En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

sábado, 11 de febrero de 2012

¿Para alcalde? Por ARENA

¿Para alcalde? Por ARENA

Marvin Aguilar

Arturo Castellón candidato a alcalde por ARENA San Miguel me ha pedido que lo acompañe como candidato a regidor en la propuesta que comienza a presentarle a mi ciudad natal y, yo he decidido aceptar.

Es válido hacer algunas consideraciones sobre mi decisión al respecto: el trabajo por los municipios es comunal y comunitario, no es ideológico menos político; frente a mi posición constante de análisis y crítica sobre los candidatos y propuestas de estos, Arturo Castellón me planteó el reto de no solo escribir sino de ir a las trincheras y convencer a los votantes de que podemos hacer las cosas mucho mejor para San Miguel, eso me entusiasma.

Huelga decir la circunstancia que la dirigencia departamental presidida por Edgar Escolán y el miembro del COENA Ernesto Muyshondt se opusieran vehemente a la posibilidad que un outsider que ha mantenido y continuara sosteniendo una posición pública liberal-democrática tanto en La Página; como en mi programa en una televisora local sobre el manoseo que Wil Salgado hace, aprovechándose de ser compadre del candidato a diputado, en ARENA, ocupara un puesto de elección popular a propuesta del partido me motivo a un más.

En San Miguel es bueno no ser un candidato de las cúpulas, mi presencia y con ello el apoyo de TRV a explicar el por qué es necesario un cambio en la ciudad, es la prueba palpable que no existe un “chanchullo” entre los partidos para que el salgadismo siga gobernando el departamento.

Me permite de paso demostrar que no estoy resentido por no haber sido elegido dentro de las listas de diputados por el departamento y, que si es necesario luchar con una lluvia de flechas sobre nosotros, pues peleamos bajo la sombra. Paradójicamente estoy pidiendo el voto para ARENA, ya que para concejos municipales aun se vota por bandera y, desde luego no espero que la dirigencia lo agradezca, menos lo reconozca, ya que en mi ciudad han demostrado como pueden ningunear y desechar a tanto buen arenero por el simple hecho de no ser parte de la rueda de amigos.

De choto o gratis

Entiendo la idea, dar las cosas de choto como la repartición desmedida para todos, cuando lo correcto es dar a cada quien lo justo y que esto sea gratis. San Miguel debe decidir entre lo vulgar, populista, nepotismo, tráfico de influencias y nexos con el crimen organizado en que está sumergida o, votar por un grupo de personas que incluye conservadores, cristianos y liberales la esencia miguelense, decidido a colaborar con las autoridades de Justicia y Seguridad para volverla libre de violencia, intervenir en aspectos como seguridad alimentaria como generador de empleos, plantear las artes y cultura como un arma para prevenir la exclusión social. Demostrar que no solo somos carnaval y que este puede hacerse mejor.

Las encuestas nos obligan a un análisis. Hay que trabajar aun más; de igual podemos hacer una interpretación y valernos para explicarla de una vieja historia budista: había una ciudad a la que una enorme montaña le impedía que le alumbrara el Sol, un día un hombre de la aldea se encamino con una cuchara decidido a removerla, todos se rieron de él, ¿piensas que con una simple cucharita moverás una montaña? Gritaron. El aldeano contesto: quizá no, pero alguien debe empezar.

Existe una diferencia entre ambición y aspiración, de eso se trata mi incursión en política local, yo aspiro, no ambiciono. Soy de los que creo que los que estamos en un medio de comunicación no deberíamos ser candidatos a ningún puesto de elección popular ya que nuestro rol es el de señalar. ¿Pero díganme estimados lectores, quién aguantaría las ganas de decirles corruptos a los corruptos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada