En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

miércoles, 7 de septiembre de 2011

ESPAÑA – EL SALVADOR, UNA TEORÍA DE SANGRE. Primera Parte.

El más hermoso sentimiento que se puede experimentar es el del misterio. Albert Einstein.


ESPAÑA – EL SALVADOR, UNA TEORÍA DE SANGRE. Primera Parte.
Por Carlos Mauricio Herrera González. Abogado migueleño. BCN. 1-IX-´11.

¿Por qué El Salvador es reconocido como independentista sobre el resto de Repúblicas originarias de C.A. y se le registra dentro del grupo de países que celebra el Bicentenario de la Independencia de España?.

El Salvador junto a la Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, México y Ecuador, fueron los primeros pueblos en liberarse de la Monarquía Ibera en América. En nuestro caso se reconoce in fatto (en efecto) el 5 de Noviembre de 1811 como data de dicha proclamación. Es necesario observar que El Primer Grito de Independencia tuvo la oposición del Partido de San Miguel de la Frontera, que permaneció fiel al Rey Fernando VII (El Rey Felón) y por lo cual recibió el título real de Ciudad Muy Noble y Muy Leal. Algunos historiadores migueleños (Joaquín Cárdenas, el Tribuno Servelio Campos) explicaron que dicha negativa podría haber sido por razones de origen o de sangre, pues en esa época aproximadamente 30 familias españolas regían y administraban las tierras del antiguo Cacicazgo Lenca de Chaparrastique (4,000 a 2,000 A. C.). Intereses económicos.

En el denominado Siglo Largo (finales del XVI, el XVII i principios del XVIII) de todas las ciudades de C. A., San Miguel y -la también- Muy Noble y Muy Leal ciudad de Santiago de Caballeros (Antigua Guatemala) fueron las primeras estructuras coloniales en ostentar familias con títulos de jerarquía noble, statum que era concedido por medio de cédulas reales en España. Los Patricios Ibéricos tenían la misión de poblar y desarrollar tributos en las nuevas colonias bajo las costumbres europeas. Por tal motivo, por razones de Ius Sangüini se cree que San Miguel expresó su negativa a independizarse, manteniéndose insobornable y súbdito a la que reconocía como su Patria o Madre Patria, España. San Miguel dejó de pagar tributos a España, para pagárselos al Principado de San Salvador. Es vital para la Historia de San Miguel conocer la vida del mártir Justo Zaldívar.

Pero ¿por qué razón fueron hombres –en su mayoría- sansalvadoreños y santanecos quienes solitariamente osaron rebelarse contra la Corona Española?.

Pues también por razones de origen, por Ius Sangüini (Derecho de Sangre).

A parte de las distintas teorías conocidas a través de nuestros historiadores clásicos (intereses mercantiles de los próceres y sus vínculos con la Curia, las ideas progresistas surgidas con la Rev. Francesa, Guerras sin sentido como la de Flandes, la decadencia del Reino Español y del Siglo Largo), pretendo modestamente profundizar en una hipótesis que –de igual forma- propició el inicio de la Independencia de C. A. en San Salvador: posiblemente uno de esos motivos en ser los primeros en buscar la Emancipación, fue en razón de la masa Ius Sangüini que en las venas de El Salvador corría. Nuestros verdaderos Pater Patriaes (Padres de la Patria) descendían directamente de españoles, al igual como podemos descubrirlo en los genes de los fundadores del resto de países que hoy celebran dos siglos de Independencia. Todos eran criollos: hijos de españoles nacidos en América, a excepción del libertador Pedro Pablo Castillo, el primer pro-hombre legítimamente salvadoreño (mestizo: descendiente de autóctono y español o criollo).

Nuestros próceres eran nuevos españoles no reconocidos como tales, y que no se sentían tales, éstos se consideraban a sí mismos con iguales derechos que sus progenitores aun habiendo nacido fuera de España. Ius Sangüini i Ius Terroni. La Historia de nosotros los inmigrantes, quienes en algún momento de nuestra Odisea, ni nos consideramos salvadoreños, ni estadounidenses, ni australianos, ni españoles, etcétera, somos despatriados. De todos es conocido que existe una diferencia de valores entre la primera, segunda y tercera generación de miembros de familias inmigrantes. De ahí que los independentistas comenzaron a apreciarse como salvadoreños y recusaron la españolidad de sus padres o abuelos, por Derecho de Tierra o Ius Terroni.Los próceres idearon como valor una Nación libre de Señorío. Para ilustrar la idea por analogía, a la fecha, todo aquel que nace en territorio de E.E.U.U. es considerado ciudadano de ese país por Ius Terroni (Born in the USA, Bruce Springsteen), aun no siendo -el nacido o nasciturus- hijo de descendientes de bárbaros anglosajones invasores e inmigrantes o hijo de nativos navajos o tacomas conquistados a través de guerras, mucho más inhumanas y agrias que las nuestras. En E.U.A. i Canadá no se fusionaron los mundos. El hombre norteamericano-anglosajón propiamente dicho, no existió como tal, no existe.

Los pueblos mayenses-pipiles de San Salvador- Santa Ana -Sonsonate y los lencas-ulúas de San Miguel poseemos en nuestras venas un origen tanto ibérico como amerindígena, los que más de Centroamérica hablando en tiempos coloniales y post-coloniales. Por ese motivo –y tal como podemos observarlo- la gran mayoría de salvadoreños poseemos patronímicos castizos, vascos, andaluces, gallegos o catalanes, moriscos o judaicos (España como crisol de indo-ibéricos, europeos, judíos y árabes). Distinguid salvadoreños y migueleños en vuestras propias familias, tanto blancos como morenos o trigueños (un gran porcentaje de la población española no es de piel blanca, sino morena, morisca, fenicia o judaica), mirad a vuestros familiares con ojos negros, verdes o azules. ¿Acaso creéis que los llamados Hijos del Sol (albinos) provienen de los chortis o pocomanes, de los chinos o de los hindúes?. ¿Por qué son nuestros parpados rasgados o achinados? Distinguid al hombre blanco con caras mayas y lencas, así como a los morenos con caras ibéricas.

Echemos un vistazo a los espejos de casa y toquemos nuestras narices, calvicies, barbas y cabellos, descubramos nuestras facciones y cuerpos tanto americanos como españoles e imaginemos ver -en nosotros mismos- a nuestros antepasados con las vestiduras y armas del siglo XVI, en ambas etnias luchando junto al hijo mestizo. ¿Recordáis el fantoche de La Narizona de las fiestas patronales de algunos de nuestros pueblos?, lo cual –presumo- representa una forma satírica de los autóctonos de ridiculizar el rasgo románico de los españoles y mestizos. Contrario a lo que se cree, también los españoles son mestizos, pues sus indios también fueron conquistados y sodomizados por los soldados de Roma.

Lamentablemente, las consecuencias de haber sido elegidos para blanquear o españolizar nuestra sangre, fue la casi destrucción de nuestra identidad ancestral y cultura milenaria, la muerte y desprecio de nuestras lenguas autóctonas (rasguemos nuestras vestiduras gringas porque hace décadas en la Zona Oriental se extinguió el lenguaje lenca-potón), lloremos la pérdida ab ignorantia de nuestra valiosa arqueología, el destierro de nuestras deidades y el cataclismo sistemático de nuestras urbes arcaicas. Sistemáticamente se programo una nueva codificación en nuestra memoria, un nuevo pueblo en el que nadie sería de sangre pura, se creó una estirpe centroamericana-hispánico-hebraica-arábiga (elegida por Dios-Jehová-Alá) diseñada para la lucha (Unión) y para sentirse autómata (Libertad).

Sabia Madre Mestiza, nueva sangre para viejos problemas.

España pagó el mismo precio por haber sido romanizada, los que más en Europa. De la misma manera que nosotros, la cultura autóctona ibérica no prevaleció sobre la románica, hace siglos su identidad original sucumbió en todas sus forma y todos sus pueblos fueron destruidos. La Historia del Mundo. Leed la heroica Guerra de Numancia. Nadie en España habla el idioma original de los Iberos, ni catalanes, ni gallegos, ni andaluces, nadie conoce el origen del complejo lenguaje de los vascos. Por algún motivo natural o por estrategia militar los indoíberos fueron escogidos por los romanos para acrecentar el caudal y dominios de su Imperivm. El Hombre de Oro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada