En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 22 de septiembre de 2011

CONSULADO EN LONG ISLAND AVALA DIFAMACION EN CONTRA DE SALVADOREÑOS.

A través de la nota cuya autoría recae sobre Francisco Manrique y publicada en LTH, pone en perspectiva una de las razones del porque no hemos alcanzado los logros como comunidad que sean representativos del numero que somos en Long Island.
Faltos de conciencia social, visión, hipocresía y deslealtad  para con una comunidad  que lucha día a día para salir avante y defender sus derechos al interior de esta sociedad que por hoy  nos alberga y todo por protagonismo e intereses particulares. Que nos proyectan faltos de unidad, organización y bochincheros como lo menciona en el párrafo final de su artículo.
Cito. “A conflictos internos, en su mayoría entre organizaciones salvadoreñas, quienes son lo que han llevado la iniciativa de estas celebraciones”

Ya va siendo la hora de buscar nuestro cambio, si no queremos pasar otras tantas décadas mas y vivir quejándonos de lo mismo y no darnos cuenta que para algunos de los nuestros, solo somos sus payasos, ante la incapacidad de debatir ideas con ideas para el beneficio colectivo por simple mezquindad,  intereses, envidias, egos y protagonismos, demagogia y falacias o simplemente superar traumas y/o complejos, ideologías y/o partidismos.

Mucho de esto tienen que ver los medios faltos de profesionalismo y ética que se dicen ser la voz de la comunidad y defender la salvadoreñoridad. Que ante la necesidad de llenar espacios publicitarios para su sustento,  siembran la cizaña a través de notas que no construyen, tergiversan u omiten. Contribuyendo con ello a que muchos conciudadanos caigan en manos de embaucadores, timadores y corruptos, elevándolos a la categoría de líderes comunitarios. Se entiende,  por que viven de ello, pero que no se rasguen las vestiduras.

Para muestra un botón.
Se eleva a la categoría de irónico, la simple gestión de realizar un evento como si esto fuera del otro mundo a sabiendas que cualquiera tiene derecho hacerlo, si se cumplen los requisitos que las autoridades locales demandan.  Porque teniendo acceso a la información y entrevistas, el medio prefiere optar por manipular y tergiversar los hechos, para propiciar un circo, donde quien paga los platos rotos es la imagen de la comunidad de cara al resto de las comunidades anglo e hispana.

Montes Brito Jr. deja en claro la posición respecto al Festival Cultural Hispano y le relata los hechos etc. Y aun así el semanario deja entrever que hubo intención, alevosía y premeditación en contra de los organizadores del desfile porque no les otorgaron el permiso para también realizar un festival.  Como si no supieran que las gestiones se realizaron por separado y en tiempos diferentes, donde el festival cultural ya tenía aprobada la fecha mucho antes que el festival centroamericano decidiera solicitar la misma fecha para su realización.

También le menciona que hubo una reunión a principios de año donde ambas partes acordaron realizar el festival centro americano el 18 de septiembre y el 25 el festival cultural para evitar interferencias de actividades.  Lo cierto es que el 18 estaba supuesto a realizarse en las Instalaciones de Consulado, ante la negativa del Town a realizarlo en el lugar por no cumplir las normas de seguridad para albergar tantas personas, les aprobaron realizar el 28 de agosto el festival en el Ross Park y 25 de septiembre el desfile, aceptando la cruda realidad, realizarlos por separado.
El evento del Ross Park se suspendió por el Huracán que luego buscan sustituir en otra fecha y eligen ellos el 25 de septiembre.
 
No hay ironía, más bien tergiversación de los hechos, alevosía, premeditación y oportunismo para poner  en entredicho la imagen de los políticos electos que dan soporte al evento cultural y quienes  en múltiples ocasiones han abogado por los derechos de los hispanos y los inmigrantes, no importándoles que con ello difamen a las organizaciones y grupos artísticos, que no tienen vela en el asunto y de quienes emana la iniciativa por segundo año consecutivo.

Los acusadores, jueces y dictadores de la sentencia, se hacen representar por  Oscar Landaverde y su grupo, al cual  al parecer hoy también se suma el Sr. Cónsul, según nos lo deja entrever acorde a las declaraciones vertidas a Manrique y publicadas en su nota. Posición que quizá adopte,  producto de su interpretación errónea del mandato y su obligación laboral de defender los derechos de los salvadoreños.

Menciono errónea por que  no es su obligación defender los derechos de organizaciones americanas como si estas fueran individuos salvadoreños, por ende es de concluir que con sus comentarios está defendiendo las acciones y derecho de los salvadoreños que las integran o sea que respalda lo declarado por Oscar Landaverde, por consiguiente Giovanni Mata y demás salvadoreños que conforman el grupo amigos del consulado.

Dada su posición y obligación de defender los derechos de los salvadoreños y salvaguardar la imagen de la nación, debería tener más cuidado, cuando se trata de dar declaraciones o hacer comentarios y mucho más cuando se trate de avalar los dicho por Oscar Landaverde o del Sr, Mata.

El articulo incluye el trauma y delirium de Oscar  ¿Intento de boicot? aludiendo que el asambleísta estatal Phil Ramos, fue el solicitante de que el Desfile Centroamericano sea trasladado a otra fecha en confabulación con otro grupo de personas con el propósito de tumbar las celebraciones centroamericanas.

Cito
“Lo negativo que habría que señalar es que, lamentablemente, pretendieron boicotear nuestra celebración aduciendo un discutible conflicto”, dijo Landaverde a LTH.

Cito.
Según el directivo, un influyente político del área envió una carta al Town de Islip, solicitándoles que se cancele la celebración centroamericana y se traslade para el mes de octubre, ya que él (político) estaba auspiciando una actividad cultural hispana, a llevarse ese mismo día y a las mismas horas, a varios bloques de la 5ta Avenida, en el pueblo vecino de Brentwood.
Se le olvida Sr. Cónsul que también hay salvadoreños involucrados en el grupo que organiza el festival cultural. Si usted está avalando la difamación de Oscar Landaverde en contra de salvadoreños, también usted los está difamando. Yo soy uno de ellos.

Así que con el respeto que me merece Sr. Cónsul le invito a que haga pública en LTH copia de  la carta firmada por mi persona y que se menciona en el artículo. Sobre la cual sustentan el boicot en contra de la comunidad centroamericana para obstaculizar la realización de sus eventos.

Usted no puede discriminar o difamar a un salvadoreño, mucho menos inclinar la balanza a su conveniencia, cualesquiera que sea su interés. Ello se conoce como compadrazgo, colusión.

Debería compartirnos el plan de trabajo respecto a su política de puertas abiertas. Porque lo cierto es que respaldando las acciones de estas personas, lo único que está implementando es una política de cerrar las puertas ya abiertas en otras administraciones que ya pasaron por el Consulado y que las dejaron para beneficio de la comunidad.  Lógico exceptuando la del Sr. Julio Arango y Oscar Landaverde , que además de dejar mucho que desear no aportaron nada productivo en sus periodos, pero si mucha cola que cortar y de que hablar.
Y no solo los titulares del consulado trabajaron para abrirlas, a lo largo del tiempo muchas organizaciones  y activistas comunitarios también han contribuido y realizado gestiones  por cuenta propia, para beneplácito de la comunidad y por ende de la nación, sin costo alguno para ella.

Cónsules vienen, Cónsules se van, así son las reglas en el GOES,  pero la comunidad salvadoreña aquí se queda, por que aquí es su nuevo hogar y tiene que lidiar día a día con las adversidades que esta sociedad nos impone y que tratan de superar con trabajo buscando capitalizar las oportunidades que la misma pone a nuestra disposición para su sustento y bienestar familiar de aquí y de allá.

Así que nos resulta irresponsable la posición del consulado a través de sus comentarios de estar respaldando públicamente y denigrando la imagen de oficiales electos, así como a miembros de otras comunidades, inclusive salvadoreños, poniendo el riesgo lo ya alcanzado para beneficio de nuestra propia comunidad, solo por  satisfacer los intereses de pocos, permitirles que superen traumas o satisfagan vendettas personales.

Quedo a espera de las pruebas y espero verla pronto en LTH o en su defecto en la columna de mi amigo Luxy.

http://tribunahispanausa.com/portal/?p=22864#more-22864

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada