En una cita bibliográfica, Violeta Bonilla (1926-1999) expresa sobre el significado de la figura: “Quise representar un hombre sin ataduras, sus manos sueltas expresan la libertad intangible, y los cuatro picos del fondo representan otras cuatro naciones centroamericanas”

martes, 21 de agosto de 2012

El director del sector empresarial arenero debe renunciar de CEL


El director del sector empresarial arenero debe renunciar de CEL
Marvin Aguilar

Hace algunos días Donato Vaquerano, jefe de fracción de ARENA en la Asamblea Legislativa decía en relación a la militancia de Ovidio Bonilla en el FMLN: por ética debería de renunciar a ser presidente de la Corte Suprema de Justicia.

El honor obliga, esta misma máxima es aplicable al director nacional del sector empresarial de ARENA Tom Hawk que según reveló el presidente de la república en la entrevista matutina Frente a Frente ocupa un cargo que le genera dietas, seguro, viajes, viáticos de una de las principales autónomas que el Estado, ahora en manos del FMLN posee.

Los señalamientos del presidente Funes dejan en mal predicado las demandas de probidad y transparencia que la ANEP y ARENA han venido demandando al gobierno de izquierda.

Entendiendo que, si bien tiene derecho uno por ser ciudadano a ocupar un puesto por más de 10 años en CEL, igual podrían todos sin importar si son de algún partido político aspirar y no ser señaladas esas nominaciones como conflictos de intereses cuando desde la derecha se hace exactamente igual y por muchos años ya.
Sostengo que, quejarse porque no me sirve a mí  pero callar cuando me beneficia, es doble moral, no ser honesto y esconde una mala intención de poseer el poder por el simple hecho de detentarlo, una idea de todos somos iguales ante la ley, pero otros serán más iguales que otros.

ANEP ha anunciado que retirará a todos sus representantes de todas las instancias del gobierno, debido a la reforma que acusan de un madrugón legislativo – que es otro más de la cadena de 20 años de madrugones legislativos-  por ser inconsulta y vengativa por haberse manifestado en apoyo a la defensa de la Constitución.

¿Vivimos en El Salvador una dictadura?

Nos parece que, los reclamos deben ceñirse a la elegancia, la cual nunca debe perderse. Alzar la voz es señal de miedo o de que no se sabe de lo que se habla.
Alguien puede tener la razón absoluta pero, la exageración, insulto, escándalo y la histeria hacen que se pierda legitimidad en lo reclamado y, ante la población se percibe que si se enojan es porque molesta.

Y esto eleva los ratings de popularidad del presidente Funes. ANEP desde hace algunos temas parece que lucha en la oscuridad y esto solo puede suceder porque ignora cómo hacer una lucha política.

Esto sería consecuencia del cansancio, perdida de habilidades que la edad va eliminándonos. La izquierda le está enseñando a la derecha que no siempre ganará quien tenga más fuerza, sino quien utilice la imaginación, espera, se retira y actúa contundentemente.
Decir que nuestro país es una dictadura o que cuando menos se comienza a construir una, decir esto en la actual América Latina es no darse cuenta del contexto que vivimos en el hemisferio. Una dictadura no se declara se vive en el día a día ¿siente esto el pueblo salvadoreño?  
Aquel marzo de 2009, la noche que ARENA reconoció que había perdido las elecciones, los periódicos de Europa que publicaron la noticia decían lo siguiente: la ex guerrilla del FMLN ha derrotado electoralmente a una de las derechas más recalcitrantes de la América Latina. Esto en lo particular me indigno mucho porque estoy muy lejos de ser reaccionario.   
No sé si toda la ANEP está de acuerdo con la estrategia de solo atacar lo fuerte y no lo débil que la actual cúpula empresarial ha puesto en práctica, porque esta conducta está haciendo que hasta ahora siempre haya sido CAPRES quien ha impuesto su agenda sobre el discurso más enojado que lógico de ANEP.
Los empresarios no hacen lo inesperado, sino lo de siempre y eso hace que la contra ofensiva del gobierno sea en todos los casos veloz y eficiente.
Definitivamente si ANEP no se ha dado cuenta que Mauricio Funes no es Napoleón Duarte y que no estamos en 1984 sino en 2012, que no están jugando ajedrez sino damas chinas van directo a perder primero la paciencia y después los estribos y desde luego elecciones.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada