En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

domingo, 17 de julio de 2011

PUNTOS DE VISTA DE LA DIASPORA- LA NUEVA BURGESIA EN LATINOAMERICA EN EL SALVADOR

Mejor descripción del acontecer en el pulgarcito, no se pudiera haber escrito.


A esto solo habría que agregar que el pueblo solo fue una simple escusa para embaucar adeptos ya que el objetivo siempre ha sido y será la ambición de alcanzar el poder para gozar de los beneficios que ello representa.
No les importo sacrificar 75,000 vidas y otros tantos desaparecidos, entre ellos niños y jóvenes inocentes que vieron truncada sus vidas y/o traumatizadas sus mentes. Secuela que aún persiste a lo largo del tiempo y que conforma toda una generación que se bifurcan en diversas ramas; Delincuentes, corruptos, los parásitos de la política que conforman la nueva burguesía, románticos ortodoxos que viven del pasado y los resentidos sociales.
Donde quedaron las consignas del ayer, la lucha por el proletariado, la lucha por los más pobres de los pobres, la liberación del pueblo de la opresión y la pobreza. Si el pueblo permanece igual o peor, solo unos pocos han alcanzado salir de la pobreza y alcanzado sus sueños.

LA NUEVA BURGUESÍA EN LATINOAMERICA EN EL SALVADOR

Desde Washington DC
Por Walter Giovanni López

Por medio siglo, marcharon unidos junto al pueblo pobre por las calles de San Salvador, alzando el puño izquierdo, cubriendo sus rostros con capuchas o pañuelos y ondeando pancartas rojas y negras con los símbolos de la hoz y el martillo, como muestra pura de su orgullosa casta social de proletarios industriales y campesinos, aunque algunos de ellos eran pequeños burgueses.

El heroico y estoico esfuerzo por derrotar la opresión de las dictaduras militares y la explotación laboral, hizo que su liderazgo produjese un baño de sangre en todas las calles del país haciendo periódica y perenne la visita triste y llanto de madres e hijas en los cementerios de la república.

De las calles subieron a las montañas y se escondieron en la clandestinidad, formaron un ejército revolucionario poderoso, el cual, sangró efusivamente por doce años defendiendo ideales nobles del tiempo que fomentaban la equidad y justicia social para un pueblo oprimido.

Cuando el imperio opresivo de la hoz y el martillo sucumbió en su miseria histórica y Europa se liberó de las infames cadenas del comunismo que aterrorizaron por casi un siglo a millones de seres humanos, estos líderes revolucionarios salvadoreños, firmaron un acuerdo de paz y estrechando las manos con una sonrisa en el rostro, les entregaron el país a los hijos de la oligarquía histórica, quienes gobernaron por veinte años, convirtiendo al gobierno en una corporación mercantil o sociedad anónima de capital variable que les convirtió en magnates.

Bajaron de las montañas, dejando atrás el uniforme militar y las mulas, para usar saco con corbata y autos de lujo, y desde la comodidad de su curul en la asamblea legislativa, por veinte años, actuaron como viles parásitos de la sociedad, quejándose de todo, oponiéndose a todo, diciendo que tenían las respuestas y soluciones a todos los problemas nacionales y ganando poder político a base del creciente descontento de la ciudadanía con los gobiernos de turno. A un año como gobernantes, no tienen un plan de gobierno y el país está a la deriva sin rumbo.

Por veinte años vendieron una imagen de socialistas representantes de los más pobres, y se identificaron siempre con la causa de los ignorados, sin voz y desposeídos, aunque durante todos esos años han vivido como capitalistas y disfrutado el despilfarro de los fondos públicos ganando 30 salarios mínimos como sueldo, usando autos todo terreno que, cuestan 750 salarios mínimos y teniendo muchas otras prestaciones que son pagadas por los impuestos del pueblo honesto, que cada día enfrenta la traumática realidad de trabajar para medio poder subsistir.

De la asamblea legislativa pasaron a ocupar la presidencia de la república y los ministerios públicos. La sangre derramada por la equidad y la justicia social del proletariado y el campesino se les ha olvidado, dejaron los barrios pobres y se fueron para las residenciales exclusivas de los ricos, visten trajes carísimos, tienen fincas, casas de playa, botes, autos de lujo Ferrari, Porsche, Mazeratti, sirvientas, niñeras, mozos jardineros, motoristas, guardaespaldas; sus hijos estudian en escuelas privadas o en universidades en el exterior, sobretodo en USA; viajan en primera clase o jet privados, dejaron de comer pupusas con curtido y prefieren caviar con champagne gastándose 100 salarios mínimos en una cena o 1000 en un viaje de fin de semana a Cuba.

Farabundo Martí, ha sido el mártir de esa revolución que llevó al poder de El Salvador al FMLN, su lucha, por los campesinos y obreros salvadoreños, ha sido traicionada. En Cuba, Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Ecuador, sucede lo mismo, ahora, la nueva burguesía latinoamericana que usó el nombre de héroes revolucionarios para conquistar el poder político está compuesta por traidores e hipócritas que se han convertido en corruptos opresores del pueblo latinoamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada