En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 19 de julio de 2011

DE EX GUERRILLEROS A NUEVOS RICOS: FMLN y FSLN

Tomado del ciber espacio.


De ex guerrilleros a nuevos ricos: FMLN y FSLN

de Ernesto Romero
De ex guerrilleros a nuevos ricos: FMLN y el FSLN, dice Diario El Universal José Meléndez, corresponsal en San José del diario El Universal, de México.

A esto se suma una lista de cosas que solo algunos diputados de asamblea y parlacen lo saben, aprobechandose de la imnorancia de la lucha historica. queda claro, que a si como arena vendio todo el patrimonio nacional, estos por plata podrian vender el alma al diablo.

a estos dirigentes capitalistas de la tandona, perdon los dirigentes del partido politico les gusta tener como estrategias a una serie de tontos utiles , que gritan al son del capital y no de los intereses del pueblo.

El llamado a la militancia revolucionaria dentro y fuera de la estructura partidaria a organizarse en celulas de base y cerremos filas por la reinvindicacion de nuestros caidos y martires, no permitamos que nos dejen el esqueleto del fmln historico, pidamos la renuncia de los dirigentes corruptos que en verdad no representan a la gran mayoria que es el pueblo.

El hallazgo de un emporio empresarial de bienes raíces, publicidad aérea, explotación pesquera, comercio agroindustrial, compra de aviones o construcción de viviendas, controlado por ex comandantes de la guerrilla de El Salvador, destapó otra pieza de un factor sociopolítico que emergió en Centroamérica en los últimos años: ex rebeldes comunistas convertidos en pujantes (y hasta millonarios) hombres de negocios.

Tras silenciar las armas, renunciar a la clandestinidad, cambiar el camuflaje verde oliva por la corbata y el traje de moda y esconder las lecturas sobre el marxismo-leninismo, los ex insurgentes beben ahora de enriquecedoras fuentes del capitalismo tropical latinoamericano.

El Salvador fue sacudido por la revelación de una red de empresas del alto mando militar de las desaparecidas Fuerzas Armadas de Liberación (FAL), brazo armado del extinto Partido Comunista Salvadoreño (PCS) y miembro del bloque rebelde unido en el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Algo similar ocurre en Nicaragua con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), cuya jefatura es señalada como poseedora de una gran fortuna. Disidentes del Frente recuerdan que el ex comandante sandinista Henry Ruiz -Modesto en la clandestinidad- dijo en 1995 ante idealistas revolucionarios y ex combatientes que "la dirección nacional" del FSLN ya acumula "un capital tan grande que pesa más que sus principios ancestrales".

Atados a la paz y a la tolerancia, FSLN y FMLN son hoy referencia empresarial en Centroamérica, tras surgir en la década de 1960 como guerrillas que tambalearon el poder regional en los decenios de 1970 y 1980.

"El FMLN y el FSLN se convirtieron en aparatos políticos en los que sus dirigentes optaron por un proceso de ´empresarialización´, para mantener sus puestos", afirmó el sociólogo salvadoreño Ricardo Sol, ligado a universidades y centros de estudios de Centroamérica. "Los partidos de izquierda se basaron en movimientos sociales que ahora son un componente secundario en las estructuras partidistas", agregó, entrevistado por EL UNIVERSAL.

Un reciente destape de ex guerrilleros empresarios ocurrió en El Salvador, que en 1992 pactó la paz luego de 12 años de guerra. El diario La Prensa Gráfica, de San Salvador, descubrió una "red de empresas del alto mando militar" de las FAL en las que "aparece indefectiblemente el nombre del hombre fuerte de la estructura de las FAL, José Luis Merino", que en la guerra fue el Comandante Ramiro Vásquez. Domingo Santacruz, ex dirigente del PCS, atribuyó las denuncias a "una campaña".

Pero trascendió que, aparte de financiar campañas del FMLN, se busca un rentable negocio: comprar crudo a Venezuela en términos preferenciales para venderlo por medio de la compañía Energía para El Salvador, creada por el FMLN y Petróleos de Venezuela-Caribe.

En Nicaragua hay hechos similares. Antes de entregar el poder, luego de la derrota electoral de 1990, el FSLN ejecutó una masiva repartición de tierras y viviendas y se apoderó de residencias, cuentas bancarias, empresas y demás propiedades, en un caso bautizado como "La Piñata", para acusar a los comandantes de enriquecimiento.

La ilusión viaja en Mercedes Benz

Desde antes de ganar los comicios presidenciales de Nicaragua del 5 de noviembre anterior, Daniel Ortega se ha movilizado en un Mercedes Benz valorado en unos 125 mil dólares, con el que a veces recorre barrios de miseria extrema del segundo país más pobre de América Latina.

En su libro La Revolución Perdida, de 2003, el poeta y ex ministro sandinista de Cultura, Ernesto Cardenal, escribió que el general retirado Humberto Ortega y el ex comandante Tomás Borge, figuras "históricas" del FSLN, son los nuevos millonarios de Nicaragua.

Otro ex comandante sandinista, Bayardo Arce, ha alegado que sólo está "creando fuentes de sobrevivencia para mí y mis hijos".

Arce recuerda que tras la derrota de 1990, un veterano político nicaragüense le dio un consejo para enfrentarse al "salvaje" mundo empresarial: "negocios es guerra".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada