En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

viernes, 2 de septiembre de 2011

NOTAS DESDE EL PULGARCITO

Lo mas seguro es que Orlando Arévalo, nos haga la visita a Long Island para visitar viejos amigos como el ejecutivo del Condado de Nassau Ed Mangano y el Sr. Peter King anti-inmigrante confeso. No dudamos que también se llevara su medalla, citación o espejito  que intercambiar con el presidente de la asamblea legislativa. Lo dicho las oficinas bajo la dirección de Latinos de Ed. Mangano romperán record este año entregando reconocimientos y organizando bailongos.  Lo mejor es que son reciclables, solo para la foto. Encomiable labor la que le espera a Estafy y Cía.,  la de organizar otra tragicomedia.
Are you ready
Ya es Partido Popular, pero… ¿es opción popular?

Lo que se ha escuchado hasta ahora del Partido Popular no sorprende ni convence. Se ha tratado de frases, de oraciones eternamente repetidas y cada vez menos creíbles.
Ana Giralt Periodista

Lo consiguieron. Los populistas ya tienen, oficialmente, un partido político. Después de más de un año de peregrinación, de denuncias y señalamientos públicos, de frustraciones y de modificar y complementar procesos de ley, el Partido Popular (PP) se presentó como una opción nueva para la oferta electoral de 2012. Nueva solo porque no existía como persona jurídica, como agrupación con bandera, ideario, estatutos y nombre propio. Aparte de eso, la palabra novedad resulta inaplicable.

Y es que el PP pareciera ser, más bien, el salvavidas al que Orlando Arévalo, Horacio Ríos y Ronald Umaña se están aferrando para no desaparecer del mapa político. Estos tres exintegrantes de partidos donde de ser amados pasaron a no deseados, son quienes hoy figuran como las autoridades más connotadas de la agrupación que el domingo anterior realizó su primer mitin, en un escenario que, literalmente, les quedó enorme. Pretender llenar un estadio como el Cuscatlán, con capacidad para 30 mil personas, es tan pretensioso e irreal como suponer que el votante pensante olvidará que Arévalo ha estado en casi todos los partidos existentes.

Lo que se ha escuchado hasta ahora del Partido Popular no sorprende ni convence. Se ha tratado de frases, de oraciones eternamente repetidas y cada vez menos creíbles: como el trabajar por los sectores oprimidos y pobres que durante años, más de los 21 que tiene Orlando Arévalo de ser diputado, han vivido en las mismas condiciones y han logrado salir adelante más por la gracia de Dios que por el cumplimiento de las promesas de quienes se dicen sus líderes.

Los populistas no la tienen fácil. Intentar convertirse en una opción creíble, a través de señalar a las “extremas” de bloquear sus actividades públicas, demuestra la falta de estrategia con la que están saliendo a “pelear al campo”. Por más que se autodenomine el “verdadero cambio” y busque captar la atención de aquellos que se dicen centro-derecha, el Partido Popular difícilmente se convertirá en una alternativa a tomar en cuenta, cuando el mensaje proviene de personas recordadas por sus polémicas y no por sus aportes al bienestar colectivo.

¿Cómo olvidar que el ex cacique del PDC fue derrocado del poder por quienes fueran sus más cercanos colaboradores y amigos partidarios: Rodolfo Párker y René Aguiluz (ya fallecido)? Por más que quiso, Ronald Umaña nunca logró recuperar lo que una vez fue suyo. Mientras que Horacio Ríos, que de diputado de ARENA pasó a independiente y luego a legislador del partido los ex patrulleros, cobró notoriedad cuando tuvo que defenderse del supuesto vínculo con el asesinato de tres diputados del Parlacen. Nunca se le comprobó nada.

¿Qué es lo verdaderamente nuevo del Partido Popular? Nada, ni siquiera el rol de William Walker, ex embajador de Estados Unidos en El Salvador, como portavoz de esta agrupación en Washington. Lo que podría ser innovador y hasta sorprendente es que el PP comience a sobresalir como una alternativa en las encuesta de opinión pública y que uno de sus candidatos a diputado hasta logre llegar a la Asamblea Legislativa sin recurrir a residuos… Mientras eso no ocurra, se seguirá escuchando más de lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada