En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

domingo, 11 de septiembre de 2011

NOTAS DESDE EL PULGARCITO- LA SELECTA DE PLAYA

Del descuido al desinterés, y la poca visión deportiva nacional


En el país hay reclamos que se apoye más a ramas deportivas como el fútbol playa, tiro al arco, levantamiento de pesas y otras categorías, que han valido oro, plata y bronce. Otros opinan que a la selección mayor de fútbol se le ha prestado demasido interés y hay muy pocos resultados.
por Julio Calderón

La Pirraya, en Usulután, es una localidad que seguramente muy pocos salvadoreños conocen, pero la historia que once de sus hijos están escribiendo en Italia alrededor de una pelota ha logrado unir a todo un país: El Salvador.

Once “guanacos”, que se dedican a la pesca artesanal para la subsistencia de sus familias, se encuentran en una ciudad costera del Mar Adriático: Rávenna, famosa en Europa por sus monumentos bizantinos y paleocristianos. Allí está enterrado Dante Alighieri, autor de la obra La Divina Comedia, una de las tantas que se estudian en las aulas salvadoreñas.

Elías Ramírez, Medardo Lobo, Francisco Velásquez, Eleodoro Portillo, Baudilio Guardado, Wilber Alvarado, Roberto Membreño, Walter Torres, Elías Robles, Rudis Gallo, Darwin Ramírez, Agustín Ruíz y Tomás Hernández, más un grupo de entrenadores y técnicos, conforman la Selección Nacional de Fútbol Playa de El Salvador.

La primera vez que se subieron a un avión fue para viajar a Francia, a la ciudad de Marsella en 2008, y a Dubai en 2009. Ahora la cita mundial es en Rávenna.

Con la presencia en esas tres ciudades, “la selecta de playa” ya superó a la selección nacional de fútbol mayor, que pese a todo el apoyo recibido por el Gobierno y la empresa privada, únicamente ha logrado poner sus pies en México 70 y España 82.

El jueves derrotaron a la poderosa selección de fútbol playa de Italia, seis goles a cinco. “La pupusa derrotó a la pizza”, escribe un salvadoreño en los espacios de comentarios de LA PÁGINA.

Rusia y los diputados

Sergey Lavrov, el canciller de Rusia, estuvo en San Salvador el pasado 22 de agosto. Junto a un sonriente canciller salvadoreño, Hugo Martínez, se felicitaron por avanzar en sus relaciones diplomáticas.

El sábado, Rusia y El Salvador disputarán el pase a la final, para enfrentarse posteriormente al ganador del juego Brasil-Portugal. Ese día seguramente Lavrov y Martínez, separados por la distancia, recordarán el apretón de manos que se dieron en San Salvador.

Sobre el triunfo del jueves contra Italia, uno de los momentos más captados fue cuando los diputados, en medio de su Sesión Plenaria, hicieron un paréntesis para gritar, aplaudir y silbar, “viva El Salvador”.

Uno de los que más gritó fue el arenero Mario Valiente, quien dijo que la victoria era el mejor regalo que podía recibir el día que cumplió 70 años.

“Son de las pequeñas cosas que nos hacen sentirnos orgullosos de ser salvadoreños, y viniendo de estos muchachos, sencillos, esforzados, que se han hecho solos, y son la representación de nuestro pueblo, pues tiene un mejor sabor”.

De hijos suyos…

A partir de ese momento, el triunfo dio un giro en la Asamblea, y se comenzó a hablar de reconocimientos a los jugadores.

GANA busca que se le otorgue una lancha a cada pescador-hijo pródigo-embajador-padre-esposo-hermano-ostrero que viste la camisa, azul o blanco y que merece aplausos por estar en la semifinal.

ARENA les pretende un homenaje, pues “lograron una gran hazaña en el deporte salvadoreño”, al avanzar y dejar en el camino a un rival fuerte como lo era Argentina.

La legisladora efemelenista Jackeline Rivera, quien se define amante de los deportes, dice: “como un principio el reconocimiento está bien, pero todas las instituciones del Estado nos deberíamos unir para alcanzar el apoyo económico que estos muchachos, y otras ramas, necesitan para representar mejor a El Salvador… y más ahora con el fútbol playa, aprovechemos que vivimos a la orilla del mar”.

Deficiencia
Rivera va más allá con sus respuestas, y con propiedad señala que en el país “nunca ha habido una apuesta real al deporte, nunca ha habido apuesta de inversión ni de los gobiernos ni de la empresa privada, y sin importar ideologías políticas es algo que siempre ocurre”.

La polémica surge por los bajos fondos, las incomodidades y necesidades a las que se enfrentan los jugadores salvadoreños que están en Italia, así como la “poca visión” del ex mundialista de España 82 Jaime “la chelona Rodríguez”.

En una entrevista con LA PÁGINA, Rodríguez dijo “nunca creí que llegarían a esas instancias”, agregando que “estos jóvenes merecen algo más que elogios y felicitaciones”.

Rivera dice que si “él no esperaba el triunfo lo mejor es que tenga visión no a corto plazo, sino a largo, una visión de país”.

Las palabras del más alto funcionario deportivo salvadoreño contrastan con las del Presidente de la República Mauricio Funes, quien se pronunció a través de un comunicado enviado a los diferentes medios de comunicación.

“Ahora estos guerreros salvadoreños nos regalan este triunfo, y no hay palabras para expresar la felicidad que sentimos todos. Les felicitamos a todos por regalarnos esta felicidad”.

Necesidades
Una de las situaciones que ha tocado el corazón de los salvadoreños es la pobreza en que viven los de la “selecta de playa”. En los diferentes medios de comunicación declaran con sencillez y humildad que “les duele estar en grandes hoteles, con mucha comida, y nuestras familias no tienen para comer”.

Ante eso algunos ya salieron al paso. Un supermercado nacional les dará alimentos por los próximos tres meses, a cada uno de ellos. En comentarios en medios electrónicos se reclama a políticos y funcionarios que apoyen a estos muchachos.

Pero Valiente sale al paso de los reclamos y ofertas. “Merecen un estímulo sin desbordarse y arruinarlos, como ha sucedido con otros deportistas. Deben recibir lo justo, hay que hacerles ver que el mundo no es de ellos, hay que reconocer el esfuerzo y capacidad, debemos cuidarlos que sigan adelante, pero ojalá no los arruinen”.

Poco interés
El diputado Francisco Merino, del Partido de Concertación Nacional, denuncia que el apoyo que el gobierno le da al deporte es “demasiado modesto”.

“Vemos cómo los otros países se proyectan a través del deporte, no sólo dando apoyo, sino en actividades preparatorias. Ser deportista lleva años de formación. Hay que ir apoyando las diferentes disciplinas deportivas, que aunque no sean muy comerciales como el fútbol mayor, sí tienen hasta reconocimiento olímpico con medallas de oro”.

Y precisamente sobre la preparación académica, el culturólogo Marvin Aguilar señala en su columna de opinión en LA PÁGINA, la necesidad de crear un bachillerato en deportes, con especialidad, en este caso, en fútbol.

Incluso se debería crear la licenciatura o la carrera técnica en preparación física, “como un primer intento de darles una credencial académica a nuestros deportistas, título que por no ostentar hoy los orilla a la marginalidad profesional”.

Y para muestra del apoyo académico que debe tener el deporte, Aguilar plantea las interrogantes: “¿tenemos claro cuánta energía se consume en un partido de fútbol?, ¿cómo esto debe resolverse con un diseño de dieta?, ¿qué tiene que ver la aerodinámica, leyes de la gravedad en esto? o ¿por qué el lanzamiento con efecto es teóricamente imparable?”.

Más atención
El presidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) Carlos Méndez Flores, está consciente que ante el triunfo de Rávenna, los salvadoreños estén emocionados pues nunca anteriormente se había llegado a una semifinal de la FIFA. “

Pero agregó que “las demás selecciones también se entregan con coraje, y hay que reconocerles el trabajo”.

La diputada Rivera, del FMLN, responde que “puede ser que seamos futboleros y quisiéramos que nuestra selección mayor tuviera mejor espacio en el mundo, pero por estar concentrados en ella no apoyan a otras ramas deportivas”.

Pero ¿qué sucede con los salvadoreños cuando se pierde o se gana y la actitud hacia los jugadores cambia?

Los ánimos
El culturólogo Aguilar lo analiza de la siguiente manera: “El salvadoreño tiene una actitud de pretender ser ganador siempre y aquí es difícil ganar algo, y cuando se gana todos quieren ir con los ganadores. El club Barcelona gana más que el Real Madrid, por eso muchos van con el Barcelona”.

Añade que la gente ve al fútbol como un espectáculo, y el deporte en general “es una forma de vida, pero la gente entiende sólo lo de ganar; muchas veces no entienden que para ganar se necesita un proceso de formación y educación. La gente va al teatro para divertirse, pero no lo ven como una forma de vida”.

La selección mayor de fútbol ha estado en dos mundiales, México 1970 y España 1982, doce años de diferencia, en cambio la de playa está en su tercer campeonato mundial casi consecutivo.

Un ejemplo claro de cuando los salvadoreños en general rechazan la derrota, y no la digieren positivamente, lo explica Aguilar.

“Cuando regresaron de España 82, que nos metieron once goles, al portero Ricardo Guevara Mora le ametrallaron el carro, y ningún club nacional le quiso dar trabajo y se fue del país para seguir viviendo”.

Lo importante es que por primera vez en la historia del fútbol salvadoreño, un grupo de jóvenes descalzos jugará todos los partidos de un campeonato mundial de fútbol, de principio a fin…independientemente del resultado contra el equipo ruso, El Salvador jugará en la final de Rávenna 2012.

Mientras tanto, millones de salvadoreños siguen esperanzados en que los del refresco de horchata se impongan a los del vodka. Y como dijo el técnico de la selección de fútbol playa salvadoreña…ganar es posible, “El Salvador entero lo cree”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada