En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

jueves, 29 de septiembre de 2011

POR ATREVERME A DENUNCIAR ESTOS ACTOS ME LLAMAN MAL SALVADOREÑO II

Quien los entiende, si solo hacemos lo que otros dicen hacer “Promover la contraloría social para hacer la diferencia y generar mayores niveles de confianza en la Comunidad salvadoreña” y “demandar respeto a nuestra imagen y dignidad”Promovemos la integración que nos lleve a trabajar en unidad por un objetivo común, ya que no compartimos el divisionismo”

¿Callarse o no callarse? he ahí el dilema.

Nos queda claro que los objetivos y causas de los salvadoreños en el extranjero, las cuales deberían de abordarse de forma integral y trabajar unidos para alcanzarlos, desde nuestro punto de vista deberían ser:

• Una reforma Integral Migratoria Comprensiva

• Manifestarse en contra de toda política segregacionista y discriminativa que atente contra los derechos humanos del individuo y principalmente las practicas en detrimento de los inmigrantes, así como de todo aquel que se manifieste en contra de la voluntad y deseo colectivo, que por sus propios intereses, hipocresía, faltos de identidad, principios y valores además de vende patrias por unos dólares más, respaldan aquellos que las promueven.

• Que se nos otorgue el voto en el exterior y se nos reinstale nuestro derecho a una identidad.

• Demandar un mejor servicio de las oficinas consulares, acorde a nuestros derechos y a lo que representamos con nuestro aporte a través de las remesas nostálgicas. Ciudadanos salvadoreños radicados en el extranjero y que aportamos al desarrollo socioeconómico y cultural de nuestra nación por convicción, patriotismo y nacionalismo.

CITO.
“Seguiremos desarrollando una política de “Puertas Abiertas” y con visión y Política de Estado, de cero tolerancia a los malos tratos, acorde al mandato del Presidente Funes; y seguiremos actuando con mecanismos transparencia y dispuestos a rendir cuentas y promover contraloría social para hacer la diferencia y generar mayores niveles de confianza en la Comunidad salvadoreña y en toda la población de nuestro querido país, El Salvador. ¡Qué Dios me les Bendiga a Todos y a Todas!”

Nos es claro que una de las funciones del titular del consulado, es representar a los ciudadanos salvadoreños ante terceros, así como defender sus derechos en el extranjero, además de enaltecer la imagen de la nación por ende de la comunidad que le han encomendado representar. Esa es su Labor.

Pero ello no implica asumir la representación plena y tomarse atributos que solo le atañen a la comunidad respecto a su realidad concreta. “Por que vivimos en el extranjero y convivimos con otras culturas, ya que al igual que ellos, los salvadoreños somos inmigrantes en una tierra ajena a la que nos vio nacer” Y tenemos nuestros propios intereses y convicciones, que no son afines al plan de gobierno ya que conllevan objetivos diferentes. La nuestra es sobrevivencia en una sociedad ajena a la que nos vio nacer.

Deberá gestionar o intermediar a favor de la comunidad y fungir como un facilitador de medios que la comunidad demanda para sentar las bases de su desarrollo socioeconómico, cultural y educativo. Porque de ello también se beneficia nuestra nación y lo más atractivo sin costo alguno.

Pero no es su función determinar las directrices y/o manipular las buenas acciones e intenciones de la comunidad, para orientar a dar cumplimiento a la ley del azadón que por años nos ha impuesto el GOES sin que exista la reciprocidad y por ente no se nos valué como lo que realmente representamos para la económica del país. Independientemente quien esté sentado en la silla.

Se implementen prácticas de compadrazgo y/o colusión para favorecer de una pequeña elite de parásitos salvadoreños que crecen bajo la sombra del consulado o contribuya a fomentar el divisionismo y segregacionismo entre salvadoreños.

Avale o secunde acciones que atentan contra los intereses de la colectividad, por iniciativa propia o producto de la manipulación algunos que venden nuestra dignidad por unos dólares más. Víctima o no, le damos el beneficio de la duda.

Pero apoyar a figuras u oficiales electos que se han manifestado ser anti-inmigrantes. No representa la posición e intereses de la mayoría de salvadoreños en Long Island, porque ello representa atentar contra su propia dignidad e integridad. Solo falta que el mismo consulado les provea la lista a cambio de favores políticos o para favorecer a un compadre. Ya alguien lo hizo, por causa de este compadre sanguijuela, un salvadoreño fue deportado y hoy sale en las fotos con una pose de “Yo no fui”

No nos explicamos cómo el ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador avala, esta mal aplicada política de puertas abiertas, ya que mientras el Departamento de Justicia de Estados Unidos (Fiscalía General) después de una investigación de dos años cuestiona seriamente a la policía del condado de Suffolk, Nueva York, recomendándole una acción más enérgica para proteger a los latinos y brindarles mejores tratos, por su parte. ¿El gobierno salvadoreño entrega sendos reconocimientos a este departamento por su labor?

Como es posible que no se entienda que dada la gran concentración de salvadoreños en esta área y que  nuestro país el único que tiene un consulado en Long Island. Toda acción política se reviste de una mayor dimensión en la lucha en favor de los derechos de los inmigrantes. Pero en cambio se aprovecha el momento político para otorgar reconocimientos a instituciones bajo la responsabilidad de emblemáticos antiinmigrantes como Steve Levy, ejecutivo del Condado de Suffolk o para concertar reuniones de políticos nacionales con Peter King.  Errores crasos que solo son concebibles en la mente de un párvulo o de influyentes manipuladores vende patria y/o comunidades por unos dólares más.

Si el GOES no nos va a proteger a través de los consulados, que al menos no los afecten.

Una cosa es trabajar para la comunidad: Ello significa cumplir su rol laboral encomendado por el GOES y otra cosa es trabajar con la Comunidad, donde su rol es de facilitador. Porque ya sabemos lo que queremos, cuáles son nuestras necesidades acorde a nuestra realidad concreta, lo que se necesita es cooperación para maximizar los recursos, para que comunidad y nación se favorezcan, no requerimos que nos cambien nuestro rumbo por que ni el GOES, ni sus representantes conocen nuestra realidad y necesidades, simple y sencillamente porque no es su diario vivir.

Si es del menester del oficial a cargo del consulado interponer sus buenos oficios para comenzar a trabajar por la integración de nuestra comunidad y trabajar por objetivos comunes sírvase tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

No permitir el uso de las instalaciones del Consulado para que allí se realicen ventas de seguros o cualquier otro tipo de bienes y servicios, eso es ilegal, ceder el uso de los bienes del estado para en enriquecimiento particular de un tercero, no importa que este sea salvadoreño y que no le guste salir en las fotos…y además Arenero si conoce el árbol genealógico.

No permitir que se usen las instalaciones del Consulado como medio para el desarrollo de terapias para superar complejos o vendettas, permitiendo que se difame la integridad de otros salvadoreños acusándolos de malos salvadoreños, confabuladores o instigadores, si no tienen las pruebas que los respalden. En pocas palabras hacer caso de chambres de viejas placeras o barriobajeras como bien dice mi amigo Luxy.

Dejan de andar dando declaraciones sin pensar las consecuencias antes, para que después no se queje por doquier argumentando que no me quieren o que no se le deja hacer su trabajo, si es precisamente nuestro mayor deseo. Que haga bien su trabajo y de forma correcta.

Que de cumplimiento a lo declarado al co-latino y comience a ejecutar, para que no quede en simple paja. Contraloría social, rendición de cuentas y transparencia. Aquí hay algunos puntos pendientes.

• La rendición de cuentas del bailongo 2010 realizado en el Consulado de parte de las organizaciones al frente y sus titulares se han hecho los suizos desde hace un año. Oscar Landaverde, presidente vitalicio de Salcony y Manuel Oliva, presidente vitalicio del Comité Nuestra Señora de la Paz y actual presidente del octavo sector de Arena en NY.

• Interceder por la devolución de los derechos por espacios pagados por vendedores que participarían en el festival centroamericano en el Ross Park, donde de nuevo esta involucrado el Sr. Oliva.

• Y que nos puede decir respecto a una pérdida de dinero en las oficinas del dui-centro, un aparente secreto a voces.

• Cuál es la inversión social que se ha derivado de los bailongos 2010 y 2011 que se haya realizado a favor de la comunidad en Long Island o en su defecto se haya favorecido a nuestra nación, realizado por organizaciones salvadoreñas usando de parapeto a la comunidad.

• Cuáles son las organizaciones salvadoreñas reconocidas por el Consulado, debidamente inscritas y autorizadas para captar donaciones deducibles de impuestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada