En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Sea patriota, mate un cura

Sea patriota, mate un cura
Marvin Aguilar

El titular no es mío, es una frase escrita en una hoja volante que circulaba en San Salvador en los años ochentas.

El pasado tiende a volver. La semana anterior en los Estados Unidos fue condenado por mentiroso a 21 meses de prisión y un año en libertad condicional Inocente Orlando Montano, coronel retirado del ejército salvadoreño.

Es el cuarto militar salvadoreño residente en EE.UU. que tiene un traspié en un país que apoyo la guerra civil de doce años que vivimos.

Ya aquella nación pidió perdón de la boca de Bill Clinton ante la Asamblea Legislativa cuando este ex presidente visitó El Salvador. Igualmente el FMLN ha hecho mea culpa sobre los crímenes que cometieron en ese conflicto. Nuestros militares no y esto es debido a la tesis de defensa legítima de la patria.

Eugenio Vides Casanova concuño de Alfredo Cristiani; José Guillermo García ambos generales. Álvaro Saravia capitán y, ahora Inocente Orlando Montano vice ministro de seguridad pública del gobierno de Alfredo Cristiani han sido condenados en un otrora país aliado en la guerra civil.

Todos en un momento héroes que defendieron a la patria de la agresión comunista internacional ahora se escudan de la manera más patética posible para alejarse de una condena por crímenes contra las gentes. Niegan su pasado.

El camión de la basura
Resulta interesante como todos ellos han reconocido que efectivamente existieron violaciones a los Derechos Humanos durante el tiempo que fueron todo-poderosos o influyentes pero, igualmente se deslindan de alguna responsabilidad en esos crímenes que al parecer los cometieron sub alternos muy pro-activos.

Victimario y victima uno solo son hasta la muerte. La condena de Inocente Montano no solo deja al descubierto que el argumento de que para defender la patria del comunismo se vale todo no se sostiene cuando ha pasado el tiempo y se es viejo, tanto que las energías no ayudan ya para seguir mintiendo por todo.

Sino además que envía un mensaje claro para todos aquellos que desde la derecha mediática siguen incitando a no votar por Salvador Sánchez Ceren porque hizo todo o nada hizo por detener la matanza contra combatientes del FMLN guerrillero a manos de un posterior ejecutado Mayo Sibrian en San Vicente.

Deja el paradigma nacional de defender periodistas católicos a militares cristianos que mataron sacerdotes mortalmente herido. El horror fue cometido por ambos bandos y tratar de justificar tal barbarismo no pasa del Paz al Goascorán.

Ahora el proceso de extradición a España para que responda por los asesinatos del 16 de noviembre de 1989 en la UCA tiene el tiempo necesario para que se concrete y se vea obligado a responder en solitario y enfrentar en país extraño unas culpas que no son solo su responsabilidad. Esto a los 70 años sería cadena perpetua.

¿Dejaran sus compañeros de armas solo al coronel Montano?

¿Asumirá el coronel él solo la culpa de la masacre de la UCA?

Parece ser que quienes hicieron la guerra no han comprendido que estos muertos los perseguirán de por vida, quizá no solo en sus sueños o conciencia sino que hasta en la cárcel misma y que la única escapatoria sea su muerte.

Por eso pedir perdón no es hacerlo en una iglesia en donde se reconocen los monstruosos pecados sino a la familia del asesinado, la población que sufrió muertes, contar la verdad, dejar de ser un idiota moral.

Ya que solo si el ofendido otorga el perdón es que puede estar la conciencia tranquila del victimario. Antes jamás. Y eso es lo que no desean entender los protagonistas de la guerra civil salvadoreña.


Nos quedamos a la espera de observar el desenlace. Y espero no terminen responsabilizando cobardemente al general René Emilio Ponce como el único responsable que tomó la decisión de uno de tantos crímenes impunes cometidos por ambos bandos en nuestra patria.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada