En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 29 de mayo de 2012

CARTA A LOS FARISEOS

Carta a los fariseos

Marvin Aguilar

No hace mucho, Juan Pablo II beato, siendo Papa de la iglesia católica romana pidió perdón por todas las ofensas que dicha institución pudiera haber causado a la humanidad en dos mil años de existencia. El pasado fin de semana el cardenal Carlo María Martini decía que lo que acontece con los hombres de Dios es que están demasiado pendientes de los tesoros de la tierra, recomendaba por ello pedir perdón otra vez.

Entre aquellas equivocaciones está el memorable hecho de llamarse los Papas: representante de Dios en la tierra. Siempre explico a mis alumnos de historia que fue este uno de los argumentos españoles para hacerse suyo, dueños absolutos el territorio de la América actual a la corona española; era sencillo: Dios creó la tierra, siendo el Papa su representante infalible pues ¿quién más indicado para otorgar título de propiedad sobre las indias a los reyes católicos?

Desde el imperio Bizantino ya clero y poder político habían comenzado con un maridaje que a la postre trajo más mal que bien al cristianismo. La mala iglesia se había empeñado en garantizarse poder económico y político como base de su influencia sobre los pueblos, llegaron incluso a vender puestos en el cielo, indulgencias, perdones, todo lo que el dinero pudiese comprar. La fe se había convertido en algo similar a un cuadro de banco: mera decoración pero con alcancía. Marx le llamaría a esto opio de las masas.

Benedicto 16, acaba de decir: “el viento golpea la casa de Dios, pero el edificio construido sobre la roca no cae”, estas formas de gobernarse con traiciones e intrigas ha llevado a establecer a la iglesia que debe renunciar a las alianzas políticas como formas de imponer la voluntad de Dios; de igual ha llamado la atención sobre la actual crisis del sistema financiero, acusando a la avaricia, culto al dinero como la verdadera causa de la distorsión de valores que solo ven en la ganancia monetaria el fin último del sistema capitalista.

La iglesia de Roma que ha pasado por serios lapsus de corrupción y excesos de todo tipo sabe muy bien de qué habla, ha sido victimaria y victima de los flagelos humanos que nos vuelven como a los hombres de madera del Popol Vuh: sin entendimiento y razón.

Lo interesante es que en mi ciudad, San Miguel algunos dirigentes religiosos “cristianos” críticos al catolicismo están cometiendo viejos pecados porque según la experiencia dan réditos.

¿Qué mandó Jesús? Formar discípulos

El sábado 19 de mayo pasado se llevó a cabo un acto político en el estadio Barraza; allí el alcalde entrego las llaves de la ciudad a Jesucristo. Sobre esto podemos hacer algunas reflexiones:

Definimos aquel evento como una declaración política partidaria de apoyo a Wil Salgado por parte de un grupo de líderes evangélicos, ya que es este – entregar llaves de un municipio- un acto político.

Desde el punto de vista teológico es clara apostasía, no solo porque Jesús jamás recibió confianza política de algún lugar, sino más bien es quien entrega las llaves a Pedro y, la acción de recibimiento no es material sino en el corazón. ¿Hasta ahora se deciden a entregarse a Cristo estos líderes-político-religiosos? Además obvia este hecho la frase sabia: dar a Dios lo que es de él y al Cesar lo del Cesar.

De igual la entrada de Jesús a Jerusalén fue de forma humilde; no recibió llaves o símbolos de poder sino alabanzas con palmas; y lo que teológicamente me llama la atención ¿puede el rey de reyes recibir las llaves de San Miguel de manos de Pilatos?

Comprenderán los lectores que Jesús no estaría allí para recibir algo material y era esa la raja política que a sabiendas los organizadores de antemano poseían; para ello el pastor José Vidal en representación –suponemos- de Jesucristo se apersonó a recibir de manos del alcalde municipal las llaves para Cristo.

Es además inmoral, ya que es un acto convocado por dirigentes religiosos divididos entre sí; venidos a pleitos por quién ostenta la titularidad de los bienes materiales que detentan sus iglesias; protagonistas de infidelidades conyugales, divorcios, hijos fuera del matrimonio y, disimulados promotores de una doctrina de la prosperidad a ultranza.

No creo que Jesús haya estado allí y, lastima por aquella feligresía que movilizaron abusando de su fe a un acto no religioso sino de apoyo a una figura en decadencia que fue gracias al sistema de votación electa con legalidad pero sin legitimidad; solo el 20% de la población de San Miguel votó por él.

Siempre me he preguntado por qué Dios permite estas cosas, por qué en su nombre se cometen horrendos crímenes, por qué deja que los malos ganen. No sé, quizá todo sea parte de ese plan de él, al cual yo por mi infinita ignorancia no logro comprender, y lo mejor sea no pensar en esas cosas ya que terminan alejándome de él y dejar que los apostatas construyan aquí el reino del dinero en su nombre.

Algunos fanáticos dirán que ataco a Dios, la religión, inclusive la fe; nunca entienden que es mi intención hacer un reclamo a la ética de las iglesias que están transformado el culto en mítines, yo no presumo con un discurso moralista, menos poseo la razón absoluta, en ningún caso podría demostrar que Dios no existe, por eso no me subo a altares a vociferar contra el pecado cuando puedo ser un sepulcro.

Hemos llegado al extremo en nuestro pais que la mejor iglesia es la que mas grita, están construyendo una nueva torre de $Babel; el nobel de literatura Miguel Ángel Asturias sostiene que, el grito del idiota es el más triste, porque parte al cielo, ya que es largo, sonsacado y sin acento humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada