En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

domingo, 30 de noviembre de 2014

Sigfrido Reyes: obligado a explicar

Sigfrido Reyes: obligado a explicar
Marvin Aguilar

Gerardo Iglesias Arguelles era un minero asturiano que pasó por distintos puestos tanto sindicales así como del Partido Comunista Español del que llegó a ser su secretario general sustituyendo al mítico Santiago Carrillo. Guardó prisión por luchar contra la dictadura franquista, fue diputado y cuando tiene que pasar a la vida privada regresó a las minas de carbón hasta que un accidente de trabajo lo obliga a pensionarse. En la actualidad vive de su pequeña pensión la cual comparte con uno de sus dos hijos que se encuentra por la crisis desempleado.

Este ex líder comunista no se llevó nada más que el deber cumplido con la patria de su paso por la política, muchos piensan que es un tonto por no haber aprovechado aquellos momentos en que fue una figura nacional española y gozar ahora de mejor condiciones materiales de vida.
II
La llaman Operación Púnica. Una traducción del latín del árbol de granado, Púnica Granatum; ya que el principal implicado es Francisco Granados miembro de la derecha española que junto a otras 50 personas se habrían dedicado a cobrar comisiones a constructores para permitirles hacer negocios tanto en bienes raíces como con contratos millonarios por servicios pagados de la hacienda pública.

Existía un común denominador entre ellos: eran políticos de salida, su vida útil dentro del partido había llegado a su fin. Ellos pensando en obtener un retiro digno se dedicaron a una voraz trama corrupta que les dejó pingues ingresos que depositaron en bancos suizos cometiendo así otro delito de evasión al no declarar su patrimonio en España. Están detenidos y expulsados del partido.
III
Hace algún tiempo el IPSFA ofreció a los oficiales una residencial en Nuevo Cuscatlán, varios adelantaron los $1,000 con los que se ofertaba hacer una reserva de vivienda. Esta prometía beneficiar a unos 300 miembros del ejército y sus familias.

Nunca se ha podido concretar esa colonia, parece ser que hay problemas con las autorizaciones correspondientes. Ahora que algunos oficiales reclaman sus pagos iniciales, al devolvérselos IPSFA le retiene $100 por gastos administrativos.

El general David Munguía Payes suma ahora además de su ya cuestionada actuación de funcionario que ameritaría su retiro definitivo este mes de las Fuerzas Armadas otro escándalo que deja en evidencia que quizá no haya más izquierda o derecha, sino los que están arriba y los que estamos abajo.

Si existe una sociedad comercial en la que está vinculado el presidente de la Asamblea Legislativa y un asesor y han hecho una compra de terrenos al IPSFA a menor precio del que se venderían a un ciudadano sin influencias dentro de las esferas gubernamentales, es una acción en la que funcionarios de izquierda  no debiesen estar involucrados.

Es precisamente de eso que se acusa en los casos de CEL-ENEL y otros: usar la información privilegiada que se tiene desde los puestos de poder para beneficiar en los negocios a amigos o parientes.

Además, deben explicar de dónde ha obtenido esta sociedad a la que pertenecen dos empleados públicos $ 440, 501, 01 para comprar terrenos en zonas donde – según discurso político- ni siquiera viviría el presidente de la república Salvador Sánchez Cerén.

Los estatutos del FMLN prohíben reelegirse como diputado a Sigfrido Reyes, va entonces de retiro. Y eso no lo exime de dar sin enojarse o amenazando periodistas explicaciones al pueblo y, menos a que deje en evidencia a la izquierda de que puede estar expuesta a actos de tráfico de influencias o prevalecerse de los cargos para enriquecerse.

Corolario:
Desde luego que hay una campaña permanente contra el FMLN de parte de los medios de derecha, por eso mismo la izquierda debe evitar que lo encuentren con los pantalones abajo.

Porque lo mejor para los enemigos de los cambios es que cuando aquellos medios denuncian dentro de lo amarillista algo verdadero (como hasta ahora se percibe la compra de terrenos al IPSFA) la campaña de más de lo mismo cobra verdad y comienza a influenciar la opinión pública sobre la necesidad de no darle diputados al FMLN para que no se quede con el control total del aparato estatal.   

Lo que peor que puede sucederle al FMLN es terminar pareciéndose a la derecha más corrupta y que de espaldas al pueblo se pueden resolver sus cosas que se perciben oscuras.


Puede tomarse como una anécdota de sobre mesa una cirugía plástica; que no deja de verse como el acto más burgués y consumista con síntomas de inmadurez al no aceptarse como finalmente uno es, pero la suma de este y otros actos sobre la marcha que se han resuelto con la salida de las planillas de diputados del ahora empresario José Luis Merino, cae cuando menos en la sospecha de que el FMLN debe de activar los controles para que no terminen pareciéndose a lo que odian u odiaban: los atrápalo todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada