En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 29 de noviembre de 2012

Transición del melodrama al drama: a David Escobar Galindo


Transición del melodrama al drama: a David Escobar Galindo
Marvin Aguilar

La muerte que nos rodeó
Ha llegado el fuego de Jerusalén
A Moscú llegó.
Desde el templo de El Salvador hacia las Rusias ha llegado el fuego del señor.
Desde todas las iglesias entonces ha llegado
El fuego a todas las casas de toda la Rusia.
Es la primavera y el buen fuego
Nos da calor desde la linda esquina
Donde San George rampante vencedor se ve.
Ha llegado el buen fuego
¡Cristo resucito!
Pero yo…

Voy a morir este día
Uno de primavera
Porque mi corazón
Se rompió como el hielo
Se rompe sobre el río Moscú
Cuando de frente y de golpe
Le baña la luz del sol.
De amarillo se viste la piel en invierno
De rojo en verano
De triste el otoño
Y de lagrimas mi cuerpo esta primavera.
Si por el deseo sufro
¿Por qué no encuentro el punto medio?
Y así, no desear sufriendo.
¿Fui acaso siempre un despojo humano?
¿Sigo siéndolo?
¿Soy humano, soy persona?
Porque voy por el mundo
Tropezando, equivocado
Creyendo que la arrogancia es bella,
La indiferencia interés,
La envidia amistad y yo
En todos ellos voy.
Torturando y torturado voy.
¡Basta! Voy a morir este día. Resplandece por fin.
Luego…

Un demonio en el cielo
Sí mi vida comenzó con un incendio: la pasión desenfrenada del fauno de mi padre, el amor ingenuo de una campesina pobre, descalza, hambrienta de hambre… mi madre.
Que ahora no me quiere, tan solo por parecerme al hombre que odia.
Mi padre que ahora muerto esta,
Y de quien solo me queda el consuelo de patear su tumba
Y depositarle flores el 2 de Noviembre.
¡Hay fuego en mis ojos!
¡Hay fuego en mi alma!
¡Hay fuego en mi vida…!
Es ese fuego
Maldito fuego
Que me vitaliza cual Salamandra
Y que me lleva al final de la montaña
Y de allí con ojos de buey triste
Lanzarme volando por el medio de los edificios de
NYC.
Es un despreciable fuego del que estoy hecho
Que tan solo yo ame lo que amé.
Entonces si el amor, ese que es dado a los plebeyos de alma
Brevemente
A mí,
Ha sido dado
Para siempre.
Pero con la advertencia de jamás ser respondido
Causa del fuego original de mis padres.
No quiero ese fuego.
No quiero ese amor.
No quiero esta vida,
Que me vuelve un Lemur.
Regreso a mi sepultura, abro la tierra
Salgo
Otra vez.

Moscú, Rusia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada