En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 5 de diciembre de 2011

EN MI VIDA ME HE ROBADO UNA GALLINA.


Así gritaba a los cuatro vientos en un canal de televisión salvadoreño, el mejor de los clientes de la LTH y tu ilustre amigo, Luxy. A quien con notas, proyección en primera plana y negocio disfrazado de activismo comunitario, pretenden vender la imagen del buen samaritano y el mejor ejemplo que pudiéramos tener como orgullo salvadoreño redimido acorde al criterio de la family Nostraruiseñor y de las flores, para hacer trascender fronteras.




Me pregunto si dentro del contexto socio comunitario que dices defender, no te genera un cargo de conciencia al utilizar el cuarto poder para vender baratijas por oro, contribuyendo a que se engañe a la comunidad y a connacionales. Ya que desde el ángulo Negocio, ni hablar negocio es negocio y todo se vale, es entendible y comprensible.



Mira que los efectos de haber alimentado su ego, protagonismo y vanidad, que ya se cree el dueño del partido y quizá un día de estos aparezca en el consulado en Brentwood, dándole órdenes al titular para que le consiga y/o le proporcione escolta para protección, no vaya hacer que se le dañen los petalitos en el viaje o estancia en cocolandia. De hecho ya le ha desplazado izando la bandera y saltándose el protocolo. Se ufana de haber colectado $ 7,000.00 en la rumba Sky para su campaña… Cuantas familias de desplazados no se pudo haber favorecido con este dinero en vez de destinarlo para viajes y bailongos en busca de intereses personales.
Que lastima que aun se siga mancillando la dignidad de las personas, insultando y menospreciando su inteligencia, explotando su desconocimiento y jugando con sus necesidades y el hambre. El Pulgarcito para salir adelante necesita erradicar la corrupción e impunidad, no que se aumente el número de ejemplares.

Se necesita de personas honestas, profesionales y capases, con entereza moral y propuestas serias acorde a la realidad del país, no utopías, falacias o fantasías que les permitan hacer sus movidas y que vivan de los impuestos del pueblo a sus anchas.


Volviendo a la entrevista y dándole el beneficio de la duda. Quizá no fue una gallinas como dice, sino el gallinero por que esta difícil de creer con esa pose de la madre Teresa de Calcuta. Ni que asuma como penitencia ir de rodillas de Hempstead a la Catedral de la Virgen de Guadalupe en México DF, se le cree que no le haya dado en la nuca a una, es mas quizá en la cuenta se habrán ido varios chumpes, gallos y pollitos, inclusive hasta huevos antes de empollar. Pero vaya usted a saber, solo él lo sabe, su conciencia y su club de amigos entrañables que por necesidad de ser amigo de un orgullo salvadoreño, movida y/o negocios o un huesito que roer, asolapan al compadre.

De acuerdo a la letanía del Yo Pecador. Ante los ojos del creador los pecados se cometen de palabra, obra y omisión. Y si hay un arrepentimiento de corazón y humildad además de cumplir con la penitencia, los pecados son redimidos. Ante los ojos de la sociedad hechos, pruebas y confesiones determinan el delito para lo cual hay una pena, si es encontrado culpable y vencido en juicio, además de sentenciado. El costo a pagarle a la sociedad es con la privación de la libertad y/o el bolsillo. No infringir la ley de nuevo, una vez satisfecha la sanción, basta para su reinserción a la sociedad, pero ello no implica estar limpio de antecedentes. Ante los ojos de la comunidad aplica lo del viejo adagio “Gallina salvadoreña que come huevos, ni aun que le quemen el pico.” Y aun más cuando blasfeman utilizado el nombre de Dios en vano, para auto redimirse y vender la imagen del pecador arrepentido a fanáticos y dogmaticos ya que de falsos profetas y lobos disfrazados de mansas ovejas, de ellos estamos llenos y se proliferan como conejos encontrándolos en cada esquina.

Varios de nuestros lectores nos invitaron a ver este fin de semana la trasmisión de una entrevista en canal de televisión salvadoreño que trasmite en cable. Nos llamo la atención la tremenda entrevista de altura como las que otorga Oscarito, en la cual en una de sus secciones el ilustre licenciado Estafy como ya se está haciendo llamar. Por cierto pensamos que el titulo es por poseer una licencia de manejar, ya que si se refiere a un título académico habría que ser como Santo Tomas, hasta no ver el titulo y corroborar su autenticidad seria la prueba para no pensar que aparte de Pinocho, no es un charlatán. Se defendía como gato panza arriba, ante la arremetida de un tal Kattan según menciono el famoso coronel, que por cierto lo califico de cobarde en público. Deduzco quizá por haberle señalado al compadre de formula y hermano en Cristo, el ilustre licenciado Estafy, DELINCUENTE. Y preguntas de otros televidentes que gracias a la oportuna intervención de las pautas publicitarias que evitaron dejar en evidencia la mediocridad, parvulez y lo neófito del contexto político y realidad de la nación, que antecede y le precede a pinocho. Ya que como el mismo coronel respondió la inquietud de un televidente afirmando que el disque Licenciado, nominado como aspirante a diputado de Cocolandia, esto es así, por que posee los dólares que se requieren, de aquí que en varias ocasiones cantara el jinglé “Piensa en el coronel y marca a Estafael”. Menos mal que no se le ha ocurrido al coronel preguntarle al Tío Sam si es verdad que tiene billete, no vaya hacer que le estén dando gato por liebre, a menos que la intención sea hacerse el de la vista gorda para beneficio de su partido.

Con dos ejemplares en mano del semanario La Tribuna Hispana, los cuales alzaba como Biblia en señal de que en su contendido yace la verdad por ser la voz de la comunidad según menciona el slogan. Son la prueba fehaciente de que su persona es el mesías de 2.5 Millones de salvadoreños en el exterior menos uno (Yo) y que presentaba a la audiencia salvadoreña para trata de cautivar con su discurso populista y pobres argumentos en defensa del calificativo DELINCUENTE producto de su delito confeso, comprobado y penado de FRAUDE.

“Traer jornadas medicas a El Salvador, juguetes para los niños, lápices y cuadernos, traer inversionistas extranjeros, haber salido en la primera plana del semanario LTH. Tener intención de interceder por jóvenes estudiantes con Circulo de la Hispanidad para que les otorguen becas así como de Nassau Community College y Hosftra, su supuesta alma mater, etc. Esto es ser delincuente”

Más o menos en resumen lo mencionado por Licenciado Estafy en el canal salvadoreño.

No, mi ilustre aspirante a Diputado... DELINCUENTE es un adjetivo calificativo para alguien que comete o cometió delitos de cualquier índole y en cualquier contexto, no se limita a los punibles por parte del sistema legal de una sociedad, sino también a aquellos que la conforman, cualquiera que sea la forma. Engaño, fraude, malversación, hurto, utilización, explotación, etc.

Si bien es cierto ya pago la ofensa a la sociedad por su fraude. Ello no lo exime de la ofensa a la comunidad e individuos que defraudo directa o indirectamente, miembros de esa comunidad que dice representar sin que se le haya otorgado ese honor. Como bien lo dijo El Omar, tiene el derecho de aspirar a una candidatura pero no ha usar de parapeto a la comunidad a la cual ha defraudado para conseguir sus objetivos y propósitos. Ya que no posee la entereza moral, ni mucho menos capacidad profesional y/o empírica para ello. Además como bien lo dice somos 2.5 millones de salvadoreños en el exterior y es ridículo pensar que no exista uno con mejores credenciales.

Te comparto mi punto de vista Luxy y de nuevo te pregunto le pasaste el recado a Mondry, ya encontró y/o dispone de las pruebas de donde fueron a parar los $ 60,000.00 que genero aquel partido de futbol o crees que se está asiendo el de la vista gorda esperando que al empresario se le olvide para no cumplir su petición. Que se disculpe públicamente, lo cual sería lo justo y lo correcto viniendo de un caballero y profesional con ética, ya que públicamente ha atentado contra su imagen difamándolo, no te parece.

El tópico nacional como ciudadano salvadoreño, personalmente lo vislumbro desde el punto de vista costo beneficio y maximización de los recursos.

Me queda claro que la Diáspora salvadoreña solo representa un peón en el ajedrez de la política nacional y administración del gobierno, cualquiera que sea el que este en la silla. Un mercado al cual hay que mantener dormidos e ignorantes en cuando a participación activa dentro del espectro político ya que solo somos útiles para cumplir la obligación de ser buenos hijos a través de mantener vivo su nacionalismo y nostalgia para que no dejen de enviar las remesas y realicen inversiones sociales en sus comunidades de origen. Que la asuma como su realidad y prioridad primaria, deslazando su realidad concreta como inmigrante a un segundo o tercer plano.

No hay reciprocidad, ni inclusión, y sus derechos como ciudadanos no son su prioridad, somos marginados y discriminados por nuestra propia nación.

Hechos; No tenemos voto en el exterior, se nos niega el derecho a una identidad y actualmente nos encontramos doblemente indocumentados. Los servicios que recibimos y por los que pagamos, no son provistos acorde al papel que representamos, ni mucho menos al costo que desembolsamos y/o absorbemos para gestionarlos. Somos los estigmatizados con el signo de dólar en la frente.

Mis cuestionamientos son:

¿Por qué no invertir en nuestra realidad concreta? Ya que capitalizando las oportunidades que esta nación y sociedad nos otorga, nos permitiría conformar una base solida para el desarrollo socioeconómico y político de la comunidad localmente, así como individualmente. Ello contribuiría a su empoderamiento y hacer valer el número de población que representamos.

Dar prioridad al mantenimiento y sostenimiento de la fuente generadora de ingreso permitiría que los excedentes sean invertidos y/o reinvertidos en aquellos que dejamos atrás y/o nación.

El Salvador no cambiara, mientras no se corte de raíz la corrupción y la impunidad que yace en todas las esferas del espectro político e institucional del GOES. Cualquiera que sea su administración, como punto de partida. Se genere conciencia social y se eduque a la población tanto local como del exterior. Ello permitiría que oportunistas y corruptos no vislumbren oportunidad alguna de explotar su ignorancia para su beneficio.

¿Qué beneficio genera para el salvadoreño en el exterior participar de la política nacional? Si ya no es su realidad, porque es un inmigrante y además al país no le conviene que regrese, más que solo como turista.

Tal vez te animas a preguntarle al Bachi II, perdón Licenciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada