarios, dietas, pasaportes diplomáticos a familiares.

Alfredo Cristiani y Archi Baldochi con los bancos. Roberto Mathies Hill con Finsepro-Insepro. Las malversaciones en la FEDEFUT. Ana Vilma de Escobar cuyos casos ya han prescrito y que suman $42 millones. Las evasiones de impuestos de Miguel Lacayo ex ministro de economía. La construcción del pozo en la propiedad de la ex esposa de Norman Quijano. El caso de Luis Cardenal en el Ministerio de Turismo.

El desvío de $1.1 millones del Ministerio de Hacienda en gobierno de Armando Calderón que eran para afectados del huracán Micht hacia los ex patrulleros en 1999 para que apoyaran la campaña de Francisco Flores. Los $15 millones de Paco Flores para la campaña de Antonio Saca.

Corolario:
En la campaña de 1989 ARENA repartió escobas como un símbolo de lo que había que barrer: la corrupción. En la campaña de 2014 igualmente abusando de la inteligencia de los salvadoreños al decirnos que sufríamos – pesar de no ser ideal-  el peor gobierno y presidente de la historia comenzó con la semiótica de las escobas.
EDH que apodó a la alcaldesa Violeta Menjivar del FMLN como La Reina de la Basura sigue sin decirnos como llamar a la crisis ambiental que areneros han provocado en esa ciudad.

Lo que ARENA llamó la argolla dorada de los democratacristianos hace 25 años ha terminado entroncándose en su cuerpo.

Los medios afines a la derecha que guardan silencio sobre estos casos o, que los mantienen en bajo perfil, incluso en la defensa de algunos de ellos minimizándolos, son también cómplices de proteger a los corruptos que se han tomado ARENA.

En estos días el PP español, la derecha que gobierna que ha sido desplazada al segundo lugar por PODEMOS la izquierda bolivariana ha comenzado a ser señalado por periódicos como La Razón y ABC, tradicionales aliados por los casos de corrupción, robo, tráfico de influencias, prebendas, silencios, tramas corruptas que incluyen putas, aspirinas en las farmacias y hasta flores para las amantes con dineros públicos en un país que atraviesa una crisis espantosa y vergonzante. Incluso para sus medios es ya imposible seguir siendo tapadera de retrete.  

¿Cuándo el Diario de Hoy, La Prensa Gráfica, El Mundo, ASDER, harán algo decente exigiéndoles a sus representantes políticos  que dejen de parecerse a los palabreros de las pandillas?

Quizás habrá que esperar los resultados de 2015 para que comprendan porque la gente ya no les quiere votar, porque no entusiasman aunque se sienta la crisis económica. Porque los jóvenes no los ven como el futuro, aquel en el que yo creí en 1989 cuando no eran de momento corruptos.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada