En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 16 de septiembre de 2013

MONSANTO: food, health, hope

MONSANTO: food, health, hope
Marvin Aguilar

Nunca una empresa poderosa nos dirá la verdad sobre sus productos. Nunca. La publicidad ayuda a que se forme una percepción noble del negocio dejando los daños a la salud de sus productos de lado.

Finalmente cuando les toca indemnizar a los afectados el dinero pagado es una mínima parte de las cuantiosas ganancias que por años de ocultación a la salud han percibido.

En el programa DEBATE con Nacho Castillo el pasado 11 de septiembre se abordó el tema de los agroquímicos, su prohibición en nuestro país y las posibles causas de la epidemia de insuficiencia renal que abate algunas zonas de El Salvador.

Decepcionante las explicaciones de los entrevistados, desconocimiento en parte de Nacho Castillo al abordar el tema. El resultado final que ese programa pretendió dejar fue que los agroquímicos no tienen nada que ver con las enfermedades renales, quizá sea la sal del mar la responsable o una maldición de los dioses indígenas o culpa de los usuarios al manipularlos, algo así como que fumar no causa cáncer y la selecta pierde partidos porque los otros equipos son superiores.

Los agroquímicos nos dicen son tan peligrosos como la sal en la cocina de los hogares. Desde luego su cínico ejemplo no nos dijo cuántos muertos ha provocado la sal en el país.

Pesar de acusar la falta de un estudio científico en todo el mundo que demuestre la responsabilidad de agroquímicos en la insuficiencia renal – cosa que no es del todo cierta-  ellos si pueden sin mostrar una investigación para ser confrontada deslindar a los agroquímicos de toda responsabilidad.

Igualmente no se entra en los detalles para no ser acusados de satánicos anti capitalistas de que los hermanos Cristiani Burkard son los dueños de MONSANTO El Salvador que es el principal vendedor de agroquímicos en el mundo y desde luego aquí.
Si, se insiste en la cantidad de agro-servicios que dependen del monopolio MONSANTO y las graves consecuencias que tendrá para la economía prohibir químicos en lugar de proteger vidas de salvadoreños. Extraña manera de aplicar las consignas de primero, segundo y tercero El Salvador que se gritan en las tarimas.

Los entrevistados esa noche en DEBATE nos consideran a algunos estúpidos de seguro: MONSANTO ha mentido, sobornado, ocultados datos por 50 años y debido a eso han perdido y pagado indemnizaciones millonarias porque sus agroquímicos han causado enfermedades en humanos.
Esto es debido a que MOSANTO tiende a llevar la desregularización sobre exámenes sanitarios o consecuencias ecológicas a extremos que lindan con un ataque directo a la vida humana aunque un publirrelacionista salvadoreño-tutifruti se empeñe en decirnos lo contrario.

Comparto con ustedes en este artículo un documental que periodistas, afectados, defensores de los agroquímicos, defensores del dinero deben de ver para poder formarse un criterio más amplio e informado ya sea para entrevistar y no parecer cómplices o insensibles con el sufrimiento de los humildes como esa noche pareció DEBATE o ya sea para argumentar la prevalencia del dinero sobre la vida humana, ese que Alberto Masferrer llamó el Dinero Maldito.


Al parecer lo importante y con lo que pretenden asustar a la población para que no apoyen la prohibición es hacer acrobacia lingüística, cómicos del capitalismo que amenazan con la quiebra total de la nación si nos convertimos en un país con una agricultura más amigable con el ecosistema y sobre todo con los humanos. Otra vez se pretende imponer la renuncia a lo alternativo por lo fácil y la ganancia rápida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada