En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 15 de diciembre de 2011

Soy de derecha, me siento avergonzado

Soy de derecha, me siento avergonzado

Marvin Aguilar

Si bien es cierto que la diputada Lorena Peña violó la ley al revelar documentos confidenciales del Ministerio de Hacienda sobre los contribuyentes; mas sin embargo, leyendo el listado, las implicaciones morales o legales que se derivan, la calidad de las personas y empresas involucradas que operan con perdidas u evaden, la campaña mediática que se organizó contra - desde diferentes trincheras- el aumento de los impuestos, la posición inmovilista de las gremiales empresariales; la actitud de la parlamentaria podría disculparse en aras de la dignidad nacional.

Está claro, la posición defendida por ARENA en la Asamblea Legislativa ha quedado comprometida frente a los votantes que deciden quién gobierna: la clase media. Porque ya parece esa defensa a ultranza, no una por la libertad de empresa, sino la de un capital injusto que paga en impuestos $ 500.00 al año habiendo tenido ingresos durante ese mismo periodo por $ 452, 555,061. Resultando de esto una evasión estimada de $ 37,787, 262. Se ha desmontado un mito.

Ha puesto en evidencia esta revelación, que en efecto era una lucha para que los que ganen más paguen más, y los que ganamos menos dejemos de ser quienes tengamos aunque sea, un poco menos la mayor carga tributaria. Esto a las puertas de una elección, con una clase política desgastada, una decepción y sentimiento de desprotección generalizado por parte de nuestros dirigentes dentro de la población, candidatos aburridos, mas de los mismos, presagia una cuesta arriba para la derecha representada en ARENA.

Ahora se comprende el discurso aguado.

Soy usuario de TIGO, me toca sufrir las inclemencias de sus malas gestiones: números frecuentes a los que no tengo acceso, llamadas para cobrarme estando solvente, ofertas que nunca se cumplen y una larga espera para tratar de resolver estas dificultades que cuando me entero que ha evadido un 99.999 % sus responsabilidades impositivas, toda su publicidad me parece un cambio de espejitos por oro. Su parsimonia desde luego merece un Oscar de la Academia.

¿Qué diferencia existe entre los buseros que para subir el pasaje alegan que no es rentable el negocio del transporte con la Refinería Petrolera Acajutla; la compañía de Alumbrado de San Salvador; Chevron Caribbean Inc; Prieto S.A.; Grupo Q; Terminales de Gas del Pacifico; TACA; DIGICEL; PUMA de El Salvador; ESSO; El Salvador TELECOM; Shell; Panasonic; Trans American Airlines que dicen exactamente lo mismo para no pagar impuestos? ¿Podrían indignarnos menos estas empresas por ser más bonitas que un bus destartalado? ¿Basta con sólo generar empleos? ¿Son empleos decentes? El razonamiento de la calle es simple: si fuera mal negocio ya lo hubieran dejado.

¿Podemos encontrar menos violento la extorsión de una pandilla que la evasión en total de 27 empresas, que su publicidad se empeña en decirnos que son respetables, con responsabilidad social, preocupadas por nuestras libertades, comprometidas con los valores cristianos y las buenas costumbres, con meritos, empresas y empresarios que apoyan las buenas causas, que promueven la moral en su más amplio sentido, y que juntas evadan $ 86, 960, 244 en un año?

¿Qué clase de empresarios defendemos en la derecha? Los que promueven la caridad y la filantropía que consigue una foto en las páginas sociales en lugar de instalar la solidaridad como forma de vida del salvadoreño. ¿Qué inspira este capitalismo? La colonia que sólo daba alimentos e instrucción cristiana a los indios; los hacendados que embargaban los salarios de sus colonos por el consumo que estos hacían en las tiendas de su propiedad. Los liberales que en aras de la modernidad y el progreso les quitaron las tierras comunales a los indígenas. ¿Realmente son algunos tan incultos en la derecha que no leen nuestra historia? Y se limitan a repetirla.

Lo que realmente evidencia este listado filtrado a los medios es que todos se tienen la cola pateada en este país, por eso nadie puede decir nada, todo está relacionado con la componenda empresarial y la política. Así, de esta manera el empresario antipatriota no paga lo que debe, porque sabe que el político se lo robará, el político transa para seguir viviendo del erario público porque sabe dónde cojea la mesa y, eso se refleja en el pueblo bajo violento que ven en las elites el mejor ejemplo de rapiña.

Esto no es una nación es un estercolero. Ahora podemos entonces de igual entender porque combatir el crimen organizado es tan difícil, porque el narcotráfico ha encontrado tierra fértil en esta patria porque ni a dibujo de Estado responsable llegamos; por eso la desigualdad es creciente, en realidad es por eso que la inversión extranjera no llega, no es solo las pandillas, hay arriba de ellos, una crema empresarial que le conviene el desorden.

Que se roben los pobres la mamuja, que se maten entre ellos para desviar la atención, que sean felices los neo indios que viven en Soyapango, Apopa, Zacamil, y similares centros poblacionales de masas, a ellos basta con hacerlos felices adornándolos con collares de conchas, caites de pieles exóticas y desprecio, mucho desprecio, eso sí, dicho en un jingle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada