En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 17 de febrero de 2011

PUNTOS DE VISTA DE LA DIASPORA- EL DINERO MALDITO DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

Hola Diáspora:

Una columna interesante que tienen en un sitio llamado "El Trompudo".
http://pijazo.blogspot.com/

El asunto de los lujos y gastos escandalosos de los políticos salvadoreños (todos) que se sirven los recursos del pueblo con el cucharon mas grande es algo que pienso tiene indignado a todos,
Saludos,
Jorge M.

El Dinero Maldito de la Asamblea Legislativa
http://pijazo.blogspot.com/2011/02/el-dinero-maldito-de-la-asamblea.html

"Si no se puede ser cabeza de ratón, hay que ser cola de elefante!!"
La nueva presidencia de la Asamblea Legislativa viene a ser algo así como un viaje en caballo en un largo camino en el que dos jinetes no pueden ir montados al mismo tiempo y en el mismo caballo; y que, habiendo recorrido medio camino, el de a pie, según lo pactado, tiene que montarse en la silla. Pero resulta que para que este otro pueda ir montado, debe mostrar los documentos que hagan constar que tiene derecho a ir en el caballo. Pero estos documentos no existen, los desaparecieron! Simplemente no hay documentos y nada puede probar ese derecho. Qué se hicieron? En realidad, nadie sabe nada, desaparecieron como en un acto de magia: el conejo desaparece del sombrero del mago. Acaso fue un pacto entre pícaros? Por supuesto, no podría ser de otro modo! En semejantes pactos con personajes de esa talla, el ilusionista está demás!

DIME, MI QUERIDO SALTAMONTES...

La presidencia en condominio

Como es sabido, la alternancia en la presidencia de la Asamblea Legislativa fue un pacto desesperado. Normalmente, dicha presidencia le corresponde al partido que más votos y diputados haya logrado en el evento electoral. En otras palabras, sin discusión le correspondía al FMLN ocupar la presidencia. Pero el Diablo no es por causa de la cola y los cachos que es Diablo: es Diablo por viejo, por un lado, y, por otro, porque nunca fue sacado de ahí. Esa historieta de "sacar a ARENA" es un cuento chino que ya no sirve ni para dormir niños de cuna.

Entonces, ese diablo que sigue siendo dueño del infierno, se movió afín de evitar que el partido, y observe querido lector que yo no le llamo "frente" porque ya no lo es, se posesiona de la presidencia y logra, junto a los diablos menores, dejarle únicamente la mitad del periodo. "Un ratito vos, un ratito yo", fue el acuerdo final. Eso nos está diciendo que la derecha nunca ha sido sacada de las esferas de gobierno. Además, acaso no ha sido con ARENA que el FMLN ha hecho las más desvergonzadas alianzas y pactos?

Bien mirada esa media presidencia, podría compararse con aquel muchacho de la calle que no tiene nombre, no tiene madre, no tiene padre y no hay quien lo quiera adoptar por muy bien bañado, peinado, cambiadito de ropa y perfumado que sea presentado. Nadie lo quiere. No tiene partida de nacimiento. "No es nadie", piensan todos. "Esto es una conspiración!" fue el grito que se dejó escuchar. Develada la conspiración del silencio, 48 horas antes de la toma de posesión de la presidencia de la Asamblea Legislativa, el flamante medio presidente declaró que eso no tenía importancia: le restó seriedad y legalidad a semejante patraña montada por los diablos, los que a última hora pensaron que tal vez por dignidad el nuevo presidente rechazaría ser investido en tan vergonzosas condiciones. Calcularon mal, pues no supieron medir el alto grado de vanidad, narcisismo y pretensión del nuevo jinete.

Así las cosas y sabiendo que la suerte estaba echada, se montó la función con las cargas de plazas fantasmas, los sobresueldos, los presupuestos inflados de bancadas, el despilfarro de dinero público y otras minucias no menos escandalosas.

El dinero maldito de la Asamblea

El discurso del nuevo presidente, Sigfrido Reyes, no fue un discurso ordinario en el recinto legislativo. Más bien, poseído por un estado alterado que le hizo perder el sentido de la realidad, le imprimió un carisma de acto presidencial del país. Se pudo observar cómo el tono fue subiendo hasta alejarse del recinto y perderse en el marasmo de los temas de país, como si se tratase de la presidencia de la república la que estaba heredando. Hubo promesas hasta el cansancio y amenazas de "mano dura" contra todo acto de corrupción. Al final, le rindió honores al presidente saliente, Ciro Cruz Zepeda, a quien reconoció como su "mentor", y selló amistad y le demostró todo su agradecimiento con un cálido y efusivo abrazo al maestro, tal como un alumno que se despide de su protector, agradeciendo sus "sabias enseñanzas", según palabras textuales. Bien dicen que el que con lobos anda a aullar aprende. Y bien que han aprendido!

De aquel elocuente discurso de Sigfrido Reyes, no queda sino la ilusión desvanecida que deja un discurso demagógico. Cuarenta y ocho horas después, el reculón fue más largo que el discurso: Nada se investigará. "No hay que romper la harmonía entre las fracciones partidarias", se limitó a balbucear. Dónde queda entonces la tan anunciada transparencia? Queda por ahí, perdida en la retórica engaña tontos. Las aguas sucias de los charcos jamás pueden ser transparentes!

Como de todos es conocido, no hay ninguna Caja de Pandora que se haya destapado, mucho de eso era de conocimiento público. Lo novedoso es la aceptación del despilfarro y la corrupción. Y no es porque no estén interesados en ocultarlo; es que tan escandaloso es que ya no pueden ocultarlo ni negarlo. Esa olla apesta desde hace rato. Cientos de millones de dólares de las arcas del estado se despilfarran en elevados salarios, sobresueldos, viajes de lujo, lujosas ropas y perfumes, caras habitaciones, carros, gasolina, viáticos escandalosos, plazas fantasmas, etc. mientras el pueblo sigue aguantando cargas impositivas que cada día le vuelven más difícil el sobrevivir. La Dulce Vita parece ser el lema con que el funciona la cueva de los siniestros lobos.

Se habla de que cada diputado tiene entre seis y veintiocho empleados a su servicio, y que el presupuesto de mantenimiento de esos "empleados" que, según dicen, "llegan en pantalones cortos y camiseta" a retirar su cheque, alcanza la modesta cantidad de doce millones de dólares. Alguien le preguntaba a un diputado del FMLN del por qué ellos se mantenían en ese tren de vida, y su repuesta fue clara y elocuente: "Nosotros no hemos hecho votos de pobreza". Sin proponérselo, tal vez, porque quien así se expresó no se cuenta ni entre los medianamente inteligentes, dejó en evidencia sus aspiraciones y sus motivaciones de ser diputado.

Esta media presidencia, entonces, no pasa de ser un acto formal, y de alguna manera satisface las pretensiones presidencialistas, eleva el egocentrismo y hace de dicho acto todo un derroche de narcisismo que traspasó la frontera del ridículo. Y qué bien se veía el nuevo presidente con su traje parisino. Todo lo que ahí dijo Sigfrido, lo metió, 48 después, en un saco para ser llevado al lugar que le corresponde: al bote de la basura.

Después del combate me desperté y ya era presidente!

Pero quizá la parte cómica vino después. Al presentarse en Radio Cadena Mi Gente, en una "entrevista" contó una de esas "casualidades de guerra" que le tomó no más de tres minutos. Una escapada digna de Hollywood: En una llanura plana y cubierta de zacatales, marchaba la columna guerrillera. Doscientos soldados, dominando una altura, los emboscaron y el capitán Sigfrido y sus guerrilleros quedaron sepultados bajo el zacate arrancado por las balas de la M-30. Rambo habría salido de ahí convertido en colador! Hablan de batallas campales con tanto desenfado sin haber presenciado tan solo una. No por nada el traidor Villalobos les llamaba "los botas virgas". La gerencia de la Radio Cadena mi Gente debería ser más rigurosa al permitir ese tipo de vergonzosas "entrevistas" que distan mucho de ser eso y que llenan de bochorno a la radio.

Así las cosas, la vida en la Asamblea Legislativa sigue igual: nadie ahí se daña ni con el pétalo de una flor. Todo es una dulce harmonía que ni los mismo recién casados logran alcanzar. Es el único matrimonio duradero que no necesita del juramento de separarse hasta que la muerte lo logre.

Será que este pueblo seguirá votando para seguir engordando a sus propios verdugos?

Tanta paciencia tiene este pueblo que le alcanza como para esperar otros seis periodos para ver si, primero Dios!, le llega la suya?

Veremos, veremos. Todavía falta camino por recorrer!
Salvador Arias
(el otro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada