En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 14 de diciembre de 2011

CIRO PERA-LOCA.

Al migueleño Dr. Ayala.


CIRO PERA-LOCA.
Por Carlos Mauricio Herrera González. Abogado despatriado. Berga, comarca del Berguedá, Barcelona, 14-XII-11.

¡Marachitos!....¿Lo recordáis?. Lo hemos visto bolo. La fugacidad de Youtube nos ha mostrado las imágenes telemáticas de nuestro inventor Ciro Pera-Loca. Recordemos como mansos súbditos de El Maligno (El Salvador) que tan solo somos los pequeñajos hologramas de Ciro Cruz Zepeda y que es normal que los siervos tarden siglos en revelarse contra sus amos. Recordad abogaditos que constitucionalmente la imagen del Rey Ciro no está sujeta a responsabilidades de ningún tipo. Ciro es inviolable. Y como es sagrado, por salud propia, evitemos indignarnos por sus despijes. Aceptemos como buenos esclavos el destino que nos ha labrado nuestro Padre Payaso. Entendamos que al Rey de Roma y a su Casta Real les va la farra, la charanga, la juerga, la movida, el chanchullo, la pasta. ¿Qué pueden entender los Animales de la República de las responsabilidades que implica construir el bienestar de las personas?.

¡Chers!, Ciro tan solo es el espejo nacional de nuestras vergas (como sinónimo de embriaguez), pues ¿quién no ha llegado a mona al trabajo que ostenta o ha evadido obligaciones a cambio de embobarse con grandes ingestas de fraterno guaro?, ¿cuántos salvadoreños agredimos nuestra salud día a día en razón del calendario televisivo del futbol español, por prostitución o por afición?.

Recordad que hacia la conquista los españoles utilizaron en contra de nosotros los aborígenes, la mortífera arma del alcohol. Nos atontaron y fácil nos bajaron las braguitas y así follarnos. También recordaemos la célebre pijereta y tentativa de homicidio realizada contra la Pulicía por parte de Chico “Lamparita” Merino (el alumno superó con creces al maestro). ¡Bienaventurados los ejemplos que lega el Partido de Conciliación Nacional a nuestras próximas generaciones de ebrios!. ¡Dios salve a nuestros Abuelitos Borrachos!. Invoquemos y agradezcamos al Ángel del Mal por enloquecer nuestras manitas con nuestra intima amiga: L´Agüa Loca. ¡Tan rica que es la Trenzuda!, gritaba borracho aquel mitológico pintor migueleño apodado “Tres Mechas”, gran chero de Chico Merino.

Pero que no cunda el pánico (!). Temamos a los puercos cuando éstos permanezcan lúcidos, riamos de ellos cuando hagan el ridículo internacional (Dios perdone mi alma pecadora, pero nuevamente y cada ciertos años…. ¡gracias por mostrarnos la verdad de verdad chambrólogos de la Prensa Gráfica i Diables de Hoy!). Entendamos que es en estado consciente cuando nuestros depredadores patrios son sumamente peligrosos, pues así es como se apropian ilícitamente del sangriento billete de la raza, están buenesitos cuando utilizan testaferros borrachines para tamalear nuestras tierras del ISTA, es en estado natural cuando declaran formalmente asistir a Universidades Españolas mientras jayanamente desvalijan el paupérrimo tesoro público que emigrando a más adeudamos a la Banca Internacional. Pero,….¿enojarnos por el hecho de que los chanchos dirijan a verga la Asambleya y un Estadito Fallido?, ¿Enfadarnos cuándo ni siquiera pueden hablar o no pueden ni sostenerse de pie?, nooombre, no, ¡no jodáis!, no seamos majes, aprovechemos y ¡Celebrémos las tonterías de los personajes de las caricaturas de ayer y hoy!. Brindemos por las bestias. Este fin de semana, estimadísimos cangrejos nacionales y colegas jaibas lejanas: ¡A la salud de Ciro Pera-Loca y Lamparita!.

Quod Natura non dat, Salmantica non praestat: Lo que la Natura no te da, Salamanca no te lo presta, reza una antigua leyenda universitaria. ¿Qué coño creen ustedes –compañeros circenses- qué puede aprender un gallego salvadoreño en la más antigua Universidad Castellana, si en ese sitio no enseñan nada nadita del arte de la pija?.....¡¿Qué diablos va saber el chancho de amor, si nunca lo han besado?!.

El verdadero Ciro murió en Pasargades como un héroe al frente de sus tropas hacia el año 530 A. C., cayó cuando conducía al pueblo persa en una de sus muchas batallas contra las temibles hordas de la frontera Oriental. El famoso Rey de Persia murió como un valiente guerrero, dignamente al frente de su ejército. Dice la historia que el pueblo persa –unido en un mismo fervor- aportó su contribución para erigir a su Rey muerto una maravillosa tumba que habría de contener sus restos mortales y de la cual nos da noticia el historiador griego Plutarco. Previamente, el visionario Rey de los Persas, había advertido su postrer deseo mortuorio y la brevedad del tiempo, con una inscripción en su tumba (grabada en mármol) que contenía la siguiente leyenda: “Oh, tú, que pasas, quien quiera que seas y de donde vengas (y sé que vendrás), yo soy Ciro y he fundado el Imperio de los Persas. No me escatimes el poco de tierra que cubre mi cuerpo”.

Escribió Plutarco que en las campañas y conquista del Mundo Desconocido por parte de Alejandro Magno, llegó el macedonio hasta la mítica tumba de Ciro y sabiendo que unos vándalos habían vilipendiado el maravilloso sepulcro real, les persiguió hasta darles terrible muerte y después hizo reconstruir el mausoleo en reverencia a tan grande Soberano y fundador de tan avanzada civilización.

Ciro Cruz Zepeda, nuestro Rey Impune, también ha fundado su Imperivm, nuestro Civilización Maligna: el Imperio de los Salvadoreños….¿qué leyenda –como sus súbditos- quisiéramos se labrara sobre el epitafio de su tumba?. Reconozcamos que si alguien ha sabido crearnos y guiar nuestras cuentas nacionales y gloria imperial ha sido Ciro, finalmente desenmascarado y convertido en el mismísimo Señor Diputado Pera-Loca. Ha sido él quien ha organizado (dicen algunos que desde la Masonería) la Orgía Romana en la que vivimos (si a esto le llamamos existir), antes, durante y después de la guerra. Somos nosotros los hijos de la Miseria quienes más conocemos su trayectoria, ¡ay, nuestro Ciro!. ¡Ave Cesar!, los que van a morir junto a tí te saludan. Ciro logro tejer celosamente como diestro sastre pueblerino, los oscuros hilos del bipartidismo hegemónico de las extremas de la izquierda y de la derecha. Les travistió y bailó con todas sus fuerzas, y al son de su tango y de sus mariachis, todo ante nuestros incrédulos ojos y asombrados rictus, fue así como pudo mostrarnos –a nosotros, su pueblo- las iniquidades y mierdas de los dirigentes políticos de nuestros tiempos. Fue Ciro quien nos enseñó el proceso de aceptar y resignarnos ante los desmanes y sinvergonzonería de los chanchos, fue él quien nos enseñó a guardarles culto, nos acostumbro al saqueo de la moral política, a admitir que todos los cerdos pueden equivocarse y ninguno tiene por qué pedir disculpas. Ciertamente fue Ciro quien nos mostro el morro. Gracias por tus Patoaventuras Ciro, por convertir en chiquilladas las desgracias de las generaciones perdidas que te conocimos. Que ninguno de nosotros se atreva nunca a indagar sobre el origen del oro que ha pagado Tío Rico Mac Pato a Ciro por sus fantásticos inventos y medidas de seguridad.

Lastimosamente, ante nosotros mismos –los aún jóvenes y viejos cerotes- Ciro ha sido incapaz de admitir y advertir su crepúsculo político. Por eso tal vez él mismo prefirió que le viésemos borracho, que le pilláramos como aquel agazapado embajador judío Tzuriel Rafael, que fue sorprendido borracho en las cunetas de la Colonia Escalón. Ha sido lo mejor para nuestro stress nacional, verle así –desvalido- antes que volver a ser testigos de su brama política. A no ser que se rebaje hasta la humildad de los mortales y nos pida públicamente perdón, bolo tonto ha labrado su propia tumba. El es el maestro, Chico "Lamparita" Merino el alumno.

Sic Transit Gloria Mundi, Ciro. Sic Transito Gloria Mundi, Manuel Melgar (Así pasa la gloria del mundo, aforismo latino o latinajo que era utilizado en el Vaticano para recordar a los Papas recién elegidos sobre la trivialidad de la fama y el poder terrenal; Berlusconi lo refirió cuando tuvo noticia del asesinato de Moamar al Gadafi y la juventud italiana lo utilizó contra Il Cavaliere para celebrar el fin de su anciana dictadura mediática).

Reconozcamos en la tumba de nuestro Rey que nadie podrá descubrir el invento antropológico en que él mismo se convirtió, ni como fundó ese misterioso ADN de la Gerontocracia Política Salvatdoreña. Lo único que tal vez podremos revelar sobre él, es a aquel personaje de Walt Disney: el Señor inventor Ciro Pera-Loca, al que como dice la canción de los Yorsys (que también pueden escuchar y ver en Youtube) todo le da igual, pues siempre fue capaz de inventar lo imposible. Difícil empresa la de convertir a las mujeres y niñas de El Salvador en los niños y hombres de El Maligno. Nada ni nadie podrá saber jamás si fue científico o brujo, solamente sabremos que solo él fue capaz de hacer lo que ha sabido hacer. Ciro nos ha mantenido a AJO y AGUA por décadas (¡a joderse y aguantarse hijos del maíz!), pero también ha sabido divertirnos por muchos años (pregúntenle al caricaturista Ruz). Solo Ciro Pera-Loca fue apto de conocer la fórmula secreta. Lo jodido es que ya viejos y borrachos fondean, los desnudan, les atan con esposas, les muestran las bondades de los juguetes sexuales y es natural que nos corresponda a los jóvenes el relevo generacional,…en fin, ya lo saben, nos consta que vicio, ocio y comida transgénica ya sobraba en nuestra madre patria Roma….y como El Maligno es impresionante…..pues……¡Muchas aventuras hay que seguir esperando ver en Patolandia!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada