En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

lunes, 4 de junio de 2012

TRES AÑOS DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE FUNES. POR RODRIGO AGUILAR

TRES AÑOS DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE FUNES. (POR RODRIGO AGUILAR).-


El Presidente Funes, cumplió tres años al frente del Poder Ejecutivo, y no obstante algunos desaciertos cometidos durante este período, la población en general mantiene una nota de aprobación a la gestión del mandatario aunque no con el mismo nivel de aceptación que cuando inició su mandato.

Lo que la mayoría considera como positivo son las obras sociales como por ejemplo la entrega de útiles y uniformes, el vaso de leche, los programas de alfabetización, por esa razón uno de los ministros mejor evaluados del gabinete es el Vicepresidente Salvador Sánchez Cerén.

También otras acciones que han mantenido en alto la imagen del mandatario son obras como Ciudad Mujer, los trabajos que ha realizado el Ministerio de Obras Públicas, los paquetes agrícolas que se entregan a los pequeños agricultores, cambios realizados en el sistema de salud y la labor de la Secretaría de Protección Civil en los desastres naturales que se enfrentaron últimamente.

Uno de los problemas más grandes que esta administración ha enfrentado es que la oposición, con evidente demagogia y con el único fin de recuperar el control del aparato estatal, mantiene una agenda permanente de desinformación utilizando algunos medios de comunicación que sirven como instrumento ideológico de la derecha salvadoreña; manipulando la verdad en algunos casos y otros ocultándola, para buscar beneficiar sus intereses político partidarios.

Esta posición, no significa estar totalmente de acuerdo con las actuaciones de este gobierno, porque sin entrar a un análisis técnico y científico, basado en las vivencias que comparte la mayoría de la población es de hacer notar que los problemas que aquejan a la mayoría de la población son el alto costo de la vida y la delincuencia, problemas cuya solución son las grandes deudas que este gobierno tiene con el pueblo salvadoreño.

Si el Presidente Funes quiere pasar a la historia como un buen gobernante y como un verdadero estadista debe realizar acciones relevantes en el área económica y seguridad; en primer lugar debe hacer los cambios profundos que permitan atacar los ejes en que sustenta el fracasado sistema neoliberal implantado por la derecha salvadoreña; porque las injusticias económicas se continúan cometiendo en el país, la riqueza que se genera continúa concentrada en muy pocas manos, continuamos siendo un país esencialmente consumista y poco productivo, y las prácticas como la evasión y elución de impuestos, el contrabando, lavado de dinero y la corrupción continúan permeando las arcas del estado, sin que hasta la fecha se hayan presentado avances palpables en estas aéreas.

En cuanto al fenómeno de la delincuencia, el gobierno debe tomar acciones concretas y contundentes para combatirla en todas sus formas; no podemos seguir esperanzados a que los índices delincuenciales bajen porque las maras o pandillas han llegado a un acuerdo, porque lo que ocurre es que se dejan de matar entre ellos pero el resto de la población continuamos expuestos a homicidios, desapariciones, secuestros, extorciones y robos, muestra de ello es que estos son los delitos que se han incrementado últimamente.

Por las razones expuestas, estos dos años representan un gran desafío para el presidente por debe dejar sentadas las bases de la justicia social y económica, para que como pueblo libre podamos ejercer nuestros derechos con la certeza de que seremos escuchados con el respeto que merecemos como ciudadanos y ciudadanas, seguros de que los privilegios y distinciones son parte de la historia y que nuestros derechos nacen en el simple hecho de ser salvadoreños o salvadoreñas, sin importar nuestra condición política, social o económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada