En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

viernes, 3 de junio de 2011

PUNTOS DE VISTA DE LA DIASPORA- CARTA A LOS "HONORABLES" PADRES DE LA PATRIA

http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6351&idArt=5892548

Señores Diputados
Asamblea Legislativa de El Salvador

Desde el exterior estamos viendo indignados, con mucho dolor y preocupación como los elegidos por voluntad popular, extralimitándose en su facultad de legislar, aparecen cada vez con iniciativas de ley encaminadas a perpetuar resabios y componendas que en nada abonan al proceso democrático.

No se trata de que cada nueva ley sea bien recibida por absolutamente todos los sectores, ya que semejante expectativa caería en el plano de lo irracional si consideramos que aunque pequeño, nuestro país está muy fragmentado políticamente. El llamado concreto es a que cumplan fieles al juramento que tomaron con motivo de su cargo.

Si bien la Constitución de la República les otorga el rol de representar al pueblo en la creación de leyes, también es verdad que dichas leyes deben contemplar el bien comun y que como todo poder, el legislativo tiene sus límites y contrapesos. De ahí que nuestra Carta Magna establezca la división de poderes, a manera de prevenir abusos. Cuando ustedes legislan para contravenir lo resuelto por el Poder Judicial entran en claro desacato al sistema republicano y representativo, y lo que es más, sientan precedentes nefastos que abren las puertas al autoritarismo, la dictadura de partidos y el cierre de los espacios democráticos, entre otras consecuencias inmediatas.

Como Salvadoreños lejanos del suelo patrio, estamos consientes que talvez nuestra opinión no les importe, ya que al final no votamos. Sin embargo, recuerden que por la cerrazón de pensamiento nos vimos envueltos en una guerra que nos desangro por más de una década.

¿No será ya el momento de tomar en serio su rol de representantes, con mandato específico, que pongan a un lado los intereses individuales o de grupo y de una buena vez respeten la división de poderes?

Ya dejen de atacar la institucionalidad de la única entidad realmente decente que nos queda.

No somos uno, ni dos, sino cientos de miles los que estamos dispuestos a cerrar filas en defensa de la constitucionalidad y la labor de los cuatro valientes Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Recuerden que aunque distantes, observamos todo lo que acontece en nuestra querida tierra y estamos disupuestos a luchar por defender lo conquistado.

!Viva El Salvador!

Atentamente;
Daniel Joya
Abogado Salvadoreño, residente en Maryland, US

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada