En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 2 de mayo de 2012

Carta al MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES

Carta al MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES

Sr. Hugo Martínez

Como Fraternidad Unida Salvadoreña Americana, FUSA, queremos agradecer el esfuerzo realizado en cuanto a la gestión de creación del denominado CONMIGRANTES, ente que se encargara de operativizar el decreto No.71 referido a la Ley Especial para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia.

Después de leer el documento de decreto No. 71, nos quedan diversas interrogantes en cuanto al funcionamiento, organización y sobre todo el papel que verdaderamente ejercerán los representantes de las asociaciones de salvadoreños en el exterior.

Para empezar, tres días antes de convertirse en ley, representantes de la asamblea legislativa montaron un show en algunas ciudades (Washington, D.C., New York y Los Ángeles) con el supuesto objetivo de interactuar con la comunidad salvadoreña para exponer la propuesta de ley y al mismo tiempo recabar insumos de la diáspora para incorporarlos al documento final. Pero lo curioso fue que tres días después de esos eventos, la Asamblea Legislativa estaba aprobando el decreto de esta ley especial del migrante. Es decir que los puntos de vista expuestos por la diáspora no fueron utilizados.

Hoy para la conformación del Consejo Nacional para la protección y desarrollo de la persona migrante y su familia, vemos que de aproximadamente 14 o 15 integrantes (9 del gobierno) únicamente le otorgan a la diáspora 3 miembros en el consejo. Es decir que la participación de estos tres miembros será más que todo de acompañante.

Para la selección de los representantes de la diáspora, se presenta un proceso largo y desgastante, donde al final quedará a criterio del Vice ministerio el criterio de la idoneidad de las personas seleccionadas. Como organización de salvadoreños en el exterior, quisiéramos que en el CONMIGRANTES las fuerzas estuvieran más equilibradas, por tanto la diáspora debería de contar con 8 representantes distribuidos en las áreas de mayor concentración poblacional.

Resaltando nuevamente nuestro reconocimiento a este tipo de iniciativas que puedan abrir espacios de participación a la diáspora en temas que le competen directamente como en otros temas de nación.

Atentamente,
José Jovel
Director General

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada