En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 3 de mayo de 2011

MI COMENTARIO AL COMENTARIO DE UN ANONIMO

Algún persona, nacional o miembro de la diáspora salvadoreña, tuvo a bien compartir de forma anónima su punto de vista en un blog vecino. En aras de alentar la participación ciudadana de forma constructiva y respetuosa. Compartimos este comentario en torno a nuestro punto de vista que dio origen a la nota que publicamos http://foro-senli.blogspot.com/2011/05/una-marcha-sin-pena-ni-gloria.html

Comentario publicado en http://www.compartiendomiopinion.com/2011/05/hempstead-nueva-york-una-marcha-sin.html

¿Por qué desperdiciar tanta tinta aquí, y tanta saliva en la radio?

A ambas partes hay que recordarles que los Acuerdos de Paz fueron firmados hace casi 20 años y para bailar tango se necesitan dos.

La falta de madurez política de ambas partes es decepcionante.
Uds. son una generación cancerígena para El Salvador.

Destruyeron el país llevándolo a la guerra, y no lo dejan prosperar por pasarse peleando por temas tan pocos relevante como estos. Por si no han dado cuenta, la guerra fría ya acabo, y a nadie le importa si el comunismo es mejor que el capitalismo o vice versa.

Háganle un favor a la sociedad salvadoreña y cambien el discurso y pónganse a buscar soluciones para los problemas actuales, y por favor que las soluciones no empiecen por culpar a la otra parte.

Si no pueden hacer eso, entonces por favor, no hablen mas y sálganse de la palestra política.

Nuestro país se los agradecería infinitamente.

Mi estimado Anónimo.
La razón del articulo es una crítica constructiva a los organizadores de la marcha haciéndoles un llamado para que no se desvíen por la tangente si realmente se quiere trabajar por la causa local que se pregona y no utilizarlas de parapeto para dar créditos a partidos e ideologías que no tienen nada que ver con nuestra realidad como comunidad hispana, emigrantes y minoritaria. Ya que pretender mezclar las situaciones solo deja en evidencia la falta de principios y falta de respeto para con las otras comunidades ya que se hace una convocatoria para apoyar una causa y resulta que el propósito es otro. La vanagloria, el protagonismo.

Porque desperdiciar tinta y saliva, para aquellos que lo aportan por convicción sociocultural es simplemente aportar un contexto más para evaluar ante la demagogia, omisión y tergiversación de la realidad que se genera basada en oportunismo que entorpece el crecimiento de la comunidad y la mantiene en un divisionismo improductivo, solo para sus propias conveniencias.

Evaluando el caso desde la perspectiva meramente salvadoreña, el propósito es el mismo que se incorpora en el comentario del nacionalista anónimo que lo escribió y que tuvo a bien compartir.

Hagámosle un favor a la comunidad salvadoreña y cambiemos el discurso si realmente queremos prosperar , ya que se requiere forjar bases solidas para ello y el primer paso es aceptar que por ahora vivimos en el extranjero y esta es nuestra realidad concreta prioritaria, ya que solo así podremos ayudar por convicción y nostalgia a la sociedad Salvadoreña, aun que esta nos menosprecie, nos margine y nos estigmatice con el signo de dólar en la frente , además de sumar otro epíteto mas, el de cancerígenos.

El fanatismo ciega y no permite ver más allá del círculo cuadrado. Opinar, escribir o hablar, contribuye de alguna manera a que el cáncer que realmente se encuentra localizado en el tejido político nacional en El Salvador, a través de la corrupción y demagogia , no se propague en metástasis que trasciendan a un tejido en el extranjero, que no se cura por seguir viviendo del pasado y en el pasado.

Retomo las palabras del comentario anónimo y le digo que le hagamos un verdadero favor a la democracia en El Salvador, que nos acostumbremos a presentar nuestros puntos con la cara en alto, sin disfraces, ni desde la sombra del anonimato, ya que el plantear nuestros puntos de vista de manera respetuosa y transparente permitirá tener un diálogo más productivo en los temas de interés de nuestra realidad y solo así superaremos el oscurantismo del cual todavía se valen algunos para pretender callar aquellas voces que se atreven a divergir en opiniones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada