En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

domingo, 27 de abril de 2014

QUE CUESTA CON EL CAMPESINADO

QUE CUESTA CON EL CAMPESINADO

“Que cuesta con el campesinado” era una de las frases celebres de mi abuela, quien fuese una sabia a sus noventa y nueve años. La cual usaba de forma sarcástica para hacernos ver que no le habíamos entendido, lo que nos había mandado hacer o en su defecto por hacer algo incorrecto, consientes o ignorantes de los efectos y consecuencias de nuestros actos. La frase que le seguía por si persistía el error o necedad  era la de “Necios, burros patas arriba, yo se los dije”, que luego inmortalizara Aniceto al agregar “Yo te lo dije Chele”

En estos días y como esta de avanzada la tecnología estas frases ya no tendrían razón de ser, pero siempre habrán algunas excepciones ya que sobra más de un cliente que se quiera pasar de vivo y explotar la ignorancia de su gente, en el buen sentido de la palabra-desconocimiento.   


Reza el mensaje que también hemos compartido. “La honestidad “es el mejor legado que podemos dejar a las nuevas generaciones.

Me pregunto. Es tan difícil ser honesto y si a esto agregamos un poco de humildad, quizá estaríamos hablando de otra cosa en nuestra comunidad, de esta sociedad, nuestra nación y el mundo.

A esta redacción nos compartieron una nota  publicada en un medio salvadoreño, en la cual se puede observar que no se escatimo en tinta para compartirnos el típico mensaje subliminal que nos enaltece el ego y motiva a que  emerja  la salvadoreñoridad.  

Otra vex, nos pellizcan con halagos y nos dan la escusa idónea para gritar a los cuatro vientos la ya famosa frase trillada y prostituida” Sos un orgullo salvadoreño “. Dado que hoy en día a cualquier chinche o telepate se le reza y es elegido a dedazo o inclusive se compra en cualquier esquina.

Como quien dice señores. Se acaba de inventar la orilla azul de la bacinica y es un salvadoreño el que encontró la cura para la diarrea, después de años de estudio del “Tapaculo”. Un arbusto que crece en quebradas, caminos y veredas de cuyo fruto y semillas se obtiene una esencia aromática y pegajosa  que al combinarla con leche sabe a refresco de fresa Q-Ley    

“Salvadoreño recibe alta distinción por su trabajo comunitario”
La organización The Hispanic Network de Long Island premió el trabajo del compatriota Giovanni Mata y lo incluyó en la lista "Top 25 Advocates for Latino Empowerment de 2014”. El suceso conlleva, además, reconocimientos por parte del Ejecutivo del Condado de Nassau, Edward P. Mangano, y el Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo.

De acuerdo al contenido de la nota, el premio es otorgado a los defensores del empoderamiento latino, nada que menciona lo salva-trucho.
Hasta aquí todo está bien, ya que lo mismo da que se lo haya ganado Chana o Juana bajo el contexto latino o hispano. En el entendido que este reconocimiento es parte del show que organiza la empresa   The Hispanic Network de Long Island  dentro del paquete de servicios profesionales que presta a sus clientes, organizando eventos para que se desarrollen network (redes de trabajo).

Lógico no penséis que es de gratis. Pero de seguro consideraran algún tipo de concesión o descuento cuando el cliente resulta ser parte del mismo negocio o conoce a alguien dentro de ella, como quien dice compadre hablado. Para mayor información si desean solicitar un reconocimiento que enaltezca su imagen de cara a la comunidad salvadoreña visiten el  link. http://www.thntoday.com/index.php?option=com_content&view=article&id=17&Itemid=9

Bien lo dice el Bachi, es que para ser un defensor del empoderamiento latino no es para cualquier bocón. Ya que también se requiere ser un experto y conocedor de los vituperios de la comunidad salvadoreña en Long Island, con la opción de que calladitos se ven mejor.
 
Lo dicho por el galardonado al medio.

Cita textual  "Para mí, fue un verdadero gusto haber sido considerado como Hispano y Salvadoreño como uno de los 25 más destacados en empoderamiento hispano en Long Island. Agradezco a Dios, a The Hispanic Network por tal honor", dijo Mata a El Diario de Hoy.

¿Que tiene que ver la chicha con la limonada?

La verdad no entiendo  la necedad de algunos salvadoreños  de quererse proyectar como líderes de la comunidad, sin disponer de antecedentes que no mancillen su imagen de cara a otras comunidades, inclusive al interior de la propia a la que pertenece, en buen calo, no tener cola que te pateen. Y lo peor del caso que últimamente les ha dado por usar de parapeto la religión.

Para muestra un botón. La imagen de aquel camaleón y fichita de marca mayor que defraudo incluso a su propia comunidad. Que siempre que puede, dice representar a 2.5 millones de salvadoreños en el exterior, menos uno (yo).



Por cierto, también consigue citaciones al por mayor del ejecutivo del Condado de Nassau y fotos con políticos locales y nacionales, garantizado que se publicara en todo medio que tenga a su disposición, inclusive los de la Casa de Eddy  a través del segundo al mando de la oficinas de fiestas y bailongos del Condado de Nassau.

Y si como pinta las cosas y si hace pastor, de seguro que también regalara pases VIP para entrar al cielo y repartir indulgencias a familiares, amigos y para todo aquel que la necesite al 4x1. Así que no hay que dejar pasar la oportunidad en estos dorados tiempos.

Y qué decir si llegara a ser diputado y llegara a ocupar un curul en la guarida de Ali-Baba y los 84 Dimas y Gestas en El Salvador…Dios nos guarde y nos libre. La diáspora salvadoreña ya  la hizo y nos compusimos todos.

A nuestros detractores  y antes que nos tilden de cangrejeros les reitero nuestra misión y convicción:

·         Solo es un punto de vista más que compartimos para que sumen al propio y saquen sus propias conclusiones y tomen sus propias decisiones.
·       
           Solo por el hecho que un individuo sea salvadoreño, ello no nos hará renunciar a nuestro derecho de expresión y quedarnos callados esperando que los trapos sucios se laven en casa, que por cierto ya parece sucursal de las naciones unidas con su política de puertas abiertas.  Este medio  tiene como regla no ser cómplice de falsos profetas o seudolideres, ni mucho menos contribuir a crear imágenes falsas de individuos que en el pasado, presente o futuro cercano atenten contra la imagen de la comunidad salvadoreña , denigrándola con sus acciones  o prestarnos a lavarles la cara, proyectándolos como orgullos salvadoreños, personajes sucesos, líderes comunitarios o convictos arrepentidos

Compartido lo anterior y basado en que el galardonado tuvo a bien hacer gala de su humildad, mencionar salvadoreño y quizá solicitar el cachetazo para que se publicara en un medio salvadoreño con la idea de difundir la buena nueva y proyectar su imagen al interior de la comunidad salvadoreña como orgullo salvadoreño y así satisfacer algunas de sus propias necesidades de acuerdo a la pirámide de Maslow en torno a la aceptación social y necesidad de estima. Y de paso alimentar nuestro ego nacionalista salva-trucho.  Compartirnos parte de su CV.

Cita textual
"Giovanni es parte además del grupo ejecutivo de la Asociación de Pastores de Long Island donde está a cargo del trabajo comunitario vinculado con las autoridades clericales locales. Además ha sido un colaborador activo de la Mesa de la Comunidad Salvadoreña donde ha contribuido con actividades cívicas y culturales desde 2010 y es muy activo en su vecindario en Long Island", reconoce en un comunicado oficial.

Cabe aclarar y dado que nos cayó del cielo.Menciono cielo para no quedarnos atrás con la moda.

Nuestro objetivo es tomarlo como un caso de referencia abordándolo dentro del contexto socio comunitario salvadoreño. Ya que en particular lo que haga y deje de hacer el protagonista de la nota, no huele ni hiede para beneficio de la comunidad salvadoreña, inclusive latina. Nuestro particular punto de vista, ya que existen otros referentes que si valdría la pena premiar y reconocer su labor, si en realidad este se otorgara por meritos y con la venia de la misma comunidad, como bien pudiera ser el caso de Osman Canales, quien sin hacer tanta pompa ha venido trabajando por la juventud, los migrantes y  en particular por la  defensa de los derechos de los soñadores.  

Nos atreveríamos a decir digno ejemplo que emular por muchos que dizque son líderes comunitarios y si tanto es la necesidad de disponer de una figura por quien vanagloriar nuestra salvadoreñoridad. Es uno de los mejores candidatos que recomendamos para manifestarle con propiedad “Sos un orgullo salvadoreño”

Desde ya vayan nuestros parabienes a Osman Canales por tan loable labor a quien le admiramos su convicción social, sencillez y humildad, características que hacen de ser una persona real y honesta, con principios y valores, de la cual realmente vale la pena sentirse orgulloso de su amistad y compartir las mismas raíces.  

Esperamos que nuestra apreciación no caída en oídos sordos en aquellos que constantemente estan buscando una escusa para tomarse la foto y saludar con sombrero ajeno. Por lo menos no se estaría lavando la cara aun salva-trucho que solo explota la nostalgia y nacionalismo salvadoreño para satisfacer sus propios intereses, usando de parapeto lo socio comunitario.

Nos preguntamos cuál sería el propósito del protagonista en la nota de montar este show. Sera que su hiperactividad cívica y cultural como miembro de la mesa de la comunidad salvadoreña y que para hacer honor al legado del ex cónsul Dagoberto Torres, esté pensando en iniciar otra vex, una aventura electoral.

Circula en el seno de la vox populi que el dizque galardonado y fiel conocedor de los vituperios de la comunidad salvadoreña, altruista y filántropo de las causas socioculturales,  bailongos, derivados y conexos. Personaje que como bien se sabe gozo o goza de la asesoría del gurú  Vitu-midas y compadrazgo del señor Ex cónsul. Y hoy por hoy contando con la gracia del creador a través de su vinculación con autoridades clericales y aspirantes a pastores como el caso del Camaleón Stafy. Al parecer no desiste de sus aspiraciones políticas locales, esperando correr en las próximas elecciones por la línea del partido demócrata.
 
Cualquiera pudiera decir que es irónico por haber recibido un reconocimiento de manos de los Republicanos, pero ello no le es ajeno ya que por mucho tiempo ha estado trabajando con los republicanos y anti emigrantes como el caso de Steve Levy. Labor que esta demás decir no está en función del empoderamiento de la comunidad, más bien librar su cacaste y tratar de conseguir un huesito que roer.

Tan así que le ha valido conocer el significado de la palabra Esbirro, que le proporciono un colega y la cual ha sumado a su acervo junto a la palabra Vituperio, que tuvo a bien conocer con anterioridad y en su primera campaña.  Lo bueno es que el salva-trucho sabe cómo se baila el vals sobre las olas, ni modo de no capitalizar las lecciones del Sensei Stafy and family. Pero esto es harina de otro costal.

Señores a lo que nos atañe. Hablemos a calzón quitado y seamos honestos nosotros mismos. La comunidad salvadoreña en Long Island a pesar de ser una mayoría dentro de las minorías, no huele, ni hiede.
Para los políticos locales solo representamos un bulto que utilizar para generar percepción de apoyo de los latinos en campaña a otras comunidades de su interese y ser una fuente de recursos que puedan financiar sus campañas, porque saben que nos gusta tomarnos la foto y que por nuestro divisionismo difícilmente capitalizaremos el protagonismo que por numero nos correspondería.

Divisionismo que se genera de varias fuentes. El romanticismo ideológico y el partidista, quienes por décadas nos han vendido el opio de la nostalgia y nacionalismo, aplicándonos la ley del azadón y los seudo líderes comunitarios, grupo de oportunistas que solo les interesa su propio cacaste.

Estos últimos a través de hechos y sus acciones, contribuyen a fomentar la apática e indiferencia del resto de la comunidad a involucrarse en el acontecer político y social al interior de la sociedad que por hoy nos alberga.

Si me equivoco, que me corrijan respondiéndome los siguientes interrogantes.
·         Que tenemos como comunidad que nos vanaglorie.
·         Cuáles son los logros que han alcanzado para la comunidad los dizques seudo líderes comunitarios.  

La comunidad no necesita que le vendan la imagen de los oportunistas e incapaces de sostener sus propios negocios si no es explotando la nostalgia, nacionalismo y usando de parapeto lo social, si realmente no es su convicción.



Con ello solo están abriendo las puertas para que la comunidad sea defraudada, la cual ya cuenta con muchos casos en su haber. Stafy, Jaime Sevilla, el señor de las alcancías, y posiblemente puedan salir otros relacionados con el readecuadamiento de mortgages y quien quita que suene el cartel de texistepeque por estos lados de Long Island.  

Así que buzos capiruchos. No nos dejemos ir por la foto o la vanagloria de nuestro ego, que tampoco necesitamos orgullos salvadoreños, ya que lo que realmente se requiere si nos proponemos la meta de alcanzar nuestro empoderamiento, es de activistas comunitarios con propuestas serias y viables, que no tengan cola que les pateen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada