En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 16 de marzo de 2011

SERVICIO SOCIAL A LA COMUNIDAD-GOBIERNO DEL CAMBIO LE ECHA LA POLICIA A LOS SALVADOREÑOS EN ESTADOS UNIDOS.

La policía desaloja a salvadoreños que hacían cola en el consulado de Long Island

March 15, 2011
La Tribuna Hisspana

Por Alexandr Mondragón

La situación de los salvadoreños que acuden a obtener sus pasaportes al consulado de su país en Brentwood, Nueva York, está llegando a situaciones indignantes. Ante la impotencia de solucionar los problemas por sus propios medios, al parecer los funcionarios del consulado están usando a la fuerza policial para desalojar a sus compatriotas que acuden desde horas de la noche para hacer fila y poder tramitar sus documentos al día siguiente.

El pasado domingo 13 de marzo del 2011, como alrededor de las once y media de la noche, un grupo de salvadoreños con sus vehículos estaban en el estacionamiento del consulado salvadoreño en Brentwood, Nueva York, a la espera de hacer cola para tramitar su pasaporte al día siguiente, según relató a LTH un testigo de los hechos.

“Nos habían dicho que había que hacer cola desde la madrugada y nos aseguramos de estar como a las 11 y 30 de la noche del domingo en el consulado de Brentwood”, relató el Sr. Pedro Flores, quien había venido desde Hartford, Connecticut, con su esposa salvadoreña quien iba a sacar el pasaporte.

“Al llegar habían otros vehículos, cuando entonces llegó la policía y nos dijo que no podíamos estar en el estacionamiento y nos pidió que nos fuéramos”, relató Flores.

“Como a la hora y media regresamos y encontramos a los mismos autos de antes y una lista con nombres en la que nos incluimos. En la mañana la fila era tan larga, pero felizmente pudimos alcanzar uno de los cuarenta cupos, pero hubo un problema con el DUI de mi esposa que dicen que estaba un poco deteriorado y nos mandaron al Duicentro para solucionarlo”, dijo Flores, quien relató su experiencia a un reportero de LTH en las oficinas del Duicentro, donde su vía crucis continuaba.

“Sigo esperando desde la mañana (en el Duicentro) y nada que nos arreglan, a pesar de haber venido con una nota del consulado. Estamos sin comer ni dormir”, contó

¿Con permiso de quién?

Así, ante este relato, resulta evidente que las cosas no han cambiado en el consulado salvadoreño en Long Island. Lo único nuevo es que, como nunca antes, al menos de lo que se sabe, la policía había llegado a desalojar a los salvadoreños que acuden a hacer cola en la noche.

Pero aquí surge la cuestión clave, siendo el consulado un territorio salvadoreño dentro de los Estados Unidos, la policía local solo puede ingresar a dicho perímetro con el permiso expreso de una autoridad consular. Entonces la pregunta es ¿alguien del consulado habrá llamado a la policía para que desalojen a sus compatriotas?

En el supuesto de que la respuesta sea afirmativa, “es indignante que ahora el consulado acuda a estos métodos fascistas, como en la guerra civil de nuestro país, para evadir un problema que son incapaces de solucionar”, dijo un líder comunitario que, por el momento, prefirió reservar su nombre a la espera de más información de los hechos.

Y todo esto ocurre después de que LTH destapara el malestar de la gente por el servicio que brinda el consulado. Sí esta es la forma en que el “Gobierno del Cambio” permite tratar a sus compatriotas en Long Island, las cosas están graves.

En todo caso, las quejas al parecer ya están siendo oídas por el gobierno de El Salvador. La cancillería salvadoreña está evaluando que el trámite de pasaportes en el exterior, principalmente en Estados Unidos, pueda hacerse vía electrónica para que los usuarios únicamente lleguen a firmar y retirarlo, según expresó el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, a los medios salvadoreños.

Sin embargo, de acuerdo a los que conocen la realidad, la posibilidad de usar la Internet solo podría servir para reducir, en un limitado porcentaje, el flujo de personas que acudan a los consulados. Y esto es porque mucha gente apenas conoce el manejo del Internet, algo que se ve reflejado en los trámites del TPS que las personas pueden hacerlo por sí mismas, bajando los formularios a través de la Internet, pero que prefieren hacerlo a través de la ayuda de otras personas. Así mismo, la verificación de documentos como las partidas de nacimiento en papel no se pueden hacer vía Internet, lo que implica necesariamente que la persona acuda al consulado.

En fin, aquí la cuestión es que se debe poner fin al uso de la policía para un problema que solo ha sido creado por la incapacidad de los funcionarios.

http://tribunahispanausa.com/portal/?cat=53

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada