En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 7 de junio de 2011

AHORA LO HACE LA DERECHA ¿CUANDO LO HAGA LA IZQUIERDA SERA VALIDO?

Ahora lo hace la derecha ¿Cuándo lo haga la izquierda será válido?

Marvin Aguilar

Nos orinan encima y quieren que digamos que llueve. El argumento fundamental que esgrime la burocracia partidaria para justificar el amarre y, darle el poder a un magistrado convirtiéndole en un presidente de facto de la Sala de lo Constitucional es que se buscaba evitar el caos nacional. Lo que equivale a decir que si mi abuelita tuviese ruedas fuera bicicleta.

El miedo provino de que alguien les advirtió, explicó sobre los fallos por venir: la inconstitucionalidad de la dolarización, TLC, la amnistía a los participantes en el conflicto armado y, una serie de apocalípticos sucesos que terminarían por desintegrar a la nación salvadoreña que roza los niveles del desarrollo danés; esa persona debió haber tenido información privilegiada, estar dentro de las mentes, prever las conductas de cuatro personas para poder ir y asustar con el petate del muerto a un grupo de políticos, presidente incluido y hacer que el miedo junte la legalidad olvidándose de la legitimidad.

La derecha tomando esta decisión ha abierto la puerta a que en un futuro cuando la izquierda tenga el poder que ahora tienen ARENA, GANA, PCN, PDC haga lo mismo y, con el precedente actual no habrá calidad moral para reclamar una anulación a estamentos del Estado que le molesten o estorben a próximos dictadores, caudillos o iluminados que estando en posición decidan quien le incordia para introducir algún sistema político o reformar la Constitución para reformar lo que aquí se entiende como artículos pétreos.

Es allí el problema de enfoque del decreto 743 y porque la Empresa Privada y diversos sectores democráticos no pueden apoyar dicha reforma, piensan hacia adelante, no en los egos, intereses personales de personas transitorias en puestos claves dentro del aparato estatal.

Los diputados se desentienden que ni la ideología, patriotismo, por último la desesperación de perder algo no debe hacernos olvidar o ignorar la insolencia de la violencia. Ustedes comenzaron la inestabilidad no la Sala de lo Constitucional.

Han sido – los legisladores- iracundos cuando yendo contra las aspiraciones populares de hacer más directo, libre, igualitario el derecho a elegir obviaron por años la Ley de Partidos, ahora desoyendo, perdiendo el tiempo para actualizar la Ley Electoral en base a los fallos de la Sala de lo Constitucional han profundizado la crisis. ¿No se explican tanta alharaca? Para entender al pueblo hay que saber cómo siente.

Queda claro que ustedes ven en el pueblo, como vulgo: una numerosa pieza de monstruosidad, que para las elecciones son solo votos, pero que cuando al pueblo se le ocurre exigirles cuentas, son una bestia del cataclismo que hay que cercenar.

Señor presidente:

Su actitud se asemeja a una enseñanza de Chuang Tzu, la irrealidad de las cosas, del universo, del poder nos ha hecho soñar que es un hombre de izquierda, pero que al despertarnos no se sabe si usted es un hombre que soñamos era de izquierda o la izquierda salvadoreña soñó que tenía un presidente.

Si le teme al caos que cuatro personas pueden gestar, es necesario decir que el caos es otro orden que desconocemos, que la inteligencia no es más que saber resolver problemas, ubicar las piezas regadas en el orden correcto. Evadir es negarse el objetivo de existencia patria, la finalidad la tenemos que buscar nosotros mismos, no existe un agente externo Dios o la naturaleza que lo determine, tenemos que cargar con esa conciencia.

Por eso los jóvenes votaron por usted, pensaban que Mauricio Funes sabría cuando cerrar el puño que encierra la sabiduría y, abrirlo para prodigar las verdades que necesitamos como país. Quizá no sepa que la redención del hombre no sólo es moral, sino además intelectual y si somos extensivos, es estética.

Señores Magistrados:

Hay letras ponzoñosas, mortíferas, pendencieras, ígneas, prosperas, gratas, saludables, amistosas, neutrales y su sabia combinación aumenta el efecto. De allí la importancia del discurso ante la presente situación.

Sus sentencias son anti poesía para un El Salvador que se ha quedado viejo con un pueblo demasiado joven. No olviden que la verdad no puede ser vista porque es transparente, al contrario la mentira no deja pasar la luz ni la mirada, porque es opaca. Ustedes allí tienen un ojo que ve hasta el infinito y otro que no puede ver más allá del palmo de nariz. Adelante.

Diputados:

Establecerse en la zona del confort como es su pretendida idea, significa contentarse y estar cómodo con la realidad decadente que tiene a la ciudadanía asqueada de los políticos, es darle la espalda a la historia; la zona del pánico que es hacia donde nos dicen pretende llevarnos la Sala de la Constitucional no es más que proponernos lo nuevo, marcar tendencias, así se avanza.

La mente humana evolucionó ante la necesidad de resolver problemas sociales, no por sortearlos, existe la zona del aprendizaje que tiene como método abrirse a nuevos temas, autocriticarse-aprender, estudiar más. Sus intenciones se escuchan bien, pero sus formas y actos son abominables.

Ninguna baratija técnica-legal justifica la paradoja política evidente que han instalado en nuestra patria, están declarándole a las venideras generaciones que la futura lucha no será una política, sino contra ella. Sus acciones hacen parecer que niegan empeños auténticos de los salvadoreños, y eso los convierte en contra ciudadanos, el repudio es inevitable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada