En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

sábado, 31 de marzo de 2012

ANALISIS DE LOS VETERANOS DE LA REVOLUCION SALVADOREÑA

Análisis de la coyuntura electoral de 11 de marzo de 2012


Con los resultados obtenidos en las pasadas elecciones del 11 de marzo podemos sacar las siguientes valoraciones:

El FMLN ha sufrido una derrota cualitativa porque ha perdido una masa de votantes pensante, que es la que tradicionalmente había votado por el FMLN, siendo la primera vez que le retira el voto, es decir que la masa pensante castigó no yendo a votar. El FMLN perdió 140 mil votos, de los cuales la mayoría no votó, y los demás votaron por ARENA o por GANA. El FMLN perdió lo que había ganado en las elecciones pasadas y ARENA recuperó lo que había perdido en las mismas, aunque bajó en número de votantes. El mayor ganador fue GANA que logró 11 diputados y 16 alcaldías, perfilándose como tercera fuerza.

Hay que considerar también el alto índice de abstencionismo que superó el 50%, es decir que el nivel de votantes fue pobre. Con la gente que no votó está el poder pasivo.

A nivel de diputados, ARENA sacó 33, es decir 3 diputados más que la elección anterior y 2 diputados más que el FMLN. El FMLN sacó 31 diputados, es decir, 4 menos que la elección anterior y 2 menos que ARENA. GANA logró 11 diputados, CN 6, PES 1, CD 1 y la coalición PES-CN 1 diputado. Con estos resultados, la correlación en la Asamblea Legislativa no ha variado mucho, no ha habido mucho cambio, lo que va a obligar a la negociación, donde ni ARENA, ni el FMLN, ni GANA hacen mayoría. Se tendrá que concertar para tener 43 votos que es la mayoría absoluta. Pero así como puede democratizar la Asamblea Legislativa, también la puede entrampar.

A nivel de municipios, la derrota del FMLN, que no se puede negar, es más cualitativa que cuantitativa. Perdió la fuerza estratégica territorial, el control territorial del área metropolitana, los municipios más importantes del Gran San Salvador, que son claves y que significa su mayor pérdida. A nivel nacional, el FMLN logró 31 alcaldías nuevas, pero perdió 31 de las que ya tenía. Haciendo un balance, el FMLN tiene actualmente 96, y con la nueva elección tendrá 95 alcaldías, incluyendo 10 en coalición. Por eso decimos que la derrota es cualitativa, no es lo mismo perder Soyapango que ganar Anamorós, por ejemplo.

Hay que destacar el caso de Antiguo Cuscatlán, donde la Alcaldesa Milagro Navas es fuerte por ARENA debido a la composición social del municipio.

ARENA está tratando de sacar provecho de toda esta situación, proyectando la derrota del FMLN en el área metropolitana, con una dimensión nacional, como si fuera en todo el país. Lo que si hay que considerar es que ARENA va a gobernar los municipios del área metropolitana de cara a las elecciones presidenciales del 2014.

Un aspecto que hay que registrar es que no hay que subestimar las coaliciones, pues en algunos municipios no fue suficiente el voto del FMLN para ganar la alcaldía, ya que ARENA sacó más votos, pero en coalición ganó, como es el caso del municipio de La Libertad que por segunda vez consecutiva ganó la coalición FMLN-PES. Asimismo, de las tres cabeceras departamentales que se ganaron, hay que analizar si en Santa Ana, fueron suficientes los votos del FMLN. En Santa Tecla, aunque el Alcalde del FMLN tiene fortaleza, el hecho de ir en coalición le da un valor agregado.

Una de las enseñanzas que debemos registrar en esta elecciones es que en términos generales, en la zona urbana, sobre todo en la capital, sigue siendo una población que razona su voto, que le ha dado un mensaje, un llamado de atención o un voto de castigo o como se le quiera llamar, a la Dirección del FMLN. El hecho de que mucha gente no haya ido a votar es un mensaje de que las cosas no se hicieron bien, es la forma de evaluar la gestión de los gobiernos locales. La gente está pensando más en el desarrollo local, en su comunidad, independientemente de que partido haya resuelto, entonces lo valoran. La gente no da el voto gratis.

Por otro lado, la gente rechaza los intentos de ganar votos a última hora, como el caso de Mejicanos, donde la gente dice, ¿Por qué hasta en el último mes el Alcalde ordenó las ventas de las acera, teniendo varios años para hacerlo? Asimismo, lo de repartir tamales, ya no funciona mucho.

Si se hace un análisis de las votaciones en todo el país, hecha por tierra todos los argumentos que está diciendo la Dirección del FMLN. En San Miguel, el FMLN sacó 3 diputados, GANA 1 y ARENA 1, sin embargo GANA ganó la Alcaldía de la cabecera departamental. No importa si Wil Salgado es del FMLN o no, vota por quien le resuelve. En Santa Tecla, ARENA ganó más votos para diputados que el FMLN, pero la Alcaldía la ganó Oscar Ortiz del FMLN. Arena ganó en diputados con una diferencia de 6,955 votos y el FMLN ganó la Alcaldía de Santa Tecla con una diferencia de 15,723 votos. En Soyapango, Mejicanos y Ayutuxtepeque, ARENA sacó mas votos para alcaldías en cada uno de esos municipios, y en los mismos, el FLMN sacó mas votos en diputados. ¡ ese es el voto maduro!

Lo que hace la dirección del FMLN de echarle la culpa de los resultados al gobierno es injusto. No es verdad que por la situación económica ha sido la derrota, y tampoco es bueno reproducir ese discurso. Pesaron más positivamente las políticas sociales del gobierno, que las que podrían calificarse como malas. Los resultados de las pasadas elecciones fueron la confirmación de que los programas de gobierno han contribuido en el área rural a aumentar el voto del FMLN, pues ganó en votos parte de lo que perdió en el área metropolitana. El FMLN siempre fue débil en el área rural, sin embargo, hoy la gente votó por el FMLN, es decir que se ha posesionado en el área rural por los programas del gobierno: del adulto mayor, del bono, de la agricultura familiar, la Reforma de Salud, los paquetes escolares, etc.

El FMLN tiene la oportunidad de posesionarse más en el área rural con el desarrollo del FOMILENIO en la zona sur costera, pero también tiene que entender que no puede estar en contradicción permanente con el Gobierno Nacional.En el área urbana, la mayor pérdida no fue por las políticas públicas del gobierno, sino por otras causas, la cuales detallamos:

1- La imposición de candidatos y la gestión desastrosa de los gobiernos municipales en el Gran San salvador. Las pérdidas de esas alcaldías era una muerte anunciada, debido a que eran las peores administradas. No se visitaban, ni se atendían las solicitudes de las comunidades, no se reparaban las calles, no se hizo trabajo para la gente, se cayó en un gran relajamiento y comodidad; el clientelismo político propiciaba que los militantes hicieran un trabajo a desgano, sobre la base de “tener derechos especiales por haber sudado la camiseta”. El FMLN después de tener 20 años de gobiernos municipales, no ha sido capaz de tener un planteamiento de municipalismo coherente.

2- Las decisiones políticas desastrosas de la Dirección del FMLN y la fracción legislativa. Un ejemplo es la posición frente al decreto 743 y a los Magistrado de la Sala de lo Constitucional. Otro es la posición sobre la forma de votar, que la población prefería el voto sobre la foto, mientras el FMLN orientaba públicamente el voto por bandera, a sus militantes los orientaba al voto por la foto de los “escogidos”, con el agravante de que las fotos de los “no escogidos” no solo no fueron publicitadas, sino que también fueron prohibidas. Esa postura es un retroceso, es una posición reaccionaria. La dirigencia del FMLN se opuso a que no se votara por caras porque no se siente con suficiente solvencia de liderazgo. ARENA en cambio orientó a su gente a votar por las caras y la gente no aceptó el orden de lista. Ejemplo, el caso de Ochoa Pérez, que de último pasó a ser de los primeros.

3- La deslucida y poco creativa campaña electoral del FMLN. Por un lado Norman Quijano diciendo que quería una campaña limpia y por otro, Norma Guevara peleando y dando posiciones que hay que llenar de papeles y pintas los postes, y los activistas peleando en las calles de San Salvador con cámaras a la vista. Eso no le gusta a la población. La oferta que hizo el candidato de San Salvador fue bien pobre, nunca presentó un plan específico.

4- Exclusión del padrón y maltrato de sus militantes, problemas internos y pleitos administrativos. Los organismos correspondientes sacaron del padrón a un buen número de militantes, y aunque algunos votan por el FMLN, este está perdiendo terreno en el Gran San Salvador. El haber sacado del padrón una gran cantidad de gente con capacidad, con aportes positivos y de conducción ha afectado.

Hay que hacer un análisis apegado a la realidad y reconocer que los dirigentes del FMLN han perdido la brújula por haberse desligado de la gente, lo cual es determinante. El FMLN no quiere hacer un análisis autocrítico profundo, no ven o no quieren ver la realidad, mientras la base del Gran San salvador está indignada con su dirigencia por la mala conducción. La Dirección no quiere transformar al partido FMLN y sigue actuando como en los años 30. La posición de hegemonizar para que los mismos quieran asumirlo todo no es correcta. Los cargos públicos los agarran y se aprovechan personalmente porque para ellos es el momento de “componerse” económicamente. Mientras los dirigentes del FMLN sientan que tienen el voto duro, no van a reflexionar, sabiendo que la bandera va a recibir un caudal de votos considerable, aunque buena parte de la gente no esté de acuerdo con la conducción. Mientras no vean una actitud firme de la mayoría de su militancia y bases no cambiarán. La militancia debe desprenderse del masoquismo, que es maltratada y sigue apoyando las decisiones equivocadas de la Dirección. Pero todo indica que no va a cambiar, la Dirección está acomodada. El FMLN perdió su democracia interna. Si no cambia en las próximas elecciones le puede ir mal. Ya no piensan como partido revolucionario sino que como partido electoral.

Lo que el partido político FMLN ha hecho desde la firma de los acuerdos de paz es despilfarrar el capital político que tanto esfuerzo y sacrificó le costó al pueblo y chantajear a los militantes y simpatizantes. Como la gente no tiene otras opciones así que no importa el candidato que ponga. O como dicen algunos dirigentes, “ si el FMLN pone un burro de candidato, gana, no tienen en que otro palo ahorcarse”. Sin embrago, los resultados de las elecciones del 11 de marzo de 2012 han señalado claramente que ese chantaje llegó a su fin. Estas elecciones representan una situación de quiebre.

Por otro lado la dirigencia del FMLN ha perdido la sensibilidad y la solidaridad, el deprecio hacia los veteranos de guerra es notorio. El sector de veteranos de guerra se pregunta si van a continuar siendo machos de carga.

Hay que construir una perspectiva clara y viable para las próximas elecciones presidenciales, pero de acuerdo al análisis que están haciendo no se ve claro. Si se quiere mantener el ejecutivo se tienen que erradicar los malos métodos de conducción, se tienen que recuperar los miles de veteranos de guerra que estuvieron dispuestos a dar la vida por los cambios, por el proyecto democrático revolucionario. La dirección del FMLN tiene que dar un cambio, tiene que cambiarse parte de esa dirección para que llegue gente con capacidad de pensar y que contribuya a avanzar. Es importante tener un espacio y mecanismos donde hacerse oír. El FMLN debe mejorar su gestión municipal, jugar un papel más activo, recuperar la credibilidad con sus acciones en bien del pueblo e irse desprendiendo de los malos métodos. Si el frente hace una buena lectura del proceso y asume correctamente su papel de conducción puede salir adelante. Si fueran inteligentes esta es una oportunidad para un relanzamiento.

Con respecto al gobierno, el reto es trabajar coordinadamente y hacer avanzar los programas y proyectos. Para Funes no inciden ni positiva ni negativamente los resultados pues para negociar en la asamblea está GANA. GANA ya está diciendo que va a apoyar al Presidente Funes.

Desde la última elección muchos no creen que el FMLN cambie y que debe de surgir algo nuevo. La gente que tiene pensamiento conservador y/o reaccionario tienen un abanico donde moverse, pero la gente con pensamiento progresista y/o revolucionario siente que no tiene otra opción que no sea el FMLN. A las nuevas generaciones esta situación les afectará, sobre todo porque el FMLN que están conociendo, no tiene nada que ver con los cambios que se desean para beneficio de la población. En este orden hay que aclarar conceptos, hay que revisar si realmente tienen valides y actualidad el concepto de “izquierda” y si el FMLN lo sigue siendo.

Hay que plantearse una visión estratégica, pues este sistema está hecho para dar cheque en blanco en la jaula electoral. Hay que construir el poder popular, trabajar las estructuras de base, pelear por la democracia participativa, comenzar a coordinar el trabajo territorial en todos los departamentos con los compañeros que conocemos, con el movimiento social, para dar a conocer nuestro análisis ,para poder incidir desde afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada