En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

viernes, 23 de noviembre de 2012

CARMEN ELENA MISERIA. Por Moris Herrera

CARMEN  ELENA  MISERIA
Por Moris Herrera. Abogado despatriado. BCN, 18-Nov-’12.-
“¡Juventud, divino tesoro!”. Rubén Darío.
Es propio de ingenuos creer que Las Maras de políticos salvatruchos solucionaran los graves problemas que atraviesa El Maligno (El Salvador). Pero saberlo es una cosa, otra que Dña. Carmen Elena Calderón Sol de Escalón exprese, ante payasos períodistas que los jóvenes de los diversos pueblos que conformamos ese país, seamos incapaces de revertir los valores y el fracasado Sistema Político que sus iguales nos han impuesto.
Ahí la escuchamos, a la última representante femenina de la Gerontocracia Política Arenera, que al igual que Gloria Salguero Gross y el resto del bestiario nacional y extranjero -con el tiempo- ha de abandonar ese pantano en el que vive feliz. Cansados estaréis, nobles santanecos, de observar como la misma maruja os hereda miseria con sus anillos de oro tal cual misteriosa Reina de Saba.
Más claro que el agua esta, jóvenes, que las momias del desierto deben regresar a sus oscuros sarcófagos, porque sus vendas les impiden ver que tras varias décadas de expolio, han empobrecido hasta a sus propios hijos faraoncitos, a los que también han obligado a emigrar o a vivir en falsas burbujas. Y por lucrarse con el dolor ajeno y despilfarrar lo que a los pobres nos cuesta sangre, sudor, lágrimas y cruzar ríos o mares, por ello, pagarán hasta sus nietos y los descendientes de sus nietos, a los que también los Dioses les negarán el derecho –por incapaces de cambiar- de conocer La Paz y la Seguridad Jurídica en un territorio que es suyo.
La Sangre es el alimento de los Dioses en la tierra.
Señores Mareros, también vosotros heredáis a vuestros hijos, padres y mujeres, el Reino de El Maligno.
Diputada, negar que los jóvenes no cambiaremos este país es tan incoherente como negar las hipótesis de la evolución que se planteó A. Einstein, pues los únicos aptos para cambiar este país somos –precisamente- nosotros los jóvenes, pues aún de provenir de antepasados cavernícolas, por naturaleza corregimos lo vivido por vosotros los viejos y lo impuesto por vuestras instituciones. O, acaso Señora, sus hijos no son mejores que usted (?).
Los jóvenes de la Zona Occidental, la Zona Central y nosotros los de la Zona Oriental tenemos el deber de cambiar la dictadura del dinero y de la muerte en la que se nos ha parido, pues es obligación moral de nosotros los tontos dejar de serlo. Políticos como usted, Señora, son los únicos incapaces de admitir a conciencia que como sociedad, como Estado, como pueblos, como familias, como hipócritas cristianos, colectivamente, hemos fracasado. Por ello, es nuestro compromiso - Jóvenes de la Generación Perdida- guiar a las próximas generaciones hacia el Purgatorio y salir de este surrealista  Imperio de la Droga.
Duele Señora, pero es justo que ustedes los políticos acepten que los pandilleros no son los exclusivamente responsables de la diabólica violencia en la que hemos acostumbrado a nuestros hijos a vivir, todos sabemos que también han sido dirigentes como su hermano y los crueles cerebros de sus ministros, los culpables de coronizar a nuestra Madre Reina -Su Excelencia- La Miseria, como Patrona de El Maligno. Y nosotros….¡ay, de nosotros los hijos de San Miguel!....los irresponsables o débiles que lo hemos permitido.
¿y quiere saber tan solo una forma de cómo vamos a cambiar nuestros pueblos, Señora Bruja?.....desobedeciendo civil y pacíficamente como rebeldes que somos a la Dictadura Bancaria a la que nos sometieron el lagarto de Alfredo Cristiani y el mono de Francisco Flores (amigo y ahijado de su hermano).
También empezaremos por desobedecer a los dinosaurios del FMLN que de Economía, no saben nada de naá. 
Trueque, vieja, la Economía del Trueque. Lo que hizo el pueblo de la Argentina después del corralito, lo que hace Grecia, lo que actualmente promueven –por iniciativa privada- muchas comunidades en España i Catalunya, lo que hacían por conducta económica nuestros ancestros padres americanos. Varios pueblos de Grecia han creado –para realizar comunitariamente trueques- hasta su propia moneda, la cual equivale a horas trabajo (tiempo). En villas, pueblos, caseríos, cantones, colonias, barrios, comunidades, ciudades capitales, Ciudades Estado, hágase trueques.
Verbigracia: Si yo Abogado, necesito reformar mi vivienda, laboro –por trueque- para liberar jurídicamente de la cárcel a un hombre recluido injustamente; A cambio, el hijo del recluso, cuyo oficio es el de albañil,  hace la reforma de mi casa: entonces hay trueque sin dinero. 
El dinero es papel o niquel con un número.
Si tu jornalero, maestro, mecánico tienes algún trabajo que poder intercambiar con un odontólogo, un médico, un ingeniero......que te impide hacerlo (?). Nadie puede prohibirnos El Trueque. Así como también nadie puede prohibir que para luchar contra el hambre organizemos comidas populares.
Utilizad vuestras imaginaciones jóvenes, porque a los viejos solo les va el dinero.
Si vos tenes maíz, leche o cebollas, te los cambio por mangos, café o papayas.
El problema es cuando creamos que es normal ese trueque en el que se da bonos de dinero (que no tenemos) a empleados públicos para corromperles el sufragio a posteriori, cuando todos sabemos que debemos hasta el culo en el Río Bravo (?). Ustedes creen que es normal que tengamos Políticos Matarifes o Presidentes Periodistas que no tienen ovarios ni huevos para prohibir la tenencia, portación o conducción de armas de fuego para que dejemos de alimentar a esos Dioses con la sangre de nuestros niños. 
Qué creéis jóvenes….(?), qué un puñado de viejos y viejas va a cambiar el destino de los pueblos que conformamos este país ?. Mirad a los pandilleros, mirad como unos niños han cambiado ese país, ante la mirada disimulada de los viejos que lo siguen arruinando. D. Francisco Gavidia, amigo de Rubén Darío, de vernos, hubiese dicho:….¡Juventud, podrido tesoro!…..si tú, joven,….así lo quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada